Compró una imitación de Ozempic por internet y casi le cuesta la vida: los problema de suministro impulsan el mercado de las falsificaciones

Una caja auténtica de Ozempic guardado en la nevera de una paciente.
Una caja auténtica de Ozempic guardado en la nevera de una paciente.
  • Lexi Ortánez compró por internet una versión falsa de Ozempic. En realidad contenía insulina, lo que como diabética podría haberle ocasionado un riesgo mortal.
  • La demanda creciente y los problemas de suministro han impulsado un mercado clandestino internacional de falsificaciones de semaglutida.

Lexi Ortánez, de 26 años, compró una unidad de Ozempic a alguien que afirmaba estar relacionado con la industria médica, pero cuando recibió el paquete desconfió, porque el embalaje y la pluma inyectable no se parecían a las usadas hasta ahora. Recurrió a esta fuente por dificultades para hacerse con el medicamento en el mercado. Resultó ser una inyección de insulina

"Darme cuenta de que casi me había inyectado la sustancia equivocada, pensando que era Ozempic, fue aterrador y podría haber resultado mortal", cuenta en exclusiva a DailyMail

"Da mucho miedo pensar en lo que podría haber pasado si [mi madre y yo] no hubiéramos hecho una doble verificación cuidadosa", relata. "Incluso si alguien está desesperado por encontrar Ozempic, no vale la pena arriesgar su vida". 

Falsificado a escala global

Las falsificaciones de Ozempic es algo que no sorprende a los expertos. Era cuestión de tiempo que el lado oscuro quisiera sacar tajada de un medicamento tildado de revolucionario. 

Los medicamentos GLP-1 como Ozempic para la diabetes y Wegovy, para la pérdida de peso han saltado a la fama como formas rápidas de adelgazar y evitar problemas de salud asociados con la obesidad. Se basan en la semaglutida, un ingrediente activo que reduce el apetito. Ambos pertenecen a Novo Nordisk, y han colocado a la farmacéutica como la empresa europea más valiosa en bolsa

Desde su aparición las redes sociales se han llenado de testimonios en todo el mundo sobre los sorprendentes efectos de tomarlo. Los multimillonarios encontraron en este fármaco un remedio rápido para quitarse unos kilos de más, lo que dejó sin acceso a los diabéticos que lo necesitaban por salud. Es precisamente este problema de suministro,sumado a una demanda cada vez mayor lo que está impulsando el mercado de las falsificaciones.

Una investigación de POLITICO encontró numerosas webs en Europa que venden "semaglutida" a precios que oscilan entre los 100 euros y varios cientos de euros por suministro para una semana.

Según DailyMail la compañía de ciberseguridad McAffee ha identificado 176.871 correos electrónicos de phishing y 449 sitios web de riesgo que anuncian productos falsificados solo este año. BrandShield, una empresa de ciberseguridad con sede en Israel afirma que solo en 2023 eliminó más de 250 webs que vendían versiones falsas de Ozempic y medicamentos similares. 

"Este es un problema creciente en todo el mundo en los últimos años, especialmente desde el COVID, con un número cada vez mayor de farmacias falsas y medicamentos falsificados que se venden en línea, y suplantaciones en las redes sociales",matizó en abril el director ejecutivo de BrandShield, Yoav Keren.

 Ozempic podría enfatizar el culto al cuerpo y estigmatizar la obesidad

A finales de 2023 La FDA alertó de una versión falsificada de Ozempic de 1 miligramo (mg) en la cadena de suministro legítima de medicamentos de EEUU. El análisis encontró que las agujas de las muestras eran falsas por lo que no podía  confirmarse su esterilidad, lo que supone un mayor riesgo de infección. En octubre era la Agencia Europea del Medicamento (EMA) la que lanzaba una alerta tras la detección en varios países europeos de dosis falsificadas de Ozempic. Todos los productos intervenidos habían sido importados de Alemania y Austria y estaban etiquetados en alemán. 

Según cifra Bloomberg de marzo de 2024, la gencia de medicamentos de Reino Unido ha incautado hasta el momento 869 plumas Ozempic falsas, más que sus homólogos de Dinamarca, Irlanda, Suiza, Islandia y los Países Bajos juntos. 

“No hemos notado un aumento de ofertas de venta del medicamento en canales informales, como Internet, ni tampoco han sido identificadas unidades sospechosas en canales formales”, declaró en octubre de 2023 a EL PAÍS un portavoz de la Agencia Española del medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) en relación a estos fármacos fraudulentos en España.

Cómo detectar una falsificación de Ozempic

La estafa tiene filo doble. Puede llegarte un supuesto medicamento que nada tiene que ver con lo que has pedido. No se trata de versiones genéricas de semaglutida sino de algo totalmente desconocido. En el mejor de los casos, es una solución salina que no ayuda en nada. En el caso de Ortánez se trataba de insulina, lo que podría haber sido mortal.

En EEUU la agencia notificó hasta 5 eventos adversos relacionados con los productos falsos. En Austria varias personas fueron hospitalizadas con episodios graves de hipogluicemia y convulsiones tras inyectarse dosis falsificadas de Ozempic.

En otros casos, las webs ni siquiera envían producto alguno, sino que son estafas diseñadas para robar los números de tarjetas de crédito y la información personal de las personas.

Abhishek Karnik, jefe de investigación de amenazas de McAfee explica al diario británico que la gente puede encontrarse con estas estafas tras escribir frases como "soluciones para bajar de peso" en redes sociales o aplicaciones de mensajería. Muchas de estas reseñas falsas se desarrollan con herramientas de inteligencia artificial, lo que, según el experto, también aumenta "la escala, la efectividad y la velocidad de las estafas".

En España se trata de un medicamento bajo receta. Si acudes a una farmacia es poco probable que obtengas Ozempic falsificado, por los requisitos que conllevan este tipo de medicamentos. Con la llegada de la venta de medicamentos online, la cosa se vuelve más compleja, según los expertos.

"Solo se necesitan una o dos farmacias deshonestas para tener un impacto negativo", declara a Bloomberg Bernard Naughton, profesor asistente de farmacia en el Trinity College de Dublín.

La FDA y el fabrifante Novo Nordisk, compartieron imágenes que comparan medicamentos falsos y reales para ayudar a los pacientes a reconocer los productos auténticos. 

Una pluma Ozempic auténtica no se extiende en longitud cuando intentas ajustar la dosis con el dial. Las cajas Ozempic falsas pueden tener errores de ortografía y es posible que el número de lote de la caja no coincida con la concentración del producto indicada en la misma caja y bolígrafo. La etiqueta de un bolígrafo falsificado también podría ser de peor calidad y es posible que no se adhiera bien.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.

Etiquetas: