Pasar al contenido principal

Kubbo, la startup logística que ofrece entregas ultrarrápidas, asegura que están en una "fase de aceleración brutal" debido al impacto del coronavirus en el comercio electrónico

Los cofundadores de Kubbo, Eric Daniel Fernández y Víctor García Pujol.
Los cofundadores de Kubbo, Eric Daniel Fernández y Víctor García Pujol. Kubbo
  • Víctor García Pujol, cofundador y COO de la startup logística Kubbo, prevé que los inversores eleven sus exigencias para financiar nuevos proyectos ante la incertidumbre por el coronavirus.
  • "Seguramente tengamos que ser entre un 30% y un 40% mejores de lo que seríamos si no hubiese sucedido el coronavirus para captar financiación en la próxima ronda", asegura a Business Insider España.
  • García asegura que su startup está en una "fase de aceleración brutal" debido al impacto del coronavirus en el comercio electrónico, al que Kubbo ofrece servicios de fulfillment urbano y de entrega ultrarrápida, y se plantea la internacionalización a Europa en 2021.
  • El cofundador de Kubbo afirma que "es demoledor que en las últimas 8 semanas haya un crecimiento más acelerado que en los últimos 10 años en penetración del comercio electrónico" a causa de las restricciones a la movilidad y el comercio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El coronavirus, que ha obligado a frenar la actividad de la mayoría de los sectores de la economía, está suponiendo un momento clave para la expansión del comercio electrónico. Los cierres de tiendas y comercios y las restricciones de movilidad que impone el confinamiento han motivado que muchos consumidores hayan perdido el miedo definitivamente a la compra online.

"Es demoledor que en las últimas 8 semanas haya un crecimiento más acelerado que en los últimos 10 años en penetración del comercio electrónico", asegura a Business Insider España Víctor García Pujol, cofundador y COO de la startup logística Kubbo. "Está claro que en este tiempo ha habido mucha gente que ha hecho sus primeras compras en el canal de comercio electrónico, que lo han probado y seguramente el servicio les haya podido gustar, aunque también es verdad que la red logística ha estado muy colapsada", añade.

Precisamente, Kubbo ofrece servicios de fulfillment urbano y de entrega ultrarrápida para el comercio electrónico a través de su red de almacenes urbanos, que les permite ofrecer más proximidad y unos plazos de entrega en el mismo día o al día siguiente. A pesar de que esta startup comenzó a operar a finales de 2019, García reconoce que se encuentran en "una fase de aceleración brutal", precisamente por el cambio de hábitos de consumo que ha motivado la pandemia.

Leer más: "Las startups llevan la innovación en su ADN": así es como se están reinventando estas 11 empresas por la crisis del coronavirus

"De hecho, si esta situación nos hubiera pillado un poco antes, no estaríamos teniendo esta conversación", afirma el cofundador de Kubbo, "probablemente no nos hubiese dado tiempo a tener un mínimo producto viable y a estar ya operando y estar ya en mercado y ser un player con una mínima posición muy pequeñita, pero que nos permite empezar a movernos y captar cuentas".

El COO de Kubbo asegura que "nos hemos encontrado una fase de aceleración muy fuerte, que no teníamos prevista para ser totalmente honestos, ya que estamos en una fase de dimensionamiento del equipo, tanto a nivel tecnológico como de operaciones, para poder hacer frente a esta demanda creciente y poder dar el mejor servicio a nuestros clientes".

Víctor García destaca que entre sus planes está extender sus operaciones a otros países de la Unión Europea en 2021. "Nos gustaría internacionalizar muy rápido, porque al final uno de los valores que persigue Kubbo es crear una red lo más global posible de hubs urbanos para dar servicio al comercio electrónico, que es un negocio global y no entiende de países ni de fronteras". Sin embargo, señala que el impacto de la pandemia ha afectado levemente a sus planes de expansión nacional previstos para 2020, dado que opera actualmente en Madrid y Barcelona y tiene previsto llegar también a Valencia, Bilbao, Sevilla y Zaragoza.

En cuanto al coronavirus, el cofundador de Kubbo considera que habrá oportunidades después de la pandemia en el terreno inmobiliario, que afirma que "es un factor clave en nuestro modelo, porque los almacenes que tienen que estar estratégicamente situados en el centro de las ciudades y lo más cerca posible del punto de demanda final, del cliente del comercio electrónico". 

El cierre de negocios que está provocando el coronavirus está haciendo aumentar la oferta inmobiliaria, por lo que García apunta que "el real estate se planteaba como un reto inicialmente para nuestro modelo, pero estamos viendo que no lo es tanto, y más cuando hacemos el salto al modelo de partners, con el cual iremos de la mano de players que ya están ubicados en las ciudades y que necesitan una tecnología que les permita hacer el fulfillment de forma eficiente, que es lo que aportamos nosotros".

No obstante, no todo están siendo ventajas para Kubbo durante la pandemia. Víctor García Pujol destaca que han notado cambios significativos en cuanto a las medidas sanitarias, que considera necesarias para mantener la confianza del cliente respecto a la calidad, rapidez y seguridad del servicio. Además, señala que "nos hemos tenido que dimensionar a nivel de red para dar mayor cobertura a nuestras operaciones, que han escalado de forma muy rápida en muy poco tiempo". 

Leer más: 21 jóvenes españoles de 35 años (o menos) que están revolucionando el mundo de las startups

Sin embargo, Kubbo no ha tenido que variar su modelo de negocio como otros competidores. El COO de Kubbo destaca que algunos de sus clientes "han entrado de forma proactiva porque tenían una fuerte dependencia del sector retail y HORECA" y se han visto obligados a abrir su canal online en un tiempo récord con la ayuda de la startup.

En cuanto al impacto del coronavirus en el ecosistema de startups, Víctor García considera que afectará a la financiación de la que se nutren los nuevos proyectos empresariales. "Hace un par de meses", explica, "hablaba con un fondo alemán bastante potente para prospectar nuevos contactos y lo que me comentaban era que seguramente tengamos que ser entre un 30% y un 40% mejores de lo que seríamos si no hubiese sucedido el coronavirus para captar financiación en la próxima ronda".

Entre los motivos de esta caída del apetito inversor, destaca que "los fondos de inversión han estado y estarán muy centrados en apoyar a sus participadas que están en peligro" debido a la pandemia y que requerirán de más financiación para reflotarlas, "con lo cual habrá menos fondos dispuestos a escuchar a startups y, los que lo hagan, van a ser mucho más agresivos en el análisis".

Y además