Amazon te ha observado y escuchado durante años: la compañía va a pagar 28 millones de euros por haber vulnerado la privacidad con Alexa y Ring

Amazon Echo Dot Alexa

Reuters

  • Las grandes tecnológicas siempre han estado en el punto de mira de los organismos reguladores por el posible uso indebido que hacen de los datos de los usuarios.
  • En este caso, Amazon va a pagar 2 multas, una de 25 millones de dólares y otra 5,8 millones, para intentar zanjar las acusaciones de violación de los derechos de privacidad de su asistente de voz, Alexa, y de su videoportero, Ring.

Los organismos reguladores suelen tener un ojo puesto sobre las grandes tecnológicas. Apple, Google, Microsoft, Meta —matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp— o Amazon son investigadas a menudo por autoridades como la Comisión Europea, la Autoridad de Competencia y Mercados británica (AMA, por sus siglas en inglés) o la Comisión Federal de Comercio estadounidense (FTC).

En ocasiones estas empresas deben hacer frente a multas multimillonarias por haber incumplido determinados preceptos legales y, aunque Amazon no suele ser una de las que salen peor paradas, en este caso sí que le ha tocado pagar. 

La compañía fundada por Jeff Bezos ya se ha enfrentado a importantes condenas en materia de privacidad. En el año 2021, la Comisión Nacional de Protección de Datos de Luxemburgo ordenó a Amazon pagar 746 millones de euros por vulnerar el derecho a la privacidad de sus consumidores. En esta ocasión, la tecnológica debe hacer frente de nuevo a una multa relacionada con esta cuestión.

Amazon ha acordado pagar a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos unos 28 millones de euros en relación a 2 casos relacionados con 2 de sus productos: Alexa y Ring

La vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Competencia, Margrethe Vestager

La FTC ha acusado a Amazon de violar los derechos de privacidad de los niños al no eliminar las grabaciones de Alexa a petición de los padres, según ha publicado la BBC. En su lugar, la empresa habría conservado esos datos durante años y los habría utilizado ilegalmente para entrenar el algoritmo de Alexa.

Samuel Levine, director de la Oficina de Protección al Consumidor de la FTC, ha acusado a Amazon de "engañar a los padres, conservar indefinidamente las grabaciones de los niños y burlarse de las peticiones de borrado de los padres". Por este motivo, la compañía se ha comprometido a pagar 25 millones de dólares —unos 23 millones de euros— a la Comisión Federal de Comercio estadounidense. 

Además, la división de alarmas y videoporteros de Amazon, Ring, también va a pagar una multa de unos 5,5 millones de euros por haber ofrecido a sus trabajadores acceso ilimitado a los datos de los clientes. Según recoge la BBC, la tecnológica habría permitido a "miles de empleados y contratistas" ver grabaciones de los espacios privados de los clientes.

"El desprecio de Ring por la privacidad y la seguridad expuso a los consumidores al espionaje y el acoso", ha declarado Levine. "La orden de la FTC deja claro que poner el beneficio por encima de la privacidad no compensa".

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.