Las ayudas directas de España a las empresas son de las más restrictivas y bajas de Europa y llegan más tarde, según la Autoridad Fiscal

Las ayudas directas de España a las empresas son de las más restrictivas y bajas de Europa y llegan más tarde, según la Autoridad Fiscal

Susana Vera/Reuters

  • Las ayudas directas de 7.000 millones de euros aprobadas por el Gobierno español son de las más restrictivas de Europa y de las que menos fondos dedican en proporción al PIB, y llegan un año más tarde, compara la Autoridad Fiscal.
  • Según sus estimaciones, las ayudas directas de España suponen un 0,6% del PIB y se encuentran en niveles similares a los de Portugal y Bélgica y por encima de Irlanda, pero por debajo de Francia (1%), Italia (1,5%), Alemania (3,5%) y Holanda (4%).
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El pasado 12 de marzo, el Gobierno español aprobó el decreto que incluye el paquete de 11.000 millones de euros en ayudas directas, reestructuraciones de deuda y recapitalizaciones para empresas, pymes y autónomos de los sectores más afectados por la pandemia, con el objetivo de contribuir a su solvencia.

De ellos, los fondos para ayudas directas a pymes y autónomos afectados por el coronavirus, a repartir por las comunidades autónomas, se elevan a 7.000 millones de euros y se destinarán a cubrir gastos fijos y reducir deuda con proveedores.

Sin embargo, debido a las restricciones impuestas para la recepción de estos fondos, con el objetivo de que solo lleguen a los sectores más afectados, se calcula que apenas en torno a 180.000 empresas españolas, un 8% del total, cumplen los requisitos y pueden por tanto optar a estas ayudas.

Entre dichos requisitos se encuentran haber cerrado 2019 con resultado positivo o no acumular impagos de impuestos o de cuotas a la Seguridad Social, así como que la empresa mantenga su actividad hasta junio de 2022, que no reparta dividendos ni suba salarios de directivos en un plazo de 2 años y que no tenga domicilio fiscal en un paraíso fiscal.

Ese nivel de restricciones, junto a la cantidad destinada y la fecha de aprobación, son los elementos que ha destacado la Autoridad Fiscal en una comparativa con otros países europeos.

De esta forma, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) destaca que las ayudas directas de España a las empresas son de las más restrictivas de Europa y de las que menos fondos dedican en proporción al PIB, además de que llegan un año más tarde que en el resto de países europeos.

"Los criterios de acceso en España se encuentran entre los más restrictivos, ya que la ayuda se reserva a los sectores más afectados", informa la Autoridad Fiscal en un documento, según recoge El País.

Frente a las restricciones impuestas por España —que buscan entre otros fines evitar la subvención a empresas económicamente inviables que vayan a cerrar igualmente tras recibir las ayudas directas, como exige Bruselas—, el acceso a la subvención en otros países se ha dado a partir de una cifra de pérdidas.

"En términos generales estas prestaciones se han concedido con muy poca condicionalidad asociada, tanto en el acceso a las ayudas como en su potencial uso y las condiciones posteriores. En la mayoría ha sido suficiente con demostrar la pérdida de ingreso sufrida (bastando a tal efecto una mera declaración jurada en algunas ocasiones) y el tamaño de la empresa (porque la cuantía de la ayuda se suele modular en función del tamaño)", explica Airef.

En cuanto a la cantidad, según las estimaciones del organismo las ayudas directas de España suponen un 0,6% del PIB y se encuentran en niveles similares a los de Portugal y Bélgica y por encima de Irlanda, pero por debajo de Francia (1%), Italia (1,5%), Alemania (3,5%) y Holanda, el país que más recursos ha destinado proporcionalmente, con un 4% del PIB.

Finalmente, la Autoridad Fiscal pone el dedo en el calendario para comparar las distintas fechas de llegada de los fondos españoles respecto a los demás: "En comparación con el resto de países de nuestro entorno, las ayudas directas a empresas en España se han adoptado de manera más tardía, un año después del inicio de la pandemia", mientras que los países del entorno las aprobaron entre marzo y abril de 2020, resalta.

A finales de marzo, un estudio de Fedea ya señalaba que las ayudas directas a empresas de España disponían de menos fondos que programas similares de Alemania, Francia o Italia, y destacaba asimismo su retraso y restricción: "Llega varios meses más tarde que en los otros 3 países y su cobertura es relativamente reducida".

En cambio, el think tank económico reconocía que el plan español es más favorable a las pymes, que suponen la mayoría del tejido empresarial del país, que los de las otras 3 principales economías europeas.

LEER TAMBIÉN: Las ayudas directas de España cuentan con menos fondos que las de Alemania, Francia o Italia, pero prioriza más a las pymes, según Fedea

LEER TAMBIÉN: 180.000 empresas españolas, un 8% del total, cumplen los requisitos para recibir ayudas directas

LEER TAMBIÉN: El Consejo de Ministros aprueba las ayudas directas a empresas: el fondo aumenta a 7.000 millones pero lo repartirán las autonomías

VER AHORA: La guerra de la que nadie habla: qué está haciendo la Oficina de Patentes y Marcas para impulsar la soberanía industrial española frente a potencias como EEUU o China