7 fórmulas que pueden frenar la elusión fiscal de los gigantes tecnológicos, según uno de los lobbys económicos más influyentes de España

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, y el presidente francés Emmanuel Macron
El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, y el presidente francés Emmanuel Macron
Reuters
  • El FMI, la OCDE, la UE y varios países están estudiando y aprobando propuestas para que las grandes tecnológicas paguen los impuestos que les corresponden.
  • El último informe del lobby económico Fedea señala que la digitalización está agravando los problemas de elusión fiscal y facilita que las multinacionales desvíen sus beneficios a países con un régimen fiscal más favorable.
  • El estudio analiza 7 propuestas de organizaciones internacionales y de Gobiernos de países europeos para frenar la elusión fiscal de los gigantes de Silicon Valley.
  • Fedea concluye que "las soluciones multilaterales son en principio preferibles pero los gravámenes unilaterales de carácter transitorio pueden ser útiles para garantizar una tributación mínima" de las empresas y para fomentar acuerdos internacionales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los entramados societarios a los que recurren las grandes multinacionales tecnológicas para pagar menos impuestos podrían tener los días contados. Tras años canalizando beneficios hacia territorios con una tributación más favorable, varias organizaciones internacionales y países están estudiando cómo conseguir que las tecnológicas paguen los impuestos que les corresponden.

Estas medidas han comenzado a analizarse después de que varios informes confirmasen que los gigantes de Silicon Valley están eludiendo el pago de impuestos. La semana pasada, la organización Fair Tax Mark cifró en 100.000 millones de dólares los impuestos que se han "ahorrado" desde 2010 las 6 mayores tecnológicas, Amazon, Facebook, Apple, Netflix, Google y Microsoft.

Leer más: 11 de las mayores empresas tecnológicas del mundo solo han pagado 52,1 millones de euros en impuestos en España

Sin embargo, los intentos de frenar esta elusión fiscal se están topando con la resistencia del Gobierno de EE.UU., que ha impuesto aranceles a Francia por implantar una tasa Google y ha amenazado con represalias contra la Unión Europea en general y a España en particular si aprueban impuestos a las grandes tecnológicas, que mayoritariamente son estadounidenses.

Francia, España y la UE no están solas en su intención de garantizar que las multinacionales cumplen con sus obligaciones fiscales donde les corresponde. Un reciente estudio de Fedea, uno de los lobbys económicos más influyentes del país, analiza las propuestas que se están desarrollando para frenar lo que califica de "planificación fiscal agresiva de las multinacionales".

El documento señala que la digitalización está agravando los problemas de elusión fiscal y ha facilitado que las multinacionales desvíen sus beneficios a países con un régimen fiscal más favorable. Estas prácticas, según Fedea, han provocado "competencia fiscal entre países" y han obstaculizado "la competencia en igualdad de condiciones" entre empresas.

El estudio aclara que "estos problemas no los ha provocado la digitalización, ni son exclusivos de las empresas de este sector", por lo que concluye que "las soluciones no pueden afectar solo a las empresas digitales". Por ello, el lobby analiza las distintas propuestas que se están estudiando o aplicando dentro de "una de las agendas de reforma más acuciantes".

Leer más: Amazon, Facebook y Google se lanzan a la carga para criticar el "injustificable" impuesto digital que ha aprobado Francia y estudia imponer España

Ante la dimensión global del problema, el documento afirma que, de forma general "las soluciones multilaterales son en principio preferibles" a las que están poniendo en marcha algunos países de forma unilateral. Sin embargo, también aclara que las medidas unilaterales "pueden ser útiles para garantizar una tributación mínima" de las empresas y para fomentar acuerdos internacionales.

Estas son 7 propuestas de organizaciones internacionales y gobiernos estatales para que las multinacionales tecnológicas paguen los impuestos que les corresponden y sus principales ventajas e inconvenientes, según el informe de Fedea.

El FMI propone un tipo mínimo para las multinacionales y medidas para frenar el traslado de beneficios

La directora gerente del FMI, Kristalina GeorgievaLa directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva
La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva
REUTERS/Arnd Wiegman
  • En qué consiste: está estudiando 5 alternativas, que pasan por crear un tipo mínimo para los beneficios de una multinacional sin importar dónde los haya conseguido, recaudar el impuesto de sociedades en la jurisdicción de destino, aplicar deducciones por adquisición de bienes de inversión, cuantificar una única base imponible que se pondere en cada país y sustituir la exigencia de una presencia física de la empresa por una presencia económica significativa según sus ingresos o su número de usuarios en un territorio.
  • Ventajas: ofrece 5 alternativas para facilitar la protección contra el traslado de beneficios de las multinacionales y la competencia fiscal entre países.
  • Inconvenientes: Fedea echa en falta "un factor crucial para alcanzar el consenso internacional" que permita aplicar estas medidas, que es el análisis de las consecuencias de aplicar estas alternativas.

La OCDE apuesta por un acuerdo global que desincentive el traslado de beneficios de las multinacionales antes del fin de 2020

Angel Gurría, secretario general de la OCDE. Angel Gurría, secretario general de la OCDE.
Angel Gurría, secretario general de la OCDE.
Reuters
  • En qué consiste: esta organización propuso el pasado mes de mayo un programa de trabajo para alcanzar una solución consensuada antes del fin de 2020 para frenar unas pérdidas por elusión fiscal que estima entre 100.000 y 240.000 millones de dólares al año (entre 90.200 y 216.600 millones de euros)
  • Ventajas: el documento afirma que la OCDE "conjuga elementos comunes de 3 propuestas alternativas de los países miembros" e incluye establecer un tipo mínimo de tributación, una regla de inclusión de rentas que grave en el país de origen de la empresa los ingresos que recibe de sucursales y filiales y frenar tanto la duplicidad de deducciones como la doble imposición.
  • Inconvenientes: Fedea considera que los 2 pilares sobre de las medidas propuestas por la OCDE "están en su fase inicial de desarrollo" y su eficacia dependerá de "sucesivos porcentajes acordados por los Estados".

Leer más: Francia se defiende de la ofensiva de Estados Unidos contra la tasa a los servicios digitales y les pide que aceleren el acuerdo internacional de la OCDE

La UE negocia una única base imponible que se distribuya según la presencia de la empresa en cada Estado miembro y, a corto plazo, un impuesto específico a los ingresos de las tecnológicas

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión EuropeaUrsula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea
Reuters
  • En qué consiste: las propuestas de la UE se basan en una de las alternativas propuestas por el FMI, la que apuesta por una Base Imponible Consolidada del Impuesto sobre Sociedades (BICCIS) que se pondere y distribuya en cada país miembro. Además de esta solución, Bruselas ha optado por poner en marcha a corto plazo un impuesto sobre la publicidad digital.
  • Ventajas: Fedea aclara que se está debatiendo "un instrumento aplicable a todas las sociedades, digitales o no", con normas comunes a todos los Estados afectados y que "fija reglas más claras de determinación y reparto del beneficio". Además, considera que pueda "neutralizar las estrategias relacionadas con la deducibilidad abusiva de intereses y el diferimiento de la tributación de beneficios entre filiales y establecimientos permanentes".
  • Inconvenientes: el estudio destaca que la BICCIS "no resuelve definitivamente los problemas de localización estratégica". Respecto al impuesto sobre publicidad digital, señala que no grava la venta de datos de usuarios y que no hay unanimidad entre los 28 para aplicar esa tasa.

Francia ha aprobado un impuesto del 3% sobre los beneficios de las tecnológicas con más ingresos en el país

Reuters
  • En qué consiste: el pasado mes de julio el Parlamento francés aprobó el impuesto GAFA, su propia versión de la tasa Google, con la que grava el 3% de los ingresos brutos de publicidad, por intermediación en plataformas online y reventa de datos privados. Se aplicará a empresas con actividades digitales que facturen más de 750 millones de euros en todo el mundo o más de 25 millones en Francia.
  • Ventajas: el estudio destaca que lo que se paga por esta tasa se deduce de las cuotas del impuesto de sociedades y que París espera recaudar 400 millones de euros en 2019 y elevar esta cifra a 650 millones en 2022.
  • Inconvenientes: Fedea apunta que "la aprobación de este impuesto ha dado lugar a un conflicto comercial con EE.UU., al considerar estos que su establecimiento supone una discriminación para sus empresas tecnológicas". 

Leer más: 3 elementos de la tasa Google francesa que podrían desembocar en un acuerdo internacional para que la economía digital pague impuestos

En Italia entrará en vigor en 2020 un impuesto del 3% sobre servicios digitales entre empresas

Giuseppe Conte, primer ministro de ItaliaGiuseppe Conte, primer ministro de Italia
Giuseppe Conte, primer ministro de Italia
REUTERS/Yara Nardi
  • En qué consiste: los presupuestos para 2020 que ha elaborado el Gobierno italiano incluyen un impuesto del 3% sobre los servicios digitales de empresas con ingresos totales de más de 750 millones de euros y de más de 5,5 millones en Italia.
  • Ventajas: el Ejecutivo italiano prevé recaudar 600 millones de euros al año y se ha comprometido a derogarlo si se llega a aplicar una solución de ámbito internacional.
  • Inconvenientes: el informe considera que se trata de "un impuesto de tipo B2B (business to business, en inglés) que gravará exclusivamente las transacciones entre empresas, y no las realizadas entre usuarios particulares".

En España, el Gobierno en funciones prevé aprobar tras la investidura su versión de la tasa Google

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones.Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones.
REUTERS/Sergio Perez
  • En qué consiste: el Gobierno en funciones aprobó la legislatura pasada la tasa Google, pero quedó sin efecto debido al adelanto electoral. Se trata de un impuesto del 3% sobre los ingresos de empresas digitales con una cifra de negocio que supere los 750 millones en todo el mundo o 3 millones en España.
  • Ventajas: el Gobierno prevé recaudar anualmente unos 1.200 millones de euros y el documento destaca que se ha redactado para evitar gravar los ingresos de pymes y para ser derogado si la UE aprueba una medida similar.
  • Inconvenientes: Fedea destaca que parte de la facturación quedaría excluida del impuesto, como "los ingresos derivados de la venta de bienes o servicios entre los usuarios en el marco de un servicio de intermediación en línea", el suministro de contenidos digitales y determinados servicios financieros". 

Leer más: El Gobierno aprueba la polémica Tasa Google: cómo te afectará y por qué serás el gran perjudicado   

En Reino Unido, en abril entrará en vigor un impuesto del 2% sobre determinados servicios digitales

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido.Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido.
Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido.
REUTERS/Yara Nardi
  • En qué consiste: el informe señala que el Digital Service Tax entrará en vigor dentro 5 meses y que supondrá una tasa del 2% sobre los ingresos de empresas digitales que facturen más de 500 millones de libras (algo menos de 600 millones de euros) en todo el mundo o 25 millones de libras (unos 29,7 millones de euros) en Reino Unido.
  • Ventajas: Fedea destaca que la recaudación que prevé el Gobierno británico es de 275 millones de libras (sobre 327 millones de euros) en el año fiscal 2020-21, 370 millones de libras (en torno a 440 millones de euros) en 2021-22, 400 millones (algo más de 475 millones de euros) en 2022-23 y 440 millones de libras (unos 523 millones de euros) en 2023-24. Como otras medidas unilaterales, se derogará en cuanto "se aplique una solución internacional apropiada".
  • Inconvenientes: el DST solo se aplicará a multinacionales tecnológicas y sobre los ingresos derivados de actividades específicas de motores de búsqueda, redes sociales y marketplaces que hayan disfrutado usuarios en Reino Unido.

LEER TAMBIÉN: Los entramados de las multinacionales tecnológicas para pagar menos impuestos

LEER TAMBIÉN: Amazon, Facebook, Apple, Netflix, Google y Microsoft, acusadas de eludir 100.000 millones en impuestos desde 2010

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Impuestos
  2. Evasión fiscal
  3. Silicon Valley
  4. FMI
  5. OCDE
  6. Unión Europea
  7. Listas
  8. Trending
  9. Top