Todo lo que debes saber del BarMar, el corredor de energía verde entre España y Francia que transportará gas

Pedro Sánchez y Emmanuel Macron.
Pedro Sánchez y Emmanuel Macron.

REUTERS/Sarah Meyssonnier

  • Después de descartar continuar con el proyecto del gasoducto MidCat, Portugal, España y Francia han acordado construir el BarMar, que no es un gasoducto, pero transportará gas.
  • Lo denominan Corredor de Energía Verde, unirá Barcelona con Marsella, y el Gobierno español confía en la ayuda europea para pagarlo.

Después de muchos meses tratando de convencer (sin éxito) a Francia para desatascar el proyecto del gasoducto MidCat, Portugal, España y Francia lo acabaron desestimando. A cambio, los países implicados llegaron, el pasado 20 de octubre, a un acuerdo para conectarse energéticamente y seguir haciendo frente a la cada vez mayor escasez de gas ruso.

Dicho conducto se ha denominado BarMar, conectará Barcelona con Marsella, y será un Corredor de Energía Verde adaptado para transportar gas natural temporalmente. No será el MidCat. Ni siquiera será un gasoducto. Aunque sí llevará gas.

¿Por qué Francia rechazaba el MidCat y apoya el BarMar?

El proyecto del gasoducto MidCat se planteó en 2005 para conectar España con Francia por el Empordá. Pero está estancado desde 2019, a falta de 226 kilómetros entre Hostalric (España) y Barbaira (Francia). O sea, falta superar la frontera francesa. 

La crisis energética actual, y la necesidad de mejorar las infraestructuras de transporte de gas en Europa para reducir la dependencia de Rusia, hicieron que esta instalación volviera a estar sobre la mesa. 

A pesar de los intentos, Francia siempre ha dicho que no. Entre las razones principales de su negativa destaca que en estos momentos un tercer gasoducto entre España y Francia (ya hay 2: por el País Vasco y por Navarra) no solucionaría el problema actual, y más teniendo en cuenta que las tuberías actuales no se están utilizando al tope de su capacidad. 

 

También se argumentó desde el país galo que se tardarían varios años en terminar el MidCat, y que cuando estuviera hecho ya no haría falta. Otros de los motivos eran el importante coste que supondría para Francia (alrededor de 3.000 millones de euros) y que era un proyecto contrario a la tendencia marcada por Europa de ir dejando de lado los combustibles fósiles

Visto lo visto, resulta realmente complicado dar una respuesta lógica a la pregunta de ¿por qué Francia sí apoya el BarMar? Aunque se llame corredor verde, transportará gas; tardará varios años en construirse (probablemente más que el MidCat), y no será barato. No parece que tenga demasiadas diferencias con el anterior proyecto, salvo que no es un gasoducto (aunque transporte gas). 

Y, aparte de otras razones comerciales y geopolíticas, ahí está la clave (oficialmente) para que el presidente francés, Emmanuel Macron, sí acepte esta gran tubería: que es un Corredor de Energía Verde.

¿Qué es el BarMar?

Es poco lo que se sabe de momento sobre esta nueva construcción que concertará energéticamente España y Francia. 

En un comunicado conjunto emitido por los 3 países, y con el que se hizo público el acuerdo, daban algunas pistas: 

  • Será un Corredor de Energía Verde que conectará Portugal, España y Francia con la red energética de la Unión Europea (UE).
  • Desarrollar un gasoducto (se les escapó el nombre) marítimo que conecte Barcelona con Marsella es, destacaron, "la opción más directa y eficiente para conectar la Península Ibérica con Europa Central".
  • Esta infraestructura de hidrógeno, aclararon, "deberá estar técnicamente adaptada para transportar otras energías renovables, así como una proporción limitada de gas natural como fuente de energía temporal y transitoria". 

El mismo día del anuncio del pacto, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, realizó unas declaraciones a su llegada al Consejo Europeo en las que valoró muy positivamente el acuerdo, incidiendo en el carácter de "verde" de la gran tubería marítima. 

Apuntó que se partía de 3 premisas: 

  1. Ser coherentes "con nuestra apuesta por la transición ecológica, por una transición energética verdadera, la apuesta, en definitiva, por energías verdes, como es el caso del hidrógeno renovable".
  2. Que la Península Ibérica, y, en singular, España, que es uno de los países con mayor capacidad de regasificación, "pudiera hacer frente y dar respuesta a esa demanda de solidaridad que tienen el resto de países europeos en la provisión alternativa de gas frente al chantaje energético de Putin". 
  3. Tenían que ser interconexiones con una aproximación dual, "donde no solamente estamos hablando de interconectar fuentes de energía como el hidrógeno, gases u otras fuentes de energía renovables, sino también impulsar las interconexiones eléctricas entre la Península Ibérica y Francia". 

Según el presidente del Estado español, es una muy buena noticia para los intereses españoles, "también para Portugal y Francia, pero fundamentalmente para Europa". 

Con este proyecto, reiteró, "hacemos un ejercicio de solidaridad, de compromiso solidario con el resto de Europa, y esa solidaridad es coherente, consecuente con nuestra apuesta por la transición energética verde, por la transición ecológica".

El canciller de Alemania, Olaf Scholz, también se mostró satisfecho con este acuerdo, con el que se intenta garantizar el suministro de gas europeo. Lo consideró como un "gran avance, que permitirá la conexión energética con el centro de Europa". El germano es uno de los estados miembros de la UE que más depende del gas de Rusia.

8 preguntas y respuestas sobre Nord Stream: por qué es tan importante y qué supone su paralización

Construcción del Nord Stream 2 en septiembre de 2019.

¿Cuándo estará en funcionamiento y quién pagará la tubería marítima que conectará España y Francia?

Pedro Sánchez marcó los próximos 8 y 9 de diciembre en Alicante —donde se celebrará la Cumbre del EuroMed— como el momento para ir conociendo más detalles acerca de este Corredor de Energía Verde (y gas). 

Días después, en declaraciones a diversos medios, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, señaló que el objetivo es que esta obra entre España y Francia estuviera lista en un plazo máximo de 4 o 5 años. 

Respecto a quién lo pagará, la encargada de la cartera de Energía se mostró confiada en que fuera considerada una infraestructura de interés comunitario, es decir, confía en la ayuda y el apoyo europeo para que gran parte del desembolso salga de ahí. 

Destacó que esta tubería es mejor que otra de las posibilidades planteadas: conectar Barcelona con Livorno (Italia).

Reconoció también Ribera que el BarMar es un proyecto más complejo que el MidCat, ya que será submarino. Esta manera de conectar España y Francia, afirmó, "era la más barata y la que tenía más sentido". 

Otros artículos interesantes:

Los buques metaneros llevan días dando vueltas por aguas españolas sin poder descargar gas natural licuado, lo que muestra el próximo obstáculo en la crisis energética de Europa

España incrementará su capacidad de exportación de gas natural a Europa en un 18% con las obras del gasoducto de Irún

Crean un microrreactor de sal fundida capaz de producir energía nuclear de forma más segura y eliminar los desechos

Te recomendamos