Pasar al contenido principal

7 consejos para saber cómo actuar con tus finanzas personales ante situaciones convulsas

Tocar dinero.
Sharon McCutcheon / Unsplash
  • A lo largo de tu vida, casi con total seguridad, te vas a enfrentar a situaciones que no preveías. Una muestra de ello fue la crisis del 2008 o la recesión causada por la pandemia del COVID-19.
  • Muchos ahorradores lo que no saben es que es en los momentos difíciles en los que se puede empezar a cambiar el chip y actuar para que tus finanzas personales tengan una mayor eficiencia con el paso de los años.
  • Aquí puedes ver 7 consejos que seguir para conocer qué puedes hacer con tus finanzas personales cuando se produce un evento sin precedentes como el causado por el coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A lo largo de tu vida, casi con total seguridad, te vas a enfrentar a situaciones que no preveías. Una muestra de ello fue la crisis del 2008 o la recesión causada por la pandemia del COVID-19. Circunstancias que pueden tomarse negativamente desde el punto de vista de la gestión patrimonial, pero que pueden representar oportunidades.

Muchos ahorradores lo que no saben es que es en los momentos difíciles en los que se puede empezar a cambiar el chip y actuar para que tus finanzas personales tengan una mayor eficiencia con el paso de los años. Y es que las crisis pueden servir para reajustar los presupuestos con los que cuentas.

Pero no solo eso, sino que ayuda a enfocar el futuro con una mayor claridad y hace que el capital del que dispones y dispondrás esté bajo una mayor salud financiera. Por eso, aquí puedes ver 7 consejos que seguir para conocer qué puedes hacer con tus finanzas personales cuando se produce un evento sin precedentes como el causado por el coronavirus.

Leer más: 21 maneras de ganar dinero sin hacer prácticamente nada

1. Revisar tus seguros por la mayor competitividad futura en las ofertas

Seguros que necesitas para una pyme
Rawpixel / Unsplash

Cuando el mundo está abocado a una recesión hay muchas personas que no caen en hacer algo tan básico como revisar las pólizas de seguros que tenemos. Sobre todo, cuando pasen un tiempo prudencial. ¿A qué se debe esta idea? Especialmente, porque habrá “un interés por la captación de clientes, más competitividad, y precios a la baja por parte de las aseguradoras”, dice el analista independiente, José Luis Herrera. 

El panorama al que se enfrentará el planeta será de una mayor deflación, debido al shock de oferta y demanda que se ha producido con la paralización de la economía, y si aguantas con las pólizas actuales es probable que se queden desactualizadas y puedas encontrar opciones a mejor precio. Se trata de hacer una actualización con los precios del mercado. 

Según Deepali Sen, planificador financiero en Srujan Financial Advisers, no hay que dejarse llevar por el miedo mientras “consigues llegar a los números adecuados”. Por eso, es necesario tener paciencia y buscar el mayor equilibrio entre calidad y precio. 
 

2. Crea un fondo de emergencia ante el bajo del consumo

Familia pensando en el ahorro a largo plazo.
Getty Images

Aunque es una de las principales máximas de la planificación financiera y se ha escrito mucho al respecto, es cierto que una situación sin precedentes y de consumo bajo mínimos puede aprovecharse para engrosar, siempre que se pueda, “el fondo de emergencia”. En este sentido, en caso de que no se tenga, quizá sea el mejor momento para hacerlo. 

Sen expone que hay que tener entre “3 y 4 meses de gastos ahorrados” para cualquier contingencia no planificada como la “pérdida del empleo, el retraso en el pago de la nómina, o necesidades de algunos miembros de tu familia”.
 

3. Es hora de que veas si tus gastos merecen la pena

gastos que puedes desgravar como autónomo cuando trabajas en casa
Andrew Neel / Unsplash

Herrera comenta que cuando estás cerca de tocar fondo es un momento ideal para sentarse y ver los “gastos que son esenciales y críticos”. Las personas suelen actuar por impulsos y, llegado el momento, emplean más dinero en consumir del que realmente necesitan. 

Siguiendo este esquema Sen comenta que hay que sentarse tranquilamente para ver “qué es básico y qué es prescindible”. Incluso, aconseja “retrasar las compras para evitar los impulsos”, evitar “el uso de tarjetas de crédito”, ya que da una falsa sensación de disponibilidad de dinero, o endeudarte aún más. Es mejor, añade, pagar por adelantado “con los excedentes disponibles”
 

4. La reunificación de los préstamos, una solución

Qué pasa cuando el banco vende tu deuda
Courtney Keating / Getty Images

El planificador financiero de Srujan Financial Advisers recomienda que, en el caso de que en una situación sin precedentes tengas préstamos múltiples, realices “una reunificación de los mismos lo más pronto posible”. Principalmente, porque ayudará a tener “un mayor control de la deuda y facilitará posibles impagos a futuro”

5. La inversión no se debe paralizar ni en los peores momentos

Invertir 100 euros de forma automática todos los meses
Reuters

Pese a que el entorno se ha tornado oscuro, es fundamental que no rehúyas en tus “compromisos mensuales de inversión”, afirma Herrera. Recuerda que Roma no se construyó en un día, y con el mercado por los suelos, las “posibilidades de tener rentabilidades con el paso del tiempo más elevadas” son más grandes. 

Para las carteras que han sufrido pérdidas, espera si los objetivos están al menos a “7 años de distancia”, opina Sen. No conviertas tus pérdidas del momento “en reales”. Los mercados están ofreciendo “un gran descuento”, por lo que no hay que perderse las oportunidades.
 

6. Mira los productos bancarios que tienes contratados

Cliente recibiendo asesoramiento financiero
Getty Images

Seguros del hogar, tarjetas de crédito, planes de pensiones… Quizá vaya siendo hora de que, aprovechando el clima más adverso, hagas una revisión de lo que tienes contratado con el banco por si puedes aligerar algo los costes. Si tienes hipoteca es probable que estés atrapado por las vinculaciones al diferencial, pero si no es así, es tu momento. 

Los bancos suelen cobrar cantidades más altas por alguno de sus productos financieros. Mira la competencia e, incluso, no descartes cambiarte de entidad bancaria. Nunca es tarde para ahorrar costes. 
 

Aprovecha para prepararte y enriquecerte

Transformación digital

Gettyimages

Por otra parte, es momento para recordarte que la formación es fundamental para seguir avanzando en los propósitos. José Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi, expone que prepararse siempre es “enriquecedor” y más aún en situaciones negativas. Y es que puedes sacar ventaja y estás mejor preparado “para el siguiente golpe”.

Hay muchos cursos de educación financiera que puedes seguir, pero es igual de importante que mires tu capital desde un punto de vista objetivo. La cultura es esencial para dar pasos hacia adelante, también en el plano económico. 

Y además