Pasar al contenido principal

Cuáles son las comisiones que debes pagar exactamente para invertir en bolsa

Lobo de Wall Street
Universal Pictures
  • Más allá de que invertir en bolsa requiere que tengas en cuenta varios conceptos para evitar que tengas pérdidas inmediatas, hay más aspectos que tienes que tener en cuenta.
  • Cuando compramos acciones en bolsa, es inevitable pagar algunas comisiones.
  • Una parte son cobradas por el mercado y son aplicadas indistintamente ese bróker que usamos, por ejemplo, el canon de bolsa. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Más allá de que invertir en bolsa requiere que consideres varios conceptos para evitar que tengas pérdidas inmediatas, hay más aspectos que tienes que tener en cuenta. Sobre todo, en el momento que te estás iniciando

Una de ellas es elegir un buen bróker. Principalmente, por los costes que puedes tener cuando empiezas a invertir. Y es que cuando compramos acciones en bolsa, es inevitable pagar algunas comisiones. Una parte son cobradas por el mercado y son aplicadas indistintamente ese bróker que usamos, por ejemplo, el canon de bolsa. 

Sin embargo, hay otras comisiones para invertir en bolsa que son las aplicadas por los brókers que hay que tener muy presente para que nos sea más fácil operar. He aquí las cuatro que son comunes:

Leer más: 3 cosas que debes entender sobre invertir para ganar dinero en bolsa

Comisión de compra-venta

Una mujer calcula su gasto en impuestos
Getty Images

La comisión de compra-venta la suelen fijar los inversores que operan diariamente o frecuentemente, puesto que al final forma parte de un coste bastante significativo en las operaciones de corto plazo. 

Cada vez que compras o vendes acciones deberás pagar, aproximadamente, entre un 0,20% y un 0,60% del importe de la operación, dependiendo del bróker que estés utilizando y de la cantidad que hayas invertido. Dicho de otro modo, a mayor importe, menor tendremos que pagar a nuestro bróker.

Aún así, en realidad debemos pagar dos comisiones diferentes de compra-venta una al broker y otra a la Bolsa donde se negocian los títulos cotizados. La previsión del 0,20%-0,60% es la suma de estos dos costes que tenemos que tener en cuenta.

En este sentido, para hacer el cálculo de la rentabilidad que tienen nuestras inversiones, no hay que olvidarse que al operar con valores de bolsa no sólo pagaremos la comisión de compra, sino que también pagaremos la de venta, una vez que cerremos nuestras posiciones.
 

Comisión de custodia o mantenimiento

Se trata de un coste que suele pasar desapercibido, pero que tenemos que estimar cuando hacemos nuestras inversiones. Es de gran importancia para aquellos inversores que pretendan invertir a largo plazo. Algunos brókeres la cobran simplemente por mantener las acciones en cartera, con lo que hay que es un gasto con el que debemos contar. 

Esta comisión es bastante más baja que las comisiones de compra/venta. Algunos brokers la cobran de forma trimestral y otros de forma semestral. A modo orientativo puede estar entre los 4 y 10 euros por valor al año.

Con todo, hay plataformas que ofrecen invertir sin comisión de custodia. Infórmate bien, porque quizá te ahorres costes que no tienes por qué asumir. 
 

Comisión por el cobro de dividendos

Traders mirando la bolsa, las letras del Tesoro y la evolución de los mercados.
Getty Images

Cuando recibimos el pago de los dividendos nos sentimos recompensados por apostar por unas acciones determinadas. Sin embargo, cada vez que cobras esta retribución el broker le te cargará una comisión. El mínimo puede oscilar entre unos pocos céntimos y alrededor de 1 euro. Todo depende del bróker que utilices. 

Comisión por ampliaciones de capital, splits, y otras operaciones corporativas

Dos traders en Wall Street mirando las pantallas de la cotización de la bolsa.
Reuters

Por último, si una compañía realiza alguna de estas operaciones el broker te cobrará una comisión. ¿Cuál es el porcentaje o cantidad? El importe suele ser bastante bajo. No es muy representativo: similar a un cobro de dividendo. Pero es cierto que lo debes apuntar para calcular las rentabilidades netas de tus inversiones.

Y además