¿El final de las comedias? La crisis de Netflix, la concentración en Hollywood y la globalización encienden las alertas entre los guionistas

Fotograma de 'Yo nunca' de Netflix.
Fotograma de 'Yo nunca' de Netflix.

Netflix

David H. Steinberg, cocreador de No Good Nick, una comedia de una temporada de 2019 de Netflix está acostumbrado a hacer presentaciones a los ejecutivos que buscan nuevos programas. Es parte del trabajo de ser escritor en Hollywood.

Pero los principales servicios de streaming, a pesar de su insaciable apetito por la programación, no parecen estar comprando mucha comedia en estos días, según explica Steinberg a Business Insider. De hecho, tiene la sensación de que ni siquiera quieren reunirse con escritores de comedia.

"En el pasado, hemos lanzado muchas ideas que finalmente nadie compró", asegura. "Pero, hasta ahora, nunca he salido de un pitch y que todas las plataformas digan: 'No queremos una reunión'".

Para aquellos que logran entrar en una reunión de Zoom con ejecutivos en estos días, un "sí" es más difícil que nunca. Que alguno compre algo es raro. Lo más probable es que un "sí" suceda más tarde, en las suites corporativas y lejos de los ojos hambrientos de los creadores.

Este cambio se debe en parte a la compleja red de toma de decisiones en conglomerados integrados verticalmente que albergan estudios, redes y plataformas, todo bajo un mismo paraguas. 

El co-CEO de Netflix explica el polémico nuevo modelo de suscripción de la plataforma que incluirá anuncios después una década resistiéndose a la publicidad

Pero otro factor es que los servicios de streaming no están atados a las convenciones de los episodios piloto. En lugar de probar y gastar dinero en un episodio piloto antes de adquirir una serie, las plataformas prefieren participar en los programas que creen que tendrán éxito.

El enfoque global de las plataformas tiene la llave 

"Estamos en un punto de inflexión en el estado de la comedia televisiva", asegura un representante de una importante agencia de talentos, quien recuerda haber hablado en una fiesta reciente de la industria con un productor de comedia que estaba "enloquecido".

"A medida que estas plataformas se vuelven cada vez más globales, los contenidos en el idioma local ganan importancia; lo primero que se exprime es la comedia doméstica", continua este agente. El mundo de la comedia televisiva está "muy fracturado en este momento. Y es muy grave".

Aún así, hay un criterio que los ejecutivos han inculcado constantemente a los escritores de televisión que buscan obtener luz verde para un programa: solo quieren programas que sean "incontestables", como al menos 2 escritores de televisión recuerdan.

"Es la palabra de moda. Está hasta en la sopa", afirma Steinberg. "Incontestable se traduce en que tiene a cinco ganadores del Premio de la Academia, y a alguien con un contrato de 9 cifras".

Los lanzamientos en este momento "tienen que ser a prueba de balas. No puede ser simplemente una gran idea. Tienes que tener un showrunner muy conocido o tener algún otro tipo de vínculo, ya sea con estrellas o directores".

Lo que funcionó incluso hace unos años no es lo que los compradores buscan ahora.

"Netflix ha dicho que no habrían hecho Muertos para mí, no la habrían comprado si fuera ahora, lo cual es una locura porque fue un éxito de crítica y un buen espectáculo", destaca un agente de televisión de alto nivel. 

"Pero ahora lo que les entusiasma es el programa de Rob Lowe y su hijo, es algo muy diferente" (mientras que Muertos para mí es una comedia de humor negro sobre el dolor y la pérdida, UnStable se centra en un protagonista introvertido que va a trabajar para su padre, que trabaja en biotecnología).

El segundo agente lamenta que programas como Broad City o Louie pudieron en algún momento destacar entre el ruido, pero las plataformas ahora en busca del próximo The Office. Eso, dice el agente, dificulta que surjan nuevas voces. 

Por qué el 'modelo de atracones' de Netflix no favorece la comedia

Si bien Netflix sigue invirtiendo 17.000 millones de dólares (16.300 millones de euros) en contenido al año, sus problemas recientes (desplome bursátil, despidos...) han alimentado los augurios de un potencial repliegue.

"Netflix hizo probablemente tantos programas como todos los demás servicios juntos", incide Steinberg. "El hecho de que Netflix se encuentre en un estado un tanto dudoso responde a vender medias horas, mientras que todas las demás plataformas optaron por otras opciones".

La programación de comedia de Netflix para el verano y el otoño es bastante sólida e incluye nuevas series como Boo, Bitch y Uncoupled de Neil Patrick Harris. Las nuevas temporadas de Emily en Paris, Yo nunca y la animada Big Mouth también están disponibles. 

Pero las sitcoms tradicionales en la línea de Friends han tenido más dificultades para tener éxito. Se puede atribuir, simplemente, a la falta de rutina en el horario de consumo.

Si bien la estrategia clásica de Netflix de lanzar una temporada completa de golpe puede ser perfecta para los espectadores compulsivos, es difícil para la estructura de una comedia, según los escritores.

¿Te cuesta recordar las series que viste hace un mes? Así afectan los atracones a tu memoria

"El modelo de atracones requiere que crees un programa que esté muy serializado, que tenga momentos de suspense, de modo que atraiga a la audiencia para ver el próximo episodio", resalta Steinberg. "Ese modelo no está necesariamente lleno de comedia".

En cuanto a la transmisión, incluso con el gran éxito de sitcoms recientes como Abbott Elementary de ABC y Ghosts de CBS, las cadenas no están apostando por aumentar la oferta de comedias. 

En conglomerados nacidos de recientes fusiones corporativas, como Warner Bros o Discovery, los directores creativos todavía están definiendo su propia identidad. Mientras, plataformas como Netflix buscan más programas seguros. 

"Todos los servicios de streaming están tratando de apelar a una sensibilidad mucho más amplia", explica Royce. "Ahora, simplemente no conoces las reglas, así que cuando vas a una reunión de Zoom para presentar una propuesta, no sabes si es el lugar adecuado para tu propuesta. Nadie lo sabe".

Mathias Döpfner, consejero delegado de la empresa matriz de Business Insider, Axel Springer, es miembro del consejo de administración de Netflix.

Otros artículos interesantes:

Así luchan Netflix, Disney+ y HBO Max por el público infantil mientras YouTube y TikTok se apoderan de la generación Alfa

¿Puede Netflix comprar Roku? Qué piensan los empleados de la compañía y los expertos del sector

Así planea Netflix superar a sus rivales con los anuncios, según una encuesta filtrada y expertos en publicidad

Te recomendamos