Pasar al contenido principal

Lo sentimos, los chips vegetales no son tan saludables como pensabas, según indican los nutricionistas

son los chips de verduras más saludables que las tatas
Dan Gold/Unplash
  • Los chips vegetales se están colando en los supermercados y restaurantes como una opción más saludable de aperitivo.
  • Pero no hay que caer en el error de pensar que al comerlos estamos consumiendo las verduras que nuestro cuerpo necesita.
  • En su mayoría son un aporte significativo de sal y grasas saturadas.
  • Además parte de sus nutrientes se pierden el proceso de elaboración, como indica la nutricionista Ylenia López Llata a Business Inisder.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Sabemos que para llevar una dieta saludable es necesario comer más frutas y verduras. Ante esta idea, los chips vegetales pueden presentarse en nuestro horizonte como la solución perfecta para aunar salud y placer.

Estos snacks, cada vez más de moda, están elaborados a partir de verduras u hortalizas, pero siguen proporcionando el adictivo sabor habitual que buscamos en los aperitivos salados y crujientes.

 Asímismo sus envoltorios y mensajes normalmente favorecen esa imagen de producto saludable. Así que sí, esta idea puede rondar en la cabeza de muchas personas, que deciden optar por ellos como una opción más healthy, a las tradicionales patatas fritas.

Desgraciadamente —como suele ser habitual— todo lo que reluce no es oro.  Y por ello, los nutricionistas llevan tiempo alertando de que en realidad los chips vegetales en términos generales no son tan sanos como podrías pensar. 

“A priori nutricionalmente es prácticamente lo mismo [que las patatas fritas]: un producto vegetal frito, desecado, al que se le suele añadir sal y a veces saborizantes y conservantes", explica a Business Inisider Ylenia López Llata, dietista y coach nutricional con más de 11 años de experiencia en el sector.

Una idea también compartida por la nutricionista Liz Weinandy, del Centro Médico de la Universidad Estatal de Ohio, que afirmaba lo siguiente a la revista Time: "Siguen siendo un alimento frito y no van a contribuir a la ingesta diaria de vegetales de una manera que apoye en general a la salud".

No, no estás consumiendo los nutrientes de los vegetales

campaña para boicotear alimentos ne plásticos
Dean Xavier/Unplash

Zanahoria, chirivia o remolacha son generalmente los ingredientes que encontramos en la mayoría de chips vegetales. El problema es que si bien podrías creer que estás consumiendo estos alimentos con los beneficios que aportan a la salud, lo cierto es que estos se ven ampliamente reducidos al tratarlos.

"Tras el proceso de deshidratación baja su concentración de agua y por tanto de nutrientes si lo comparamos con el alimento vegetal sin hacerlo snack crujiente", explica López Llata.

Otro aspecto importante, está relacionado con la proporción de ingredientes que realmente pueden llevar estos productos. En muchos casos los vegetales suponen una mínima parte y en mayoría siguen siendo patatas (almidón), grasas y sal.

Leer más: 9 alternativas y consejos para ayudarte a tomar menos azúcar al día

Algo que en 2017 puso de manifiesto un estudio elaborado en torno a estos aperitivos en el que se descubría que en una bolsa estándar de chips vegetales, solo dos tercios correspondían a verduras mientras que el resto se trataba principalmente de sal y aceite.

La investigación, elaborada por la nutricionista Charlotte Sitling-Reed para la web Wren Kitchens, encontró que, tras los datos analizados, un paquete de 40 gramos de chips vegetales tenía más grasa que la misma porción de Pringles y casi el doble de lo que se encuentra en una barra de chocolate Mars, tal y como recogía entonces Independent.

Por ello López Llata anima siempre a leer el etiquetado. "Que el vegetal sea el ingrediente principal y que el resto de componentes sean minoritarios o escasos", aconseja la nutricionista.

Alto aporte de grasas y sodio

Términos como "veggie", "hortalizas", colores centrados en la gama de verdes e imágenes de verduras naturales en su embalaje pueden hacerte olvidar que en la mayoría de casos se trata de aperitivos fritos con una gran cantidad de aceite.

Por un lado, evidencias científicas han demostrado que al freír alimentos ricos en almidón el compuesto derivado de ello, la acrilamida, puede estar relacionada con un mayor riesgo de muerte o de enfermedades cardíacas.

Leer más: Un adolescente se queda ciego después de alimentarse exclusivamente de patatas fritas, pan blanco y carne procesada

Por otro, el consumo de chips vegetales también puede conllevar altos aportes de sal.

Y sí, nuestro cuerpo necesita el sodio para mantener el equilibrio adecuado de agua y minerales o conducir los impulsos nerviosos entre otras funciones. Pero se ha comprobado que el exceso de sodio —que en gran medida nos llega a través del consumo de sal— puede derivar en enfermedades cardíacas, mayor presión arterial o derrames cerebrales.

Las recomendaciones de la OMS aconsejan un consumo  menor de 5 gramos (un poco menos que una cuchara de té) de sal por día. Algunos de estas bolsas pueden contener hasta 1,8 gramos de sal.

Frente a esto, la respuesta de López Llata es una vez más fijarse en el etiquetado y decantarse por aquellos en los que los "alimentos han sido desecados al horno que por los fritos con aceites" y por la "opción con menos cantidad de sal."

Y ahora qué

Entonces, ¿dejamos de comerlos? Una vez más se trata de sentido común y medida.

"Todas las opciones de alimentos son estupendas siempre y cuando se tomen con moderación dentro de un estilo de vida saludable", explica la nutricionista Ylenia López.

Lo fundamental radica en desechar la idea de que al tomar chips vegetales estamos consumiendo la ración de verduras y hortalizas que necesita diariamente nuestro cuerpo. No pueden ser sustitutos de los alimentos reales.

La regla es sencilla,"cuanto más fresco y menos tratado este el alimento mejor ya que nos estamos asegurando que la cantidad de vitaminas, minerales, fibra, agua y demás nutrientes las estamos consumiendo de verdad", explica la experta en nutrición. Y "con este tipo de snacks no es del todo así".

Y además