Pasar al contenido principal

Los clientes de Vodafone se quedan sin conexión a internet por un fallo en la red

Una mujer mira preocupada el ordenador.
Getty Images
  • Los clientes de Vodafone se han quedado sin conexión a internet por un fallo de la red que todavía se mantiene. 
  • La operadora ya ha solucionado la avería y como compensación ha ofrecido a sus clientes navegar gratis con sus datos móviles durante este martes. 

Los clientes de Vodafone se han quedado sin conexión a internet ni teléfono fijo en un problema que, según las quejas de los usuarios, estaría sucediendo desde la madrugada de este martes 19 de febrero. La operadora ha solucionado la avería en la mañana de este martes. 

La incidencia ha dejado a parte de los clientes de Vodafone sin conexión a internet y también sin teléfono fijo. Aunque no se conoce qué porcentaje de clientes estaría afectando el fallo en la conexión a internet no ha afectado ni a todos los usuarios, ni a todas las zonas geográficas. 

La compañía ha apuntado en su cuenta de Twitter que como compensación los clientes afectados por la avería podrán navegar gratis con los datos del móvil. 

Las quejas de los usuarios apuntan que esta incidencia lleva ocurriendo desde la madrugada del martes 19 de febrero y que los problemas de conexión a internet siguen durante la mañana de este martes. 

En la web de downdetector, que analiza los fallos de internet de las compañías, un mapa de calor muestra las zonas más afectadas por los problemas de conexión de Vodafone. 

Mapa de fallos de conexión de internet de Vodafone.
Downdetector

Las quejas de los usuarios están relacionadas con el número de horas durante las que está fallando su conexión a internet, a lo que se suma la imposibilidad de contactar con el centro de atención al cliente: 

Además, se da la circunstancia de que Vodafone se encuentra inmerso en la negociación de un ERE que afectará a algo menos de 1.200 trabajadores. Representantes de la compañía y de los sindicatos se reúnen este martes 19 de febrero para saber si es posible llegar a un acuerdo para este ajuste de empleo que afecta a un cuarto de la plantilla. 

El principal escollo para estas negociaciones sería el porcentaje de voluntariedad del ERE, según publica Expansión. Tras la última propuesta de la empresa se aumentó hasta el 30% (frente al 20% inicial) aunque la compañía se reserva una capacidad de veto para el 10% de las bajas voluntarias con le objetivo de no perder empleados clave. 

Tras haber conseguido rebajar el ERE a 1.125 empleados (75 puestos menos que los iniciales) y con un 30% de voluntariedad, los despidos forzosos se elevarían a 787 puestos de trabajo. 

Te puede interesar