Pasar al contenido principal

La monstruosa burbuja de deuda que avivó el fuerte crecimiento de China y de los países emergentes "podría haber estallado"

Un niño chino juega con una burbuja a punto de explotar.
Getty Images
  • La burbuja de deuda que se ha inflado rápidamente en varios países emergentes en los últimos años podría estar empezando a desinflarse y podría tener un impacto altamente negativo en algunas de las economías mundiales de más rápido desarrollo.
  • Así lo asegura el centro de investigación Oxford Economics.
  • "La mayoría de mercados emergentes han tenido burbujas de crédito en los últimos 5 años y la historia sugiere que dos tercios de esas burbujas acaban en ralentización del crecimiento o en crisis financiera", ha escrito su economista jefe Adam Slater.
  • El estallido de esta burbuja de deuda podría recortar hasta un punto porcentual al año del crecimiento de los mercados emergentes durante los próximos años.

La burbuja de deuda que ha crecido rápidamente en varios mercados emergentes en los últimos años podría estar empezando a desinflarse y podría tener un impacto altamente negativo en algunas de las economías mundiales de más rápido desarrollo, según un informe publicado esta semana por el centro de investigación Oxford Economics.

En una nota a sus clientes titulada La burbuja de deuda de los mercados emergentes podría haber estallado, el economista jefe de la firma, Adam Slater, aseguraba que los datos macroeconómicos de varios mercados emergentes comenzaban a mostrar un frenazo inminente.

"La mayoría de los mercados emergentes han tenido una burbuja crediticia en los últimos cinco años y la historia sugiere que hasta 2 tercios de esas burbujas terminan en una desaceleración del crecimiento o en crisis financieras", escribió Slater.

Leer más: El mundo podría ahogarse bajo el peso de una monstruosa deuda de más de 214 billones de euros

"Las burbuja del crédito privado tienen una alta probabilidad de terminar mal", afirmo, señalando que en un estudio sobre 175 burbujas de este tipo se encontró que casi el 70% de ellas terminó con un período de crecimiento significativamente inferior o una crisis financiera.

Tales ralentizaciones, escribió Slater a sus clientes, "ya son visibles en varios mercados emergentes", y agrega que "los altibajos financieros que han afectado a los mercados emergentes en el último año podrían expandir este problema más ampliamente".

En su conjunto, destacó Slater, el estallido de la burbuja de la deuda podría reducir hasta un punto porcentual del crecimiento de los mercados emergentes en los próximos años.

 

 A wild debt boom which fueled rapid growth for China and emerging markets 'may already have burst'
Oxford Economics

Los problemas con el volumen de deuda de los mercados emergentes también se ven agravados por impactos externos, según asegura la nota de Slater, con temas más amplios como la guerra comercial entre EE.UU. y China, y la amplia desaceleración en el crecimiento de las economías desarrolladas que contribuye a frenar a los mercados emergentes.

Un posible resultado, señaló Slater, es que la cantidad de los llamados préstamos con saldo en mora, es decir, aquellos en los que los pagos acumulan al menos 90 días de retraso, probablemente se disparará.

Leer más: La industria manufacturera china se hunde a niveles de 2016 y agrava el frenazo económico del gigante asiático

Ya han aumentado significativamente desde 2015, de menos del 4% del total a alrededor del 5%, afirmó Slater, "en un marcado contraste con las economías avanzadas, donde han disminuido". Este problema probablemente será más grave en países como Turquía, Argentina y Pakistán, donde los tipos de interés han aumentado considerablemente en los últimos años.

China, que a pesar de ser la segunda economía más grande del mundo todavía sigue siendo considerada por muchos como un país emergente, es motivo de especial preocupación, dado su enorme tamaño.

"El elefante en la habitación es China, que representa casi el 50% del PIB en nuestra muestra. La forma en que se desarrolla la burbuja de deuda en China será clave en como se resuelva la burbuja de crédito en los mercados emergentes en la última década", escribió Slater.

"Hay áreas de riesgo en China, los niveles de deuda de los hogares parecen elevados según los estándares de los mercados emergentes y los préstamos del shadow banking son un área problemática", añadió.

Leer más: Las esperanzas de China de convertirse en la mayor economía mundial se están topando con un gran obstáculo

Las advertencias sobre la deuda china ha sido habituales durante el año pasado, con una alerta particularmente problemática de S&P Global Ratings a finales de 2018, que anunciaba que podría haberse acumulado un fondo de deuda oculta de 40 billones de yuanes (unos 5,2 billones de euros), escondido fuera de los presupuestos de los gobiernos locales chinos.

"Esto es un iceberg de deuda con riesgos crediticios titánicos", aseguraba el informe de S&P, añadiendo que al incluir deudas ocultas, la "relación entre la deuda pública y el PIB podría haber alcanzado el 60% en 2017, un nivel alarmante".

Slater, sin embargo, es bastante optimista sobre los riesgos y aclara: "El sistema económico y financiero específico de China reduce el riesgo de una crisis o una desaceleración del crecimiento. Lo más probable es una desaceleración controlada del crecimiento".

Te puede interesar