Pasar al contenido principal

Mariangela Marseglia, responsable de Amazon en España, lamenta que Hacienda quiera adelantar el cobro de la tasa Google: "El mercado no es solo un país, necesitamos normas globales"

Mariangela Marseglia
La vicepresidenta de Amazon y 'country manager' en Italia y España, Mariangela Marseglia. Amazon
  • El Ministerio de Hacienda ha adelantado este jueves a noviembre el cobro de la tasa Google, a pesar de que aún no ha sido aprobada en el Congreso. 
  • Amazon cree que un impuesto unilateral no una buena solución, sino que debería regularse a nivel global, según ha manifestado la vicepresidenta de la compañía y country manager en Italia y España, Mariangela Marseglia, en una entrevista con Business Insider España.
  • "Estamos absolutamente a favor de una solución compartida dirigida por la OCDE", ha indicado Marseglia, que ha rechazado un impuesto nacional. "Si un gobierno hace algo solo, de manera aislada, creará un terreno de juego desigual".
  • Pedro Sánchez ha recordado este domingo en rueda de prensa que estas grandes corporaciones "no están pagando impuestos" en España y que es urgente que así sea. Así lo ha remarcado ante las preguntas de este medio.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El Ministerio de Hacienda ha adelantado este jueves a noviembre el cobro de la tasa Google, a pesar de que aún no ha sido aprobada en el Congreso. Así lo adelantó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su comparecencia en la Comisión de Hacienda del Senado.

Al respecto, Amazon opina que un impuesto unilateral no una buena solución, sino que debería regularse a nivel global, según ha manifestado este viernes la vicepresidenta de la compañía y country manager en Italia y España, Mariangela Marseglia, en una entrevista con Business Insider España.

"Estamos a favor de una solución que sea compartida entre gobiernos, no de solo un gobierno. Creo que si solo un gobierno hace algo así, crea disparidad en el mercado", ha sido clara Marseglia.

"El mercado no es solo un país. El comercio, por definición, es global. Así que necesitamos normas globales. Es lo que pienso. Si un gobierno hace algo solo, de manera aislada, creará un terreno de juego desigual".

Además, ha manifestado que Amazon apoya la tasa destinada a grandes multinacionales que está preparando la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

"Estamos absolutamente a favor de una solución compartida dirigida por la OCDE, que, además, está en curso. Así que la OCDE está trabajando en una solución global a este impuesto digital, y nosotros apoyamos esa solución".

Leer más: Qué es la tasa Google que acaba de aprobar el Gobierno y cómo afectará a las grandes tecnológicas y a los usuarios

El recorrido de la tasa Google en España

La llamada tasa Google irá al Pleno del Congreso la próxima semana donde PP, Vox y Ciudadanos se posicionarán en contra de la creación de este nuevo impuesto, por lo que PSOE y Unidas Podemos deberán recabar los votos suficientes para superar la suma de las tres formaciones de la oposición.

En la opinión de varios grupos de la oposición, la tasa podría dar lugar a una huida de capitales a otros mercados.

El proyecto de ley del impuesto ya se había aprobado en Consejo de Ministros en febrero, tras lo que debe votarse en el Congreso una vez se acuerden las enmiendas pertinentes. Aunque ya había llegado a esta cámara anteriormente, la convocatoria última de elecciones llevó a que su votación se pospusiera.

Leer más: La tasa Google podrá estar lista antes de que se aprueben los nuevos presupuestos, pero no se liquidará hasta finales de año

Con respecto a la tasa que prepara la OCDE, la ministra de Hacienda ha concretado que si finalmente se pacta una tasa Google a escala internacional en el seno de la OCDE la figura española se adaptará ella –aunque ahora mismo los planes de la OCDE están paralizados por la pandemia.

Muchos otros países han buscado implantar impuestos digitales del mismo estilo. En enero, Trump obligó al presidente francés a aplazar su impuesto, ya aprobado, bajo la amenaza de imponer aranceles a todos los productos clave franceses en Estados Unidos, aunque recientemente Francia ha insistido en que lo sacará adelante este año.

La tasa Google española es realmente un impuesto ('Impuesto sobre determinados servicios digitales' es su nombre formal) para que grandes tecnológicas paguen más impuestos en el país, porque a ojos del Gobierno no tributan todo lo que les correspondería en función de lo que ingresan.

El gravamen busca recaudar 968 millones de euros –la banca paga 2.000 millones en impuesto de sociedades– y responde a una preocupación en todo el mundo por los impuestos que pagan las tecnológicas en los países en los que operan.

Afectará a las que ingresen al año más de 750 millones de euros en todo el mundo y 3 millones en España, como explica Alberto R. Aguiar en este vídeo.

Pedro Sánchez remarca que estas grandes corporaciones "no están pagando impuestos" en España

Este domingo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha referido expresamente a la tasa Google y a las declaraciones de Marseglia en rueda de prensa, ante las preguntas de Business Insider España. En ella, ha remarcado que estas grandes corporaciones "no están pagando impuestos" en España y que es urgente que así sea, porque distorsionan el mercado.

"Nosotros lo que dijimos es 'vamos a esperar a que decida la OCDE', que inicialmente iba a ser a finales de este año cuando se planteara esa imposición a corporaciones que, insisto, no están pagando impuestos, no los pagan como los autónomos, no los pagan como las pequeñas y medianas empresas, y por tanto introducen una distorsión en el mercado muy importante", ha subrayado.

"Creemos que es urgente y necesario cuando hablamos de justicia fiscal que estas grandes corporaciones aporten recursos a la Hacienda pública. Si se puede hacer a nivel global, estupendo (...) si puede ser una solución europea, desde luego, el Gobierno de España encantado de que sea así, porque más fuerte será, efectivamente, ese mensaje que lanzamos", ha reforzado.

Amazon no revela datos de cuánto factura en España con su negocio de comercio electrónico –opera a través de la sucursal Amazon Eu–, pero algunos estudios apuntan a que es la compañía que más factura del sector en el país. A nivel europeo, el año pasado facturó 32.185 millones, un 15% más que el año anterior, pero aun así declaró unas pérdidas de 703,8 millones de euros. 

En 2019 sí reveló cuánto ganó en el país a través de las cuatro filiales que utiliza –Amazon Spain Services, para servicios administrativos, financieros y técnicos; Amazon Online Spain, publicidad; Amazon Data Services Spain, antes Amazon Web Services Spain, y Amazon Spain Fulfiment, logística–.

Juntas alcanzaron los 500 millones de euros de facturación en 2018, todo según cifras publicadas por Economía Digital.

Y además