Pasar al contenido principal

Cómo presentar una declaración complementaria de la Renta

Una mujer hace cuentas ante su ordenador
Getty Images
  • Si has descubierto después de presentarla que tu declaración de la Renta contiene errores, no te preocupes: puedes presentar una declaración complementaria.
  • La declaración complementaria sirve para incluir datos omitidos o erróneos, para eliminar deducciones a las que ya no tenemos derecho.
  • Para poder corregir tu borrador de esta manera, es necesario que no se haya acabado la campaña de la Renta, que este año concluye el 1 de julio.

Si has confirmado tu declaración de la Renta sin revisar convenientemente tus datos personales o de ingresos, es posible que hayas pasado por alto algún error que repercuta en el resultado. A pesar de que en muchos casos los datos que Hacienda incluye en el borrador están correctos y actualizados, debes saber que si hay algún error u omisión en la declaración que has confirmado, la responsabilidad es exclusivamente tuya.

Si ese es tu caso, no te alarmes. La Agencia Tributaria tiene una respuesta para tu problema y se trata de la declaración complementaria, que no es otra cosa que una nueva declaración en la que se corrigen los errores que pueda incluir en la que se ha presentado anteriormente y que aumentan indebidamente el resultado que percibirás de ella.

Cuándo se puede presentar una declaración complementaria

En primer lugar, hay que tener en cuenta que solo se puede presentar esta modificación de la Renta si es el fisco el que resulta perjudicado por los errores que incluya la declaración original. Si el perjudicado eres tú como contribuyente, el procedimiento es diferente, ya que en ese caso deberás presentar un escrito en la oficina tributaria que te corresponda con la documentación que respalda tu reclamación.

Leer más: 11 consejos a tener en cuenta a la hora de repasar el borrador de la Renta

De este modo, puedes presentar la declaración complementaria:

  • Si el resultado de la declaración original es menor del que te corresponde.
  • Si has cobrado atrasos en tus rendimientos del trabajo que correspondan a 2018 después de haber confirmado el borrador.
  • Por la devolución de cantidades derivadas de la cláusula suelo, si se consideraron anteriormente gastos deducibles.
  • Si has incumplido las condiciones para aplicar la exención por reinversión en vivienda habitual, en startups, en rentas vitalicias o para la anticipación de los derechos económicos de una renta ya constituida.
  • Por disposición anticipada de prestaciones sociales o de bienes o derechos aportados a patrimonios protegidos.
  • Por adquisición de patrimonio que descuadre el cómputo de pérdidas incluidas en la anterior declaración que se va a corregir.
  • Por no incluir en el borrador los efectos de cambio de residencia a otra comunidad autónoma u otro país.

Además de estas causas, hay que tener en cuenta que, para poder presentar una declaración complementaria, es necesario que no se haya acabado la campaña de la Renta, que este año concluye el 1 de julio.

Cómo se presenta una declaración complementaria

Para realizar este trámite, debes dirigirte a Renta WEB, el portal en Internet de la Agencia Tributaria en la que se realizan las gestiones relativas a esta campaña de la Renta, a través de la referencia que encontrarás en la declaración del año pasado, de la Cl@ve PIN de la Agencia Tributaria. Una vez dentro, selecciona la opción de modificar una declaración ya presentada y escoge el idioma en el que quieres rellenarla.

Leer más: Todas las novedades de la declaración de la renta en 2019

A continuación, se abrirá la siguiente pestaña, en la que hay que seleccionar el motivo por el que solicitas la declaración complementaria, pinchando en algunas de las 11 posibilidades mencionadas anteriormente. En la parte baja de ese formulario deberás rellenar el resultado a ingresar o a devolver de la declaración anterior.

Una vez hayas justificado el motivo de la complementaria y el resultado anterior, podrás añadir, modificar o quitar los datos, perceptores, rendimientos o deducciones que habías incluido incorrectamente u omitido, añadiéndolos apartado por apartado. Posteriormente, podrás comprobar el resultado, que será siempre a pagar, en el botón Resumen de declaraciones y, si estás conforme, pulsar en el botón Presentar declaración.

Y además