Pasar al contenido principal

El beneficio neto de Repsol cae un 32,47% hasta septiembre por la ausencia de extraordinarios y por la bajada de precio de petróleo y gas

El presidente de Repsol, Antonio Brufau.
El presidente de Repsol, Antonio Brufau (derecha). Javier Vázquez/Europa Press
  • Repsol presenta un beneficio neto en los primeros 9 meses de 2019 de 1.466 millones de euros, un 32,47% interanual menos.
  • La compañía atribuye este resultado a que el beneficio hasta septiembre de 2018 incluía una plusvalía de 344 millones de euros por la venta de su participación en Naturgy y a la bajada de precios del petróleo y el gas.
  • La compañía destaca que su flujo de caja operativo ha crecido un 22% en los últimos 12 meses hasta los 4.074 millones de euros, por lo que propondrá a la próxima junta de accionistas aprobar un dividendo extra.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Finalmente, la bajada de precio del petróleo y el gas ha impactado en los resultados de Repsol. La petrolera ha presentado este jueves sus resultados correspondientes a los primeros 9 meses de 2019, en los que su beneficio neto se ha situado en los 1.466 millones de euros, un 32,47% menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando alcanzó los 2.171 millones de euros.

La compañía ha justificado este resultado en su comunicado a la CNMV por la bajada de precios de los hidrocarburos, señalando que el barril de crudo de Brent se ha negociado a un precio más de un 10% menor al de los primeros 9 meses de 2018, el de West Texas Intermediate un 15% menos y el gas un 7%. En total, Repsol cuantifica este impacto negativo en unos 329 millones de euros.

Leer más: Repsol se encuentra barata en bolsa y puede actuar como un valor defensivo tras presentar sus resultados, según los analistas

Además, la petrolera ha destacado que su resultado hasta septiembre del año pasado incluía una plusvalía de 344 millones de euros por la venta en mayo de 2018 de su participación del 20% en Naturgy. Del mismo modo, ha señalado que su actividad en Libia ha estado suspendida durante parte del último año.

  • Beneficio neto: 1.466 millones de euros (un 32,5% menos que en los primeros 9 meses de 2018)
  • Beneficio neto ajustado: 1.637 millones de euros (un 4,83% menos) 
  • Flujo de caja operativo: 4.074 millones de euros (un 22% más)

El beneficio neto ajustado, "que mide específicamente la marcha de los negocios de la compañía, ya que excluye el efecto de valoración de inventarios", asegura la compañía, sufrió un descenso más moderado, de un 4,83%, hasta los 1.637 millones de euros. La compañía ha asegurado que está demostrando "su capacidad de generación de valor y adaptación para lograr estos resultados".

Mientras, el flujo de caja operativo ha crecido un 22% interanual hasta los 4.074 millones de euros. El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha destacado que “en un entorno macroeconómico más débil, el robusto desempeño del flujo de caja de Repsol muestra la solidez de nuestra estrategia” y motiva que se proponga en la próxima junta general que se eleve la retribución a sus accionistas.

Leer más: 7 claves que marcarán la estrategia de Repsol en 2019

Esta mejora se realizará a través de una amortización de un 5% del capital social a 31 de diciembre de 2018 y las que se han realizado con los scrip dividends. De este modo, el dividendo alcanzará en 2020 1 euro bruto por acción.

Por áreas de negocio, el resultado en upstream, que engloba las actividades de exploración y producción, se redujo un 14,88% interanual hasta los 864 millones de euros como consecuencia de la bajada del precio de crudo y la volatilidad en Libia. Mientras, el resultado de downstream, que incluye el refino, química y otros negocios, cayó un 1% interanual hasta 1.087 millones de euros.

Y además