Pasar al contenido principal

Un adolescente se queda ciego después de alimentarse exclusivamente de patatas fritas, pan blanco y carne procesada

Comida procesada
Shutterstock
  • Un adolescente de 17 años del Reino Unido se quedó ciego después de no comer nada más que patatas fritas y de bolsa, pan blanco, jamón procesado y salchichas desde que iba al colegio, según un estudio sobre este caso médico.
  • La neuropatía óptica nutricional es rara en los países desarrollados y reversible si se detecta a tiempo.
  • Una dieta llena de alimentos procesados es mucho más probable que lleve a complicaciones de salud como problemas cardíacos y diabetes que la ceguera.
  • Los padres de niños que no quieran comer sano pueden asegurarse de que sus hijos reciban suficientes nutrientes ofreciéndoles una amplia variedad de opciones saludables para crear comidas equilibradas.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Comer comida basura todos los días puede hacer mucho daño a tu cuerpo, incluso aunque no ganes peso.

La historia de un adolescente del Reino Unido es un buen ejemplo. El niño se quedó ciego después de no comer nada más que alimentos altamente procesados durante años, según un estudio de su caso recientemente publicado en Annals of Internal Medicine.

El adolescente fue llevado por primera vez a su médico de familia a los 14 años, quejándose de cansancio, y fue diagnosticado con anemia y deficiencia de vitamina B. Un año después, desarrolló pérdida de audición y poco después empezó a tener problemas de visión, según informan los investigadores del Bristol Eye Hospital and University Hospitals Bristol NHS Foundation Trust.

A los 17 años, el paciente había perdido visión hasta el punto de quedar ciego, y los médicos aseguran que el daño era permanente. Tenía niveles extremadamente bajos de vitaminas B, D y otros nutrientes, según descubrieron los médicos.

Leer más: Como y analizo comida rápida por trabajo: así es como cuido mi cuerpo para estar en forma y mantener un estilo de vida saludable

El niño, que tenía un peso normal, confesó a los médicos que tenía una dieta muy limitada. No había consumido nada más que patatas fritas, pan blanco, jamón procesado y salchichas desde primaria, según el estudio.

La neuropatía óptica nutricional es poco frecuente y reversible si se detecta a tiempo.

La ceguera del adolescente fue causada por una afección conocida como neuropatía óptica nutricional, que suele ser poco frecuente en los países desarrollados. Según la investigación, puede ser causada por las drogas, el abuso de alcohol y tabaco, y una dieta deficiente.

Específicamente, el nervio óptico se daña por la falta de nutrientes como el ácido fólico y las vitaminas B, que ayudan a mantener la salud de las células. Sin ellos, los subproductos metabólicos tóxicos pueden acumularse dentro de las células, dañando y eventualmente matando los nervios, según la investigación. Se puede tratar a tiempo proporcionando a los pacientes los nutrientes adecuados, pero una vez que los nervios están dañados, no se pueden reparar.

Leer más: Por qué es tan complicado perder peso después de los 40, según la según la responsable de nutrición de uno de los mejores hospitales de España

Para el adolescente del estudio, cuya negativa a comer otra cosa que no fuera comida basura era tan severa que los médicos la categorizaron como un trastorno alimenticio, el tratamiento incluyó vitaminas para equilibrar sus deficiencias nutricionales y atención de salud mental para el trastorno. Aún así, no pudieron revertir el daño ya hecho a sus ojos.

Comer solo comida basura puede provocar desnutrición y conllevar una serie de problemas

Aunque están llenos de calorías, los alimentos como las patatas fritas y las carnes procesadas tienen muy pocos nutrientes. Además de carecer de vitaminas B, también les faltan nutrientes esenciales como la vitamina D, el calcio, el selenio y el cobre. Los médicos descubrieron que el paciente en este caso carecía de todo lo anterior.

Aunque la ceguera causada por una dieta de comida basura es inusual, esa alimentación puede llevar a muchos otros problemas. El exceso de comida procesada puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes en personas de todas las edades, y desplazar opciones más saludables como verduras y frutas en la dieta diaria. Limitar la comida basura es especialmente importante en los niños porque puede llevarlos a perder los nutrientes que necesitan para alimentar sus cerebros y cuerpos en crecimiento.

Leer más: 17 alimentos que debes tomar para que tu cerebro se mantenga en forma, según la ciencia

Si a tu hijo le cuesta mucho comer alimentos sanos, puedes fomentar opciones alimenticias más equilibradas siguiendo estos consejos de la Academia Estadounidense de Pediatría:

  • Ofrece la posibilidad de elegir entre dos opciones saludables: los niños comen mejor algo escogido por ellos mismos.
  • Encuentra alimentos saludables que les gusten y tenlos a mano, para que siempre tengan una opción sana.
  • Habla con tus hijos sobre el origen de los alimentos y deja que te ayuden con la preparación de las comidas; el hecho de estar involucrados hará que aumente su interés alimentos saludables.
  • Proporciona comidas equilibradas y comed juntos en familia.

Y además