Así serán los ERTE tras el coronavirus: ayudas para empresas y sectores en caso de crisis, pero sin prestaciones para los trabajadores afectados

Un trabajador de una cafetería de Barcelona coloca las mesas de la terraza

Reuters

  • El Ministerio de Trabajo ha enviado a los agentes sociales una propuesta para un nuevo tipo de ERTE tras la pandemia que incluya ayudas a empresas y sectores que reduzcan la jornada a su plantilla ante impactos imprevistos, según la Cadena SER.
  • La propuesta no incluye una prestación adicional para los trabajadores afectados por reducciones de jornada, como sucede con los actuales ERTE.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pese a que Gobierno, sindicatos y patronales cerraron a finales de mayo la quinta prórroga del sistema de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para mantener su vigencia al menos hasta el 30 de septiembre, la mesa del diálogo social sigue trabajando para preparar la desescalada de este sistema de protección del empleo y el tejido empresarial una vez que concluya la pandemia de coronavirus.

Dentro de ese proceso, el Ministerio de Trabajo ha enviado este miércoles a los agentes sociales una propuesta para la creación de un nuevo tipo de ERTE una vez concluya la pandemia, según adelanta la Cadena SER, que detalla que este nuevo sistema se establecerá de forma permanente una vez se produzca la vuelta a la normalidad y recibirá el nombre de Mecanismo de Sostenibilidad del Empleo (MSE).

Este nuevo tipo de ERTE, que se aplicaría una vez concluya la crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus, parte de un compromiso del Gobierno español con las autoridades europeas en el marco de las medidas para la optimización del mercado laboral que incluye el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con el que España ha detallado el desglose de proyectos y reformas a los que destinará los fondos europeos Next Generation EU.

No obstante, el proyecto de Trabajo para crear el MSE, que la emisora del Grupo Prisa especifica que se trata de una propuesta provisional que deberá analizar y consensuar con los agentes sociales, incluye cambios sustanciales respecto a los actuales ERTE, dado que permitirán que las empresas que sufran imprevistos sobrevenidos que impidan su actividad reduzcan la jornada de sus empleados y reciban ayudas estatales para garantizar su supervivencia.

De este modo, la propuesta del Gobierno establece que el mecanismo que sustituirá a los ERTE supondrá la creación de un fondo para otorgar prestaciones o bonificaciones a las empresas o sectores que se vean afectados por imprevistos que impidan su normal funcionamiento. La dotación de ese fondo provendría de los fondos europeos, de prestaciones por desempleo no utilizadas y de las multas por ERE a las empresas que despidan a trabajadores mayores, según la SER.

La nueva prórroga de los ERTE va a mantener la prohibición de despedir y no rebajará la prestación a los trabajadores afectados

Sin embargo, el cambio más destacado en el MSE respecto a los ERTE vigentes durante la pandemia es la retirada de la prestación adicional que cobran actualmente los trabajadores afectados por reducción de jornada, que desaparecería con el nuevo régimen permanente que negocian Gobierno, patronales y sindicatos en la mesa del diálogo social en la que también se está negociando la derogación parcial de la última reforma laboral.

Además, el MSE supondría obligaciones para las empresas beneficiarias, al igual que sucede con los ERTE, dado que se mantiene el compromiso de mantenimiento del empleo y la prohibición de realizar nuevas contrataciones, horas extra o externalizaciones mientras se está bajo este régimen, cuyo reglamento y penalizaciones para empresas incumplidoras todavía deberá negociarse en la mesa del diálogo social.

Otros artículos interesantes:

Quinta prórroga de los ERTE: qué cambia en las exoneraciones de cuotas, en los sectores protegidos y en la prestación por cese de actividad de autónomos

Despidos después del ERTE, la dura realidad con la que muchos empleados se topan

La Inspección de Trabajo multa con 16,5 millones de euros al 15% de las empresas investigadas por fraude en los ERTE