Cómo salir de tu zona de confort y superar tus miedos con el dinero: la importancia de evitar la espiral negativa

Hombre ahorrando dinero en un tarro
Getty
  • Muchas personas entran en una zona de confort económica que les repercute después en tener miedo con su dinero.
  • Sigue leyendo para ver cómo puedes tomar las riendas de tu economía y hacer frente a los temores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La capacidad de tomar riesgos saliendo de tu zona de confort es la forma principal por la que puedes crecer tanto en tus finanzas personales como a nivel profesional

Pero a menudo hay bastante miedo de dar ese primer paso.

En realidad, las zonas de confort no tienen que ver con la comodidad, sino con los temores que tienes. Hay que romper esas cadenas del miedo para buscar el éxito y coger las riendas de tu dinero: hacer un presupuesto, tener una planificación financiera, consultar con un asesor financiero, tener un hábito de ahorro, recortar gastos… Todo ayuda a conseguir las metas

Aunque para eso es necesario salir antes de tu zona de confort y superar los miedos que tienes con tu propio capital.

Combatir el miedo al fracaso es el primer paso

En términos concretos, el miedo a perder dinero está enraizado con el miedo al fracaso y una de las recomendaciones más prácticas para superar esta situación es asumir el hecho de que nadie te lo quitará de las manos (a menos que tú lo permitas); el capital tampoco va a desaparecer por sí solo. 

Sea como fuere, tú eres el gran administrador de tu liquidez y ya sabes que no hay éxitos sin aprendizajes. Cuantas más habilidades adquieras para gestionar tu dinero, menos aversión tendrás al fracaso y en consecuencia menos preocupación sentirás ante la posibilidad de perder. Recuerda que ningún rico ha amasado esa gran fortuna sin antes perder algo de dinero

A este respecto hay una referencia del libro Padre Rico Padre Pobre cuyo autor, Robert Kiyosaki, advierte sin tapujos que los perdedores evitan el fracaso, mientras que el fracaso convierte a los perdedores en ganadores. 

Por tanto, no hay que tener pánico por el fracaso porque tu respuesta natural ante ese temor será no hacer nada. Y no por miedo a perder vas a dejar de jugar. De igual modo, no hay que conformarse con jugar a lo seguro porque, aún ganando, de poco te servirá. 

No olvides que tienes la suficiente capacidad para generar capital y, en el caso de que pierdas dinero, no te preocupes en exceso porque siempre tendrás las herramientas y las habilidades para encontrar nuevas oportunidades de recuperarlo y recapitalizarlo.

Fracasar te puede enseñar más de lo que piensas

Mucha gente tiene tanto miedo al fracaso que prefiere no hacer nada antes de intentar cumplir sus sueños.

Por eso, empieza a lidiar con el fracaso como si fuera tu mejor maestro. ¿Qué aprendiste de la experiencia? ¿Cómo puedes extrapolar esa lección a tu próxima aventura para aumentar tus posibilidades de éxito con tu capital? Muchas personas de gran éxito fracasaron muchas veces antes de ser exitosas.

Así, es importante ser consciente de lo que está fuera de tu zona de confort ¿Cuáles son las cosas que crees que vale la pena hacer, pero tienes miedo de realizarlas, debido al potencial de decepción o al fracaso?

Dibuja un círculo y escribe esas cosas fuera de él. Este proceso no solo te permitirá identificar claramente tus malestares sino también tus comodidades

Sentirse cómodo ante la incomodidad y dar pequeños pasos

Una forma de salir de su zona de tu zona de confort y conseguir superar los miedos con el dinero es lidiar con situaciones incómodas en términos económicos con una mayor normalidad. Busca metas y no huyas como tal de situaciones adversas. Hay que saber combatirlas. 

Esto es extrapolable a la vida cotidiana. Por ejemplo, si comienzas a sentir un poco de pánico cuando hablas con alguien que acabas de conocer, es mejor ser consciente de esa situación para acostumbrarte para conseguir actuar normal. Pues con el dinero sucede exactamente lo mismo. 

Si practicas con suficiente frecuencia, empezarás a estar más cómodo, sin lugar a duda. 

Asimismo, es importante que no intentes dar un salto fuera de tu zona de confort, pues es probable que te sientas abrumado y vuelvas a entrar en ella de inmediato.

Da pequeños pasos hacia el miedo que estás tratando de superar. Si deseas hablar en público, comienza por aprovechar todas las oportunidades para hablar con grupos pequeños de personas. Incluso puedes practicar con familiares y amigos.

Aprende a reirte de ti mismo cuando cometas errores y eso te ayudará a sortear esas zonas de confort y manejarte con más optimismo con tus finanzas personales. La toma de riesgos inevitablemente implicará fracasos y contratiempos. Pero hay que sentirse positivo al soportar los golpes cuando otros se burlan.

Al principio parecerá realmente aterrador salir de tu zona de confort. Sin embargo, no es necesario que lo hagas de golpe. Puede ser de forma gradual. Esto hará que te sientas cada vez más a gusto con las cosas nuevas que te parecían peligrosas.

Otros artículos interesantes:

Cómo calcular cuándo podrás jubilarte y cuánto dinero puedes gastar cada año

7 lecciones de 'Padre rico, Padre pobre', el 'bestseller' de finanzas personales que te ayudará a ahorrar

Cuánto dinero cuesta amueblar el salón de tu vivienda en la actualidad: los precios que debes tener en cuenta

Te recomendamos

Y además