"Nunca ha sido tan fácil ganar dinero en la historia": Un 'millennial' que ha logrado la independencia financiera a los 30 años comparte sus mejores estrategias para ganar más dinero

El millonario prejubilado Grant Sabatier.
El millonario prejubilado Grant Sabatier.
Grant Sabatier

Grant Sabatier empezó prácticamente sin nada antes de alcanzar la independencia financiera.

En agosto de 2010, dos meses después de ser despedido de su primer trabajo, su cuenta corriente alcanzó su mínimo histórico: 2,26 dólares. "Hice una captura de pantalla de mi cuenta para recordar esta sensación y que me sirviera de motivación para el futuro", escribe Sabatier en su libro Libertad Financiera. En aquel momento tenía 24 años y vivía con sus padres.

Cinco años después, gracias a una estrategia de 7 pasos que incluía organizarse y controlar sus gastos, la fortuna personal de Sabatier superaba el millón de dólares y se consideraba financieramente independiente, escribe en su libro.

Un paso clave en todo el proceso fue complementar su salario —consiguió un trabajo en una agencia de marketing digital por el que ganaba 50.000 dólares al año— con otras fuentes de ingresos.

"Si quieres alcanzar la independencia financiera lo más rápido posible, vas a tener que mejorar tu capacidad de generar ingresos extra", escribe Sabatier, que ha hecho de todo, desde cuidar mascotas hasta vender entradas para conciertos o revender ciclomotores antiguos. "Ningún trabajo era demasiado pequeño". 

Dos de las formas más lucrativas de generar ingresos extra al margen de su trabajo principal fueron la creación de sitios web para empresas, con lo que ganaba hasta 50.000 dólares por proyecto, y la venta de nombres de dominio. Normalmente podía comprar un dominio por 50 dólares o menos y revenderlo en un año por más de 2.500 dólares, explica.

7 cosas que no sabías que podías deducirte en la declaración de la renta: así ahorrarás dinero en impuestos

Sabatier, que ahora tiene 37 años, dice que las estrategias que utilizó hace una década para alcanzar la independencia financiera siguen siendo válidas hoy en día. 

Además, "nunca ha sido tan fácil ganar dinero en la historia", explica a Business Insider. "Internet ha nivelado realmente el campo de juego —es muy fácil llegar a posibles clientes a través de redes sociales, las webs y el correo electrónico—, ya que la barrera de entrada es extremadamente baja a la hora de lanzar cualquier tipo de negocio". 

Eso también significa que hay más competencia que nunca, añade: "Así que es muy importante, siempre que empieces algo, pensar en qué ventaja única tienes y apoyarte en ella".

Si no estás seguro de por dónde empezar o de qué tipo de actividad secundaria quieres emprender, Sabatier aconseja hacer dos listas: una de las cosas que realmente te gusta hacer y otra de las cosas que se te dan bien. A continuación, busca lo que coincide entre tus listas y piensa en cómo podrías rentabilizar tus intereses y habilidades. Tal vez lleves años tocando música y puedas empezar a dar clases o a dar conciertos. Tal vez te guste viajar y puedas convertirte en asesor y ayudar a la gente a planificar viajes. 

Si te dedicas a algo que realmente te gusta, lo más probable es que sigas con ello. Además, te parecerá menos "trabajo", dice Sabatier.

Una vez que hayas elegido un trabajo paralelo que te entusiasme —ya sea escribir en un blog, prgramar, enseñar o vender tu arte— céntrate en convertirte en el mejor en esa habilidad concreta. Eso es lo que hacen los emprendedores más exitosos, dice Sabatier: "Se convierten en los mejores en esa cosa, y la gente los reconoce como uno de los mejores, por lo que son capaces de añadir más valor, cobrar precios más altos, y, naturalmente, se crea este efecto multiplicador".

Aconseja centrarse en hacer una cosa realmente bien, en lugar de un montón de cosas decentemente bien. Para él, eso significa centrarse en escribir y crear sitios web. "Soy terrible en las redes sociales. Me estresan y nunca he podido ganar dinero con ellas, así que no me esfuerzo", cuenta. "Pero lo que sí se me da muy bien es construir páginas web para que se posicionen bien en Google y escribir contenidos, así que dedico mi tiempo a eso".

Una vez que hayas perfeccionado una habilidad que quieras monetizar, trabaja en tu trabajo paralelo de forma constante. No esperes ganar dinero de la noche a la mañana, añade: "Mucha gente, tanto si empieza un blog o un canal de YouTube como si lanza una empresa de tarjetas de felicitación o un negocio de peluquería canina, no se da cuenta de que, al principio, es un trabajo duro y no siempre es fácil. La gran mayoría del crecimiento del negocio va a ocurrir en el segundo, tercer y cuarto año".

Si empiezas a obtener ingresos de tu negocio secundario, no incrementes tus gastos, especialmente si buscas la independencia financiera. Coge tu dinero extra e inviértelo, subraya Sabatier, que ahorró e invirtió casi todos sus ingresos extra. Al fin y al cabo, "si estás ganando dinero de forma paralela, pero no lo inviertes, estás perdiendo el tiempo al no ganar tanto dinero como podrías", escribe.

Sabatier no comulga con la idea de crear un presupuesto demasiado estricto, ya que considera que el seguimiento de cada dólar crea una mentalidad de escasez y puede fomentar un sentimiento de culpabilidad en torno al gasto. Además, centrarse en los pequeños gastos y caprichos no necesariamente va a aumentar tu tasa de ahorro de manera significativa, añade: "Se ahorra más dinero si se controlan los gastos más importantes, es decir, la vivienda, el transporte y la comida, y eso se puede hacer sin la ayuda de un presupuesto formal". 

Esta coach de 27 años ahorró 136.400 euros en 5 años: estos son los 5 pasos que siguió para conseguirlo

Recortar estos grandes gastos requiere sacrificios, como vivir con compañeros de piso o cambiar el coche por el transporte público o cocinar en lugar de salir a restaurantes y bares. 

"Mucha gente pensaba que estaba loco, e incluso mi novia no venía a visitar mi cutre pero económico apartamento", recuerda Sabatier. "Definitivamente, tomé decisiones que mucha gente ni siquiera se plantearía". 

Otro truco que utilizó para ahorrar más y gastar menos fue pensar de forma crítica en todas y cada una de las compras. Especialmente hoy en día, con la posibilidad pagar cómodamente con una tarjeta de crédito o hacer compras online con un solo clic, podría decirse que nunca ha sido tan fácil gastar dinero.

Aprendió a ser un consumidor más consciente. "Cuando gastas dinero, no solo estás pagando algo con tus euros. También estás pagando con tu tiempo y el valor potencial futuro de esos euros", escribe. Utiliza trucos mentales antes de comprar cualquier cosa, como preguntarse cuán feliz le harían ciertas compras o cuánto le acabarían costando los gastos recurrentes durante el resto de su vida.  

No pierdas de vista que "ahorrar dinero es ganar dinero". "Cada compra que haces es una concesión: si gastas dinero en una cosa, es menos dinero que puedes ahorrar o gastar en otra cosa".

Otros artículos interesantes:

Esta es la fórmula para lograr la libertad financiera que todos los libros repiten

Un millonario hecho a sí mismo que se jubiló a los 30 asegura las 2 mejores maneras de hacerse rico no son ni trabajar horas extra, ni obsesionarse con la bolsa

Vendió todo lo que tenía por comprar bitcoin y vive en un camping esperando hacerse rico

Te recomendamos