Cómo detectar a tiempo el cáncer de vejiga, el desconocido de los tumores más frecuentes en España

hombre en el servicio orinando
  • El cáncer de vejiga será el quinto cáncer más diagnosticado en España en 2024, con una gran incidencia en hombres.
  • En fases precoces se puede curar con cirugías más o menos extensas. Sin embargo, cuando el tumor está más avanzado, la curación puede ser difícil o imposible.

Es necesario concienciar sobre el cáncer de vejiga. Lo es porque a pesar de ser un tumor poco conocido la incidencia en nuestro país es de las más altas del mundo. Se coloca como el quinto tumor más frecuente en España donde este 2024 se diagnosticarán 22.097 casos nuevos. Será el tercero más diagnosticado en hombres (18.247 casos) y el décimo en mujeres (3.850).

Es por esta razón que el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), lanza la campaña Vigila tu vejiga, para ofrecer recomendaciones que sirvan para el diagnóstico precoz de la enfermedad.

Ocurre cuando las células cancerosas comienzan a crecer en los tejidos de la vejiga, órgano donde se almacena la orina, situado en la parte inferior del abdomen en una zona denominada pelvis.

Otro de los datos desconocidos es que el factor de riesgo más importante es el tabaco. Los fumadores activos tienen un riesgo 3 veces mayor de desarrollarlo respecto de los no fumadores, explica la Dra. Begoña Pérez Valderrama, oncóloga en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Incluso los ex fumadores, aunque hayan pasado más de 20 años, mantienen el doble de riesgo. Los pacientes que continúan fumando a pesar del diagnóstico y el tratamiento tienen un pronóstico peor, asegura la doctora.

La exposición a sustancias químicas incrementa asimismo las probabilidades. Los productos químicos conocidos como aminas aromáticas, tales como la bencidina y la beta-naftilamina, que se usan algunas veces en la industria de los colorantes, pueden causar cáncer de vejiga, afirma la American Cancer Society.

Entre las industrias con mayor riesgo se incluyen los fabricantes de goma, cuero, textiles y productos para pinturas, así como las compañías de imprenta. Otros trabajadores con un riesgo aumentado de cáncer de vejiga incluyen: pintores, peluqueros, operarios de máquinas, tipógrafos y conductores de camiones (probablemente debido a la exposición a los gases de diésel).

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Otras infecciones: derivadas del uso de catéteres de forma prolongada o piedras en el riñón y vejiga.
  • Ciertos tratamientos para el cáncer: algunos tratamientos para el cáncer pueden incrementar las posibilidades de diagnóstico.
  • Edad: uno de los principales factores de riesgo, la edad media del diagnóstico son los 73 años.
  • Factores genéticos y antecedentes familiares.

Síntomas para detectar precozmente el cáncer de vejiga

La buena noticia es que la mayoría de estos tumores se diagnostican en fases precoces por lo que se pueden curar con cirugías. Sin embargo, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), cuando el tumor está más avanzado, la curación puede ser difícil o imposible por lo que el tratamiento se centra en la supervivencia y mejorar la calidad de vida del enfermo.

Es por ello que como en la mayoría de tumores, resulta esencial conocer los signos de alerta para detectarlo en estapa tempranas.

En este sentido el síntoma más frecuente es la presencia de sangre en la orina. Ya sea a nivel microscópico en un análisis o macroscópico al apreciarlo con la vista. Esto puede provocar cambio de color desde un pis ligeramente rojizo hasta un tono muy oscuro casi negro. Se trata de "un síntoma que un paciente siempre debería consultar", subraya la doctora Pérez.

A veces las señales del tumor pueden pasarse por alto al ser similares a la de una infección de orina, añade la oncóloga. Esto incluye escozor al orinar, no quedarse saciado tras hacer pis o ganas continuadas de orinar. "Síntomas que si se tienen hay que insistir al médico de cabecera para descartar un tumor en la vejiga".

Si el tumor está muy avanzado puede producir dolor pélvico, hinchazón de las piernas, de la zona genital o paralizar el intestino. Ante la metástasis generará malestar en zonas a las que se haya extendido, como dolor en los huesos, o problemas para respirar si llegó a los pulmones.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.