Cómo será el alquiler vacacional en el verano del coronavirus

Alquiler vacacional con el coronavirus
Michele Maria / Pixabay
  • La demanda de casas con piscina, terraza o jardín que sean privados, disparada.
  • Más clientes nacionales y estancias de una semana frente al perfil del extranjero que se hospedaba durante una quincena en periodos estivales anteriores.
  • Esta modalidad de alquiler mantiene el interés en Almería o Alicante, entre otras áreas, pero se resiente en Barcelona: el 40% de los pisos turísticos de la ciudad se pasa al mercado residencial.
  • Las cancelaciones de viajes llegaron en muchas empresas al 100% a lo largo del confinamiento, dando paso a una recuperación de las reservas en junio.
  • La patronal del sector espera unas pérdidas de 2.900 millones de euros en 2020.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El turismo es uno de los ámbitos que más está sufriendo desde la irrupción del coronavirus.

Dentro de éste, el alquiler vacacional se resiente, y de qué manera. Así, las reservas efectuadas cayeron en España de las 126.000 registradas a principios de febrero a las 40.000 que se contabilizaban sólo dos meses después, según estadísticas del proveedor de datos turísticos Airdna.

En ese momento, en los primeros días de abril, las anulaciones llegaron a hacer pleno en la cartera de clientes de numerosas empresas del sector. Ante la falta de garantías para viajar, millones de personas que tenían previsto hacerlo en verano optaron por cancelar sus reservas de hoteles o apartamentos, en especial visitantes foráneos.

Pérdidas millonarias en el alquiler vacacional

La Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (Fevitur) estimó a mediados de ese mes unas pérdidas acumuladas de 448 millones de euros derivadas de la crisis de la Covid-19 en España, apuntando que serán 2.900 millones a finales de año.

Leer más: La crisis del COVID-19 pasa factura en el turismo: 2 de cada 3 españoles no se irá de vacaciones

"El sector de las viviendas turísticas da por perdida la mitad de la temporada y espera un arranque de la actividad de manera escalonada que permita empezar a operar en junio, con una entrada de reservas para el último trimestre del año y que suponga un principio de recuperación de cara a 2021", explicaron desde la patronal.

Cierta recuperación en junio y julio

La previsión hecha desde Fevitur fue acertada: las reservas se situaron en 158.000 a fecha 15 de junio. De nuevo, considerando los datos que manejan en Airdna. Aunque los números mejoran, en muchos casos, el daño ya está hecho y la remontada sólo llegará a largo plazo. Por ejemplo, con herramientas como el pasaporte sanitario, que se presenta como una solución posible para reactivar el turismo.

En la primera quincena de julio la ocupación en el alquiler turístico vacacional alcanzará el 60% de media, según los datos facilitados por Habtur, la principal patronal de este alojamiento.

El 40% de los pisos turísticos de Barcelona, al alquiler residencial

La capital catalana es buen ejemplo de ello. No en vano, el 40% de los pisos turísticos de la ciudad está ahora en el mercado de renta tradicional, tal y como recoge el portal Hosteltur tomando cifras de la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona.

Leer más: Así será comprar y alquilar casa en la nueva normalidad tras el coronavirus

De este modo, de los 9.600 inmuebles censados para esta actividad en la Ciudad Condal, hasta 3.900 viviendas se han reconvertido al alquiler residencial y los 5.700 pisos restantes “buscarán dar respuesta al turismo que llegue a Barcelona en los próximos meses, cuando se pueda reabrir definitivamente el mercado”, señala Enrique Alcántara, presidente de Apartur.

El alquiler residencial, fuerte en Almería y Alicante

No obstante, mientras el alquiler vacacional se tambalea en ciertos destinos, esta modalidad de rentar propiedades mantiene el pulso en otras zonas. Es el caso de Alicante, área en la que las cancelaciones apenas estaban un 10% por encima de lo normal a finales de abril, tal y como cuantificaba David García Gea, CEO de la plataforma de alquiler vacacional Sonneil Rentals en la web de la Asociación de Apartamentos Turísticos de la Costa Blanca (Aptur).

Leer más: Estas pantallas permiten mantener la distancia de seguridad en las playas y aislarse del resto de bañistas

En lo que se refiere a mayo, el porcentaje de cancelaciones sí se disparó hasta una horquilla de entre el 40 y el 50%; mientras que en junio volvió al 10% de dos meses antes.

De cancelaciones de extranjeros a reservas de españoles

Eso sí, las anulaciones son más o menos elevadas dependiendo de la nacionalidad del turista. "Si son de países con medidas muy restrictivas, sí anulan la reserva. Por ejemplo, el cliente ruso está cancelando. El de Francia o Italia no, porque aún tiene la esperanza de poder venir", continúa García Gea.

Cambio de perfil en el alquiler vacacional

De hecho, la clave para que en ciertas provincias se sostenga el pulso del alquiler turístico es precisamente que las anulaciones realizadas por visitantes foráneos se transforman en reservas que hacen los viajeros nacionales. "El 90% de lo que tuvimos en 2019 venía de fuera de España, mientras que este año todos los extranjeros han cancelado... menos un solo cliente", admite Mónica Sánchez, coordinadora de Remax Indalo en Las Negras (Almería).

Leer más: Dónde ir de vacaciones en Europa para viajar seguro frente al COVID-19: los 5 mejores destinos para 2020

Reservas más cortas o compartidas

Además de corroborar que se produce un cambio de perfil en cuanto a la procedencia, la experta consultada apunta que "las reservas eran antes por quincenas, ahora son semanales". Del mismo modo, "las reservas compartidas, por ejemplo, por dos parejas con niños, están hoy en el 60%, siendo menos frecuentes con anterioridad a la llegada del coronavirus", añade.

Casas con piscina, terraza o jardín particulares

"Se trata de un cliente con las cosas claras. No negocia el precio, que, por cierto, no hemos modificado respecto al verano anterior, pero sí tiene ciertas exigencias: la piscina, la terraza o el jardín que sean privados son ahora una prioridad. Tan es así, que cuesta más trabajo alquilar propiedades sin ninguno de estos extras. Buscan casas grandes con todos los servicios para no tener que salir", asevera Mónica Sánchez.

Medidas especiales de higiene por el Covid-19

La agente de Remax Indalo destaca igualmente que, en la actualidad, reciben mayor demanda de información en cuanto a la limpieza que llevan a cabo en los inmuebles por parte de los interesados en alquilar. "Todo se ha vuelto más exhaustivo. Ya desinfectábamos antes, aunque ahora más. Hemos retirado cortinas y alfombras, así como vamos a instalar máquinas de ozono para mejorar la calidad del aire", desarrolla.

"Tras la cancelación de reservas, no hemos tenido problema para alquilar todo lo que ofertamos.Nos lo han quitado las manos", finaliza.

LEER TAMBIÉN: El turismo náutico se dispara al blindar el distanciamiento social: el velero es el producto estrella este verano

LEER TAMBIÉN: ¿Es seguro viajar? Los riesgos asociados con volar en avión, reservar en un hotel o Airbnb, y alquilar coches durante la pandemia que debes tener en cuenta

LEER TAMBIÉN: 14 expertos en viajes comparten su mejor consejo para ahorrar en vacaciones

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. Vacaciones
  2. Ahorro
  3. Mercado inmobiliario
  4. Finanzas personales
  5. Tiempo libre