Apple ha patentado tejidos inteligentes que se integrarían en el Apple Watch y más productos, pero, ¿para qué?

Apple Watch Serie 5.
Apple Watch Serie 5.
REUTERS/Brendan McDermid
  • Estos tejidos inteligentes expandirían mucho las posibilidades de Apple en cuanto a ciertos accesorios y productos como el Apple Watch.
  • Hay bastantes posibilidades de que Apple le de un uso orientado hacia la salud a esta tecnología.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El I+D+i supone una parte muy importante de una empresa de la magnitud de Apple, y más en un sector tan cambiante. Por ello Apple, que superó a Samsung en el último trimestre de 2020, no para de pensar en cómo será su futuro, y en qué habrá en su catálogo de productos el día de mañana. Al fin y al cabo, los productos que salen al mercado son fruto de años de trabajo.

Ahora, Apple ha registrado en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos una nueva patente en la que se puede ver que la compañía está nadando en la dirección del tejido inteligente. Es decir, en prendas de ropa o accesorios que cuenten con circuitos en el tejido con los que se pueda interactuar mediante botones o sensores.

Esta tecnología de Apple se podría aplicar a dispositivos ya existentes, como el Apple Watch, que utiliza correas en las que se podría introducir esta tecnología para interactuar con el reloj de una manera totalmente diferente a lo que se ha visto por parte de Apple. O incluso para ahorrar espacio en el propio reloj, haciendo que algunos sensores se encuentren en las correas.

Patente de Aplpe tejido
PatentlyApple

Según recoge PatentlyApple, se podría interactuar con estos tejidos inteligentes de diferentes maneras, ya que estos pueden incluir sensores que emitan y detecten luz, proximidad o incluso temperatura, por lo que las posibilidades que tiene Apple en este sentido son amplias. La compañía debe pensar, eso sí, en cuál es la mejor fórmula para comercializar las aplicaciones de esta patente.

Otra de las posibilidades que hay con esta tecnología es la de introducir sensores capaces de reconocer, por así decirlo, gestos tridimensionales realizados con la mano gracias a los cuales también se podría interactuar con el reloj. O incluso sensores de fuerza que detecten el nivel de presión ejercida para actuar de una manera diferente en función del grado de presión.

Este es el prototipo del primer Apple Watch: no se parece en nada a un reloj

Desde luego, las posibilidades son abundantes, y Apple parece estar centrándose bastante en la tecnología al servicio de la salud, por lo que no sería de extrañar que la compañía implementara esta innovación con vistas a ayudar al usuario a medir y cuidar su estado de salud y de forma física. Algo que ya hace con el Apple Watch, por ejemplo.

Otros artículos interesantes:

Apple ha comprado 100 empresas en los últimos 6 años, una cada 3 ó 4 semanas

Apple supera a Samsung como marca de móviles más vendida durante el último trimestre de 2020 por primera vez desde 2016, según Gartner

Te recomendamos

Y además