Pasar al contenido principal

China acaba de advertir a Estados Unidos del "daño" a los lazos comerciales que supondrá el veto a Huawei

Xi Jinping, presidente de China
Xi Jinping, presidente de China. Reuters
  • China acaba de reaccionar al veto impuesto por la Administración Trump a Huawei.
  • "Nadie ve este movimiento como constructivo", denuncia el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Lu Kang.
  • El Gobierno chino se opone contundentemente a que otros países impongan sanciones unilaterales contra las empresas chinas.
  • La situación de Huawei amenaza con complicar todavía más las relaciones entre ambos países y coloca a Apple en una situación delicada.
  •  Descubre más historias en Business Insider.

China acaba de responder a la emergencia nacional declarada por Trump para bloquear las telecomunicaciones de Estados Unidos contra Huawei.

El Gobierno de China se opone firmemente a que otros países impongan sanciones unilaterales contra empresas del país, según ha explicado Gao Feng, portavoz del Ministerio de Comercio en clara alusión a la última maniobra de Estados Unidos contra el gigante tecnológico chino.

Gao Feng ha avisado en una reunión informativa con periodistas extranjeros que Estados Unidos debería evitar un mayor deterioro de las relaciones comerciales con China, y ha subrayado que su Gobierno protegerá los derechos de las empresas chinas.

El conflicto entre Huawei y Estados Unidos se ha recrudecido en las últimas horas después de que el Departamento de Comercio de los Estados Unidos incluyera a Huawei y otras 70 empresas en una lista de "entidades implicadas" en actividades contrarias a los intereses del país, lo que va a impedir a la compañía mantener relaciones comerciales con compañías tecnológicas estadounidenses.

Leer más: Así es por dentro iPhone City, la ciudad china donde se fabrican la mitad de los iPhone del mundo

Esa decisión se producía poco después de que Donald Trump firmara una declaración de emergencia nacional por "amenazas contra la tecnología y los servicios de información y comunicaciones", una maniobra que parece diseñada a medida para bloquear el avance de Huawei en Estados Unidos al autorizar al gobierno a vetar las operaciones comerciales con proveedores de otros países que considere que supongan un riesgo "inaceptable" para la seguridad.

La compañía china ha sido acusada en varias ocasiones por el Gobierno de los Estados Unidos de espiar a través de sus equipos a los ciudadanos y empresas occidentales. Huawei ha negado siempre todos los hechos e incluso ha interpuesto una demanda en un conflicto que se enquistó tras la detención en Canadá a petición de los Estados Unidos de la directora financiera e hija del fundador de Huawei, Meng Wanzhou, ahora mismo pendiente del proceso de extradición.

"China tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar decididamente los derechos legítimos de las empresas chinas", ha avisado Gao Feng según recoge Reuters.

Huawei también ha mostrado su rechazo a la orden ejecutiva firmada por Trump. "Restringir a Huawei del negocio en Estados Unidos no hará que Estados Unidos sea más seguro o más fuerte. Solo servirá para limitar a EE. UU. con alternativas más caras y de menor calidad, dejando a EE. UU. rezagado en el despliegue de 5G y perjudicando los intereses de sus empresas y consumidores", explica la empresa a través de un comunicado.

El conflicto amenaza con deteriorar las relaciones comerciales todavía más y puede salpicar a Apple

Tim Cook, CEO de Apple
Tim Cook, CEO de Apple Reuters

El veto a Huawei ha provocado una reacción en cadena dentro del gobierno chino, que parece decidido a defender los intereses de su gigante tecnológico ante las acusaciones de Estados Unidos en un conflicto que, además de suponer un agravante en la guerra comercial que mantienen ambos países, también se encuadra dentro de la batalla tecnológica (y económica) por el desarrollo del 5G.

"Nadie entiende este movimiento como algo constructivo o amistoso", ha resumido en rueda de prensa Lu Kang, portavoz del Ministerio de Exteriores chino según recoge la agencia Efe. China, según ha explicado Kang en rueda de prensa, "se opone a los países que crean problemas con el tema de la seguridad nacional como excusa".

Leer más: A Wall Street le preocupa que la guerra comercial entre Estados Unidos y China pueda subir los precios de los iPhone, que es lo último que Apple necesita ahora mismo

Según los analistas la situación podría derivar en consecuencias "desastrosas" para empresas estadounidenses si China decide imponer medidas similares en su país contra las empresas estadounidenses que tienen vínculos con proveedores chinos. Una de las compañías señaladas es Apple.

"Afectaría a compañías que venden ordenadores, servidores y equipos de telecomunicaciones, pero a quien más daño haría sería a grandes empresas de Estados Unidos que tuvieran una marca ya consolidada", ha resumido Dan Ives, un analista de Wedbush,

Mientras la cuerda se tensa, Europa se mantiene en un segundo plano. La Administración Trump lleva meses presionando a sus aliados europeos para que veten a Huawei en el desarrollo de las redes 5G pero, por el momento, la compañía china ha conseguido mantener la confianza —en mayor o menor grado— del corazón del continente, incluyendo a España. Pero la situación, como resume Javier Solana, es cuanto menos delicada.

Y además