Pasar al contenido principal

China se prepara para la gran revolución de la conducción autónoma

Vehículo eléctrico sin conductor de la compañía china de internet LeEco Holdings.
La compañía china de internet LeEco revela su modelo de vehículo eléctrico sin conductor LeSee. STR/AFP/Getty Images
  • China está ansiosa por desarrollar las ciudades inteligentes que sirvan de soporte para una revolución de la conducción autónoma.
  • Cerca de 300 regiones chinas ya cuentan con proyectos para "ciudades inteligentes" controladas por inteligencia artificial de modo que pueda optimizarse para el transporte autónomo.
  • Además de la conducción autónoma, se espera que los servicios de vehículo compartido y transporte con conductor generen ingresos de un billón de dólares para 2040.

China ha comenzado a desarrollar e implementar diferentes programas para preparar sus ciudades para una supuesta revolución de la conducción autónoma que se espere genere en total un billón de dólares en ingresos, según informa el diario South China Morning Post (SCMP).

Cerca de 300 ciudades y regiones chinas comoXinjiang y Nanjingya cuentan con proyectos de ciudades inteligente que utilizan la inteligencia artificial para mejorar la vida diaria de las personas, indica el diario chino.

Estas ciudades inteligentes utilizan tecnología basada en la nube para integrar el control y el funcionamiento de diferentes áreas como el transporte, la atención médica y la seguridad pública, según información del medio gubernamental China Daily.

Según el SMCP, 93 de las iniciativas de ciudades inteligentes de China se centran en el transporte. El desarrollo de nuevas infraestructuras conectadas podría convertirse en los cimientos necesarios para aumentar el número de vehículos sin conductor y crear nuevas fórmulas de transporte colaborativo. 

Además de los vehículos sin conductor, y siempre según SCMP, los últimos cálculos de la industria estiman que el aumento de los servicios de transporte con conductor y de vehículo compartido pueden llegar a generar un billón de dólares de ingresos para los proveedores involucrados.

Con estas iniciativas, China, el mayor mercado mundial de coches eléctricos, busca posicionarse para liderar el futuro de la conducción autónoma. "El impacto combinado de los servicios de movilidad, la conducción autónoma, los coches eléctricos y las propias políticas gubernamentales [que promueven los cambios] impulsará la transformación en todo el país de la movilidad personal", dijo el ejecutivo de IHS Markit Jim Burkhard.

Según CNBC, China está preparada y dispuesta para crear un mercado de la conducción autónoma mucho más rápido que otros países gracias a su capacidad para adaptar la regulación vigente o crear una nueva.  "El Gobierno chino puede y facilitará la conducción autónoma antes que nosotros en Estados Unidos", aseguró a la CNBC el presidente de Dunne Automotive, con sede en Estados Unidos, Michael Dunne.

El pasado mes de junio, Shanghái inauguró la primera zona piloto para vehículos inteligentes del país. Según un comunicado de las autoridades, la ciudad probó cerca de 200 vehículos a lo largo de 15 kilómetros de carreteras controladas. Esta zona de prueba utiliza cámaras, bases de comunicación y sistemas de radar para ayudar a los vehículos inteligentes a desplazarse en cerca de 30 entornos simulados. 

La ciudad, según las propias autoridades, tiene previsto construir una red de vehículos inteligentes de unos 100 kilómetros cuadrados para 2020, incluida la conexión con los grandes centros de transporte de la ciudad.

Por su parte, el gigante chino de la búsqueda por internet Baidu anunció en septiembre de 2017 el lanzamiento del Fondo Apolo, una iniciativa de 1.520 millones de dólares (unos 1.267 millones de euros) para el desarrollo de la conducción autónoma dentro de un plan más amplio para difundir e impulsar el desarrollo tecnológico de los vehículos autónomos. Según un comunicado de la compañía, el fondo de Baidu invertirá en 100 proyectos de conducción autónoma durante los próximos tres años.

Te puede interesar