Pasar al contenido principal

La fórmula que analiza si te te compensa un coche en renting

Cuándo compensa el renting de vehículos
Lucreative / Unsplash
  • El paradigma de la compra de coche ha cambiado. Cada vez son más los que apuestan por alquilar su vehículo en lugar de adquirirlo en propiedad.
  • Se trata de una fórmula muy flexible y económica que está ganándole mucho terreno a la compraventa.
  • Pero, ¿realmente compensa un ‘renting’? Te contamos lo que debes tener en cuenta para valorarlo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En los últimos años, se viene produciendo un cambio de paradigma en lo que a compra de coche se refiere. Cada vez menos personas apuestan por disponer en propiedad de su vehículo, y son cada vez más quienes se decantan por otras fórmulas mucho más flexibles y adaptadas a las necesidades del cliente.

Una de ellas es el renting, una opción al alza especialmente después de la crisis económica. Pero, ¿qué es más preferible? ¿La compra de un coche o el renting? Vamos a averiguarlo.

En qué consiste la opción del ‘renting’

El renting consiste en el alquiler a largo plazo de un bien. El plazo puede variar, aunque por lo general se sitúa entre los 2 y los 5 años de duración. A lo largo de este periodo, el arrendador puede disponer del disfrute del bien a cambio del abono de una cantidad mensual en concepto de alquiler. 

Aunque existen diferentes modalidades de renting, lo más habitual es que el arrendador es quien se haga cargo de todos los gastos asociados al mantenimiento del vehículo: las revisiones, las coberturas de las averías, el cambio de neumáticos, el seguro, etc. Hasta el servicio de reclamación de multas y la asistencia en carretera suele estar cubierto en el renting.

Es decir, el cliente tan solo se limita al disfrute del vehículo, y no tiene que hacer el elevado desembolso inicial. Eso sí, normalmente hay un número máximo de kilómetros que, por contrato, no se podrán sobrepasar, de manera que hay que tener cuidado con estas limitaciones. 

Leer más: He vendido mi coche tras 20 años y me he pasado al carsharing: ¿crisis de los 40 o pragmatismo aplicado a la movilidad?

¿Es interesante el renting? Los cálculos que tienes que hacer

La primera pregunta que deberás hacerte para determinar si te compensa un renting o no es ¿cuántos años quiero disfrutar del coche? El objetivo es compararlo con otro vehículo comprado al contado (o financiado) que sea de nuestra propiedad, y para el que tengamos que abonar todo su mantenimiento.

En el caso del renting, tan solo tendremos que abonar la cuenta la cuota mensual. El resto de costes asociados al vehículo y necesarios para su correcto funcionamiento son prescindibles. En una compra, sin embargo, hay que tener en cuenta otros elementos como:

  • El precio del vehículo.
  • En caso de que se financie, la comisión de apertura y los intereses del préstamo.
  • Los impuestos y las tasas.
  • El seguro a todo riesgo (o a terceros).
  • Revisiones, cambio de neumáticos y resto de mantenimiento.

Eso sí, al ser un vehículo de nuestra propiedad, podemos venderlo al cabo de un tiempo determinado a su valor de venta en ese momento. Esto hace que, en la práctica, haya que restar este importe del resto de gastos para determinar el valor neto.

Leer más: Cómo saber dónde has aparcado el coche con el truco de Google Maps

Un ejemplo práctico

Supongamos un ejemplo clásico de renting, el de un vehículo de gama media, y vamos a ver qué es mejor: comparlo al contado o financiarlo. Para ello, vamos a suponer que el coste del vehículo es de 20.000 euros y el préstamo tiene un interés del 9% TAE con una entrada de 5.000 euros y una comisión de apertura del 1%. Vamos a suponer que nos dura 5 años.

Concepto

Pago al contado

Pago financiado

Pago inicial

20.000 €

5.000 €

Comisión apertura

0 €  

150 €

Cuotas préstamo

0 €

373 € x 60 = 18.660 €

Seguro a todo riesgo

2.000 €

2.000 €

Revisiones y neumáticos

1.800 €

1.800 €

Total

23.800 €

27.6105 €

Valor de venta a los cuatro años

5.500 €

5.500 €

Total neto

18.300 €

22.110 €

Un vehículo de similares características, con un límite de 10.000 kilómetros al año y a 5 años tiene un coste de 250 euros al mes más IVA, es decir, 302,50 euros al mes, según las ofertas que podemos ver en la web LeasePlanGo. En 5 años, el coste de ese vehículo es de 18.150 euros, aproximadamente.

Es decir, un coste muy similar al del pago al contado, y bastante inferior al de pago financiado. Eso sí, en el caso del renting, tan solo podrás disponer del vehículo durante un número limitado de kilómetros, lo cual restringe sin duda el uso del renting en comparación con la compra.

Y además