Pasar al contenido principal

Los trabajadores dentro de un ERTE y los autónomos afectados por el coronavirus podrán rescatar sus planes de pensiones para tener liquidez

Una mujer recoge una terraza tras el cierre de los bares por el coronavirus.
Reuters

  • Descubre más historias en Business Insider España.
  • Entre las nuevas medidas puestas en marcha para frenar el impacto económico del coronavirus, el Gobierno ha aprobado que se puedan rescatar los planes de pensiones en determinadas circunstancias. El objetivo del Ejecutivo es permitir que los colectivos afectados por la crisis del COVID 19 puedan disponer de esta forma de ahorros para poder hacer frente a un momento económico complicado. 

    La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, ha apuntado esta medida al desgranar una serie de propuestas que ha aprobado este martes el Consejo de Ministros como créditos públicos a tipo cero y sin comisiones para los colectivos vulnerables que no puedan pagar el alquiler o la ampliación de la moratoria hipotecaria

    Calviño ha dicho que esta medida busca "contribuir a aliviar las necesidades de liquidez de los hogares". 

    Leer más: El Gobierno ofrece microcréditos para pagar el alquiler y obligará a los grandes tenedores de vivienda a reestructurar deudas de sus inquilinos por la crisis del coronavirus

    A falta de que se conozcan los detalles de la medida en la referencia del consejo de ministros y en el Boletín Oficial del Estado, el borrador al que ha tenido acceso ABC apunta que es una "medida temporal" que se aplicaría solo a situaciones de desempleo derivadas de la crisis del coronavirus. 

    Concretamente, apunta el texto, esta medida estará en vigor durante 6 meses desde la entrada en vigor del decreto. La cuantía máxima que se podrá rescatar sería la misma cantidad de salario que se deje de cobrar mientras se esté dentro de un ERTE o en el caso de los empresarios o autónomos, los ingresos netos que hayan dejado de percibir debido al impacto de la crisis del coronavirus. 

    Y además