CopterPack, el propulsor al más puro estilo James Bond ejecuta un preciso vuelo en un video de demostración

Copterpack
Copterpack
  • CopterPack es el nombre de la empresa australiana que ha mostrado su autorpropulsor de nombre homónimo en este curioso vídeo.
  • Se trata de un dispositivo que funcionaría con dos hélices laterales que proporcionarían el impulso necesario para volar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pese a que pueda parecer un invento de lo más futurista, los autopropulsores llevan bastantes años en el presente, tratando de imponerse como una alternativa futura para el transporte unipersonal que hasta ahora no ha tenido mucho éxito, pero que quién sabe si podría ser viable en el futuro.

Ahora ha aparecido un nuevo vídeo en el que se muestre el funcionamiento de uno de estos dispositivos, que en este caso se llama CopterPack, creado por una empresa australiana del mismo nombre.

Como su propio nombre indica, este dispositivo, pensado para el transporte personal, se asemeja a una mezcla entre un jetpack y un helicóptero, ya que cuenta con dos grandes rotores situados a los lados del piloto, que controlaría el movimiento moviendo estos hacia delante y hacia detrás valiéndose de los controles que tiene a la altura de los brazos.

VIDEO

CopterPack First Flight

Una vez se acciona, las hélices comienzan a moverse, y el autopropulsor se eleva gracias a la fuerza de estos rotores, que incluso permiten ascender unos metros y cambiar de dirección en el aire, tal y como muestra la compañía en su vídeo de demostración, en el que se puede apreciar cómo el piloto del CopterPack vuela y maniobra.

Sin embargo, la compañía no ha publicado ningún dato acerca del funcionamiento del dispositivo, y la tecnología que utiliza este es un misterio. Lo que sí que se sabe, es que el autopropulsor cuenta con una función de piloto automático autonivelante, que permite mantenerse en equilibrio en los desplazamientos con el dispositivo.

Tal como apuntan desde Slashgear, llama la atención el hecho de que las hélices no tienen ningún tipo de recubrimiento ni protección desde la parte de abajo para que el piloto no pueda meter el brazo sin querer entre estas, lo cual puede llegar a ser peligroso y provocar un accidente.

Hay otras incógnitas que rodean a este dispositivo, como su autonomía de vuelo y el estado de desarrollo del producto, ya que no se sabe si se trata de un dispositivo que la compañía tenga pensado poner a la venta, o si este va a estar destinado solo a llevar a cabo exhibiciones de vuelo.

Pese a que sean dispositivo que pueden funcionar de forma efectiva, no está clara su viabilidad como producto de consumo, por lo que, seguramente, tendremos que seguir esperando para ver una proliferación de este tipo de productos como medio de transporte al uso.

Otros artículos interesantes:

The Line City: así será la ciudad futurista y ecológica que levantará Arabia Saudí

5 ideas futuristas del turismo que (por suerte) nunca han visto la luz: de la playa del futuro a un autobús sumergible

Un propulsor de plasma que solo utiliza electricidad y aire podría impulsar a los aviones, según una investigación

Te recomendamos