Pasar al contenido principal

11 consejos a tener en cuenta a la hora de repasar el borrador de la Renta

Una joven examina un documento con preocupación
Getty Images
  • Repasar y comprobar los datos del borrador de la Renta puede parecer una tarea compleja, salvo que sepas exactamente qué es lo que debes buscar para conseguirlo.
  • Es necesario verificar si se han reflejado correctamente los cambios que se hayan producido durante el año, sean de domicilio, de situación familiar o un incremento del patrimonio.
  • En total, hay 11 conceptos que es recomendable repasar en el borrador de la Renta antes de presentarlo definitivamente.

Si ya has conseguido tu número de referencia para acceder al sistema Renta Web y consultar tus datos fiscales, el siguiente paso para presentar tu declaración de la Renta es enfrentarse al borrador que ha preparado la Agencia Tributaria como base del Modelo 100, el impreso que se utiliza para el ajuste anual del IRPF. 

El borrador es un documento con 7 páginas y varios centenares de casillas, por lo que puede resultar abrumador tener que revisarlo por completo para evitar errores en la declaración de la Renta. Sin embargo, si sabes dónde mirar y qué buscar, el trámite se facilita sensiblemente.

Leer más: Todas las novedades de la declaración de la renta en 2019

Por eso, es recomendable seguir estos 11 consejos para revisar correctamente el borrador de la declaración de la Renta y poder corregirlo, si fuese necesario:

  1. Comprueba que tus datos personales aparecen correctamente: además de tu nombre, tu DNI, tu número de la seguridad social y tu domicilio, es importante que, si has cambiado de estado civil o has tenido un hijo, compruebes que esos datos están debidamente reflejados en el borrador
  2. Verifica que se te están aplicando deducciones familiares a las que tienes derecho: si has tenido hijos, eres cabeza de familia de un hogar monoparental, tienes una familia numerosa o cuidas de tus padres, abuelos o de algún familiar discapacitado, debe constar en tu borrador. Del mismo modo, si tienes hijos menores de 25 años o con una discapacidad a partir del 33% que hagan su propia declaración de la Renta, no debes incluirlos en la tuya.
  3. Revisa que se hayan deducido determinados gastos en los rendimientos del trabajo: se consideran desgravables las cuotas sindicales o de un colegio o asociación profesional y los gastos de abogado y procurador en caso de juicio laboral. Si eres un trabajador con discapacidad, también podrás acceder a deducciones de hasta 7.750 euros, dependiendo de la autonomía en la que residas.
  4. Actualiza tu nivel de patrimonio con las ganancias patrimoniales que hayas experimentado en 2018: en caso de que no lo hagas, podrías sufrir una liquidación o una sanción de la Agencia Tributaria.
  5. Asegúrate de que la información de tus inmuebles es correcta: verifica las referencias catastrales de todas las viviendas que poseas, incluyendo la habitual aunque no sea de tu propiedad. Este última referencia, la encontrarás junto a tus datos personales.
  6. Si has comprado tu casa antes de 2013 y la sigues pagando, comprueba que se te aplica la deducción por inversión en vivienda habitual: si cumples esos requisitos y además tienes una base imponible inferior a 24.107,20, puedes desgravarte el 15% de los plazos de la hipoteca o los gastos de construcción que hayas pagado en 2018.
  7. Si vives de alquiler y firmaste tu contrato antes de 2015, verifica que se te tenga en cuenta la deducción por alquiler de vivienda habitual: si cumples estos requisitos, tienes derecho a deducirte un 10,05% del alquiler pagado durante el año pasado, hasta un máximo de 9.040 euros. En el caso del alquiler también deberás prestar atención a las deducciones que puedan existir en la comunidad donde resides. 
  8. Si tienes un plan de pensiones, incluye las últimas aportaciones que hayas realizado en 2018: puedes conseguir un ahorro fiscal de hasta 8.000 euros o el 30% de los rendimientos del trabajo.
  9. Si has realizado aportaciones a partidos políticos y/o donaciones a ONG, asegúrate de que constan en el borrador: las cuotas de afiliación y aportaciones a los partidos políticos cuentan con una deducción del 20% hasta un límite de 600 euros. Mientras, las donaciones a ONG desgravan un 75% de los primeros 150 euros donados y un 30% de las cantidades que sobrepasen esta cifra, aunque a partir del tercer año de donaciones este porcentaje se eleva al 35%.
  10. Infórmate de las deducciones autonómicas a las que puedes acogerte y fíjate si se han aplicado: algunas comunidades ofrecen a sus contribuyentes beneficios fiscales sobre el alquiler de la vivienda, como Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, Comunidad Valenciana y, con condiciones, también en Aragón. Otras, como País Vasco, Navarra, Ceuta o Melilla, tienen un régimen diferente de fiscalidad. Para no dejar de beneficiarte de ninguna deducción autonómica, es conveniente revisar el Manual práctico de la Renta 2018 en la web de la Agencia Tributaria.
  11. Busca el resultado de la declaración y asegúrate de que es correcto: dirígete a la casilla 550 para comprobar el resultado de la Renta y recuerda que si va precedido de un signo negativo, significa que recibirás un ingreso de Hacienda con una devolución del IRPF. Si el resultado no es correcto, regresa al consejo número 1 y vuelve a empezar.

Te puede interesar