Pasar al contenido principal

Qué es la tasa Google que acaba de aprobar el Gobierno y cómo afectará a las grandes tecnológicas y a los usuarios

  • El Gobierno ha vuelto a aprobar la tasa Google, que inicia por segunda vez su tramitación parlamentaria.
  • Espera recaudar cerca de 1.000 millones de euros, pero el impuesto se liquidará de forma anual en diciembre de 2020. Luego pasará a ser trimestral.
  • De esta forma, se pretende combatir la elusión fiscal de las grandes tecnológicas en el país.
  • España también se compromete a cambiar la ley cuando haya un consenso global sobre cómo debe ser.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Consejo de Ministros ha aprobado de nuevo la tasa Google. El proyecto de ley del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales ya va camino del Congreso de los Diputados para iniciar su tramitación parlamentaria.

Pero, ¿en qué consiste y cómo funcionará? ¿Cómo va a afectar a las grandes empresas, a la economía y a los usuarios?

Una tasa Google que volverá al Congreso tras la parálisis política

Aunque se presentó inicialmente en octubre de 2018 y se aprobó por primera vez en enero de 2019, la convocatoria anticipada de elecciones para el pasado 28 de abril provocó que su tramitación en las Cortes caducara.

Leer más: Google, Facebook o Apple también son una amenaza para la banca privada: los ultrarricos están dispuestos a traspasar unos 11 billones de euros a las tecnológicas

Por esta razón el Gobierno de Sánchez, ahora que tiene plenas competencias tras casi ocho meses en funciones, ha aprobado este nuevo gravamen.

Eso sí: ya no será el país europeo pionero en aplicarlo. Debido a la repetición electoral del año pasado, Francia adelantó a España y aprobó en verano su propia tasa Google, lo que provocó grandes tensiones en su relación con Estados Unidos.

Por qué el Gobierno quiere recaudar más de las tecnológicas

El principal valor que generan muchas tecnológicas lo producen los usuarios: con reseñas en TripAdvisor, 'me gustas' en Facebook o retuits en Twitter. Esas interacciones crean un perfil digital el que las compañías pueden conocer los intereses de sus usuarios.

Leer más: Los entramados de las multinacionales tecnológicas para pagar menos impuestos

Eso se traduce en dinero. Y el Gobierno de España entiende que ese valor lo están generando estas plataformas "sin que repercuta en la sociedad"... ni en las arcas públicas. Una situación que, a juicio del Ejecutivo, debe cambiar.

Por ejemplo, en agosto se supo que 11 de las mayores tecnológicas del mundo apenas habían pagado 52 millones de euros en impuestos en España.

La ministra portavoz María Jesús Montero espera que a finales de año se recauden 968 millones de euros. Aunque la tramitación parlamentaria de este Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales será ardua, cabe esperar que se apruebe a mediados de año.

Cuánto espera recaudar y cuándo será su primera liquidación

De forma excepcional, la liquidación de este nuevo impuesto será anual este 2020. El proyecto de ley prevé que la liquidación sea trimestral —como el IVA—, pero en 2020 será a año vencido.

La razón es que de este modo el Ejecutivo quiere dar margen para que la OCDE y otras altas instancias internacionales consensúen cómo debe ser este impuesto a nivel global. España ha comprometido una reforma de su tasa Google una vez se alcance este acuerdo.

Leer más: La Comisión Europea amenaza con aplicar la tasa Google si la OCDE no llega a un acuerdo

Las actuales expectativas del Gobierno esperan una recaudación menor de 1.000 millones. Cuando se aprobó inicialmente esta tasa a principios de 2019, las previsiones eran mayores: de hasta 1.200 millones.

La disminución, según la ministra Montero, se debe a la "ralentización de la economía".

Qué gravará exactamente la tasa Google y a qué empresas afectará

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Congreso.
REUTERS/Juan Medina

El anteproyecto de ley que ha aprobado el Consejo de Ministros no varía en nada con respecto al que se presentó inicialmente hace año y medio.

Gravará con un 3% los ingresos fruto de estas 3 actividades muy concretas: 

  • La prestación de servicios de publicidad online.
  • Los servicios de intermediación en línea.
  • La venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario.

Leer más: 7 fórmulas que pueden frenar la elusión fiscal de los gigantes tecnológicos, según uno de los lobbys económicos más influyentes de España

Las empresas que se verán afectadas serán aquellas que ingresen más de 750 millones de euros al año a nivel mundial, y cuyo negocio en España genere más de 3 millones en el mismo periodo.

Por esta razón, el Gobierno defiende que no afectará ni a pymes ni a startups.

Por qué hay que estar atentos a las posibles reacciones de EEUU

Como se contaba antes, cuando Francia aprobó su propia tasa Google en verano del año pasado hubo reacciones al otro lado del Atlántico.

Estados Unidos interpretó que el nuevo impuesto francés se estaba dirigiendo injustamente contra empresas estadounidenses. Así, además de las críticas de compañías como Amazon o Google, que consideraron esta norma "injusta", intervino la propia Administración Trump.

El mandatario norteamericano amenazó con elevar los aranceles a las exportaciones francesas y europeas hasta el 100% sobre el valor de productos como el vino.

Leer más: Macron y Trump pactan una tregua por la tasa Google hasta que se imponga una alternativa internacional a finales de año

Ese temor existe también en España: de hecho, en la Sesión de Control del Gobierno de febrero el secretario general del PP, Teodoro García Egea, lamentó que el Gobierno propusiese este nuevo impuesto y predijo una subida de aranceles por parte de Trump.

Y quiénes están en contra de esta nueva tasa Google en España

Prácticamente todas las asociaciones de la patronal de la industria digital. Organizaciones como AMETIC o ADigital encargaron a PwC un informe.

El documento preveía que aplicar la tasa Google en España supondría un impacto de hasta 665 millones de euros en los consumidores, o 560 millones en las empresas por la caída de facturación y aumento de costes.

Digitales, otra asociación de empresas de telecomunicaciones, presentaron varias alegaciones cuando el proyecto de ley estuvo en periodo de consulta pública, a finales de 2018.

El impacto en los consumidores se producirá, según estas organizaciones, debido a que algunas compañías tratarán de compensar el nuevo tipo impositivo elevando los precios o márgenes de algunos servicios. Esto se podría traducir en subida de precios de productos en grandes plataformas de comercio electrónico, por ejemplo.

Y además