Pasar al contenido principal

"Hemos podido transmitir el coronavirus en Madrid y Barcelona": los tripulantes de cabina piden auxilio para prevenir contagios en los aviones y proponen 9 medidas de protección a las aerolíneas

Azafata de avión
Una tripulante de cabina de pasajeros habla con un trabajador de tierra a las puertas de un avión en el aeropuerto de Sheremetyevo en Moscú, Rusia. REUTERS/Toru Hanai
  • Volar en tiempos de coronavirus no está siendo fácil: los tripulantes de cabina españoles critican que no se están tomando medidas para prevenir los contagios a bordo.
  • Aunque gran parte de los vuelos se han cancelado o viajan prácticamente vacíos, los de repatriación llegan a España al 100%, denuncian a Business Insider España, con hasta 300 personas.
  • Por eso, los auxiliares de vuelo lamentan que no se les estén dando equipos apropiados para protegerse ni se esté distanciando a los pasajeros siquiera para entrar al avión, lo que puede provocar aglomeraciones.
  • Consideran que han sido "los distribuidores del virus" por el mundo: "Hemos podido transmitir el coronavirus en Madrid y Barcelona".
  • Los tripulantes proponen diferentes medidas que creen que deberían tomarse para prevenir contagios y favorecer una segura vuelta a la normalidad.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Volar en tiempos de coronavirus no está siendo fácil: los tripulantes de cabina españoles critican que no se están tomando medidas para prevenir los contagios a bordo, según han lamentado en declaraciones a Business Insider España.

Aunque gran parte de los vuelos se han cancelado o viajan prácticamente vacíos a consecuencia de las restricciones a los viajes impuestas por la pandemia mundial del coronaviruslos aviones de repatriación llegan a España completos, al 100%, con hasta 300 personas, y los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) denuncian la falta de protocolos "serios" que garanticen la seguridad en el aire.

La presidenta de la Asociación Española de Tripulantes de Cabina de Pasajeros, María Teresa Serrano, es tajante: "No se ha hecho nada y se sigue sin hacer", reprueba sobre la ausencia de medidas por parte de las autoridades de aviación.

Desde la asociación consideran que los TCP han sido "los distribuidores del virus" por el mundo. "Hemos podido transmitir el coronavirus en Madrid y Barcelona", afirma Serrano.

Por eso, dos meses después de la declaración del estado de alarma critican que no se les esté dando equipación apropiada para protegerse ni se está distanciando a los pasajeros en muchos momentos del vuelo. Por ejemplo, siguen formándose aglomeraciones a las entradas y salidas de los aviones y también colas para la entrada al baño.

Los TCP temen poder estar favoreciendo los contagios durante estos vuelos, pero también alertan de la catastrófica repercusión que tendrá en el turismo español no establecer protocolos pronto que posicionen a las aerolíneas que operan en el país como seguras, especialmente porque la economía nacional depende esencialmente de dicho sector.

De esta manera, desde la AETCP piden la creación de un comité que aúne a operadores, hoteleros, aerolíneas y autoridades y donde se acuerden protocolos a seguir de cara a garantizar "que la gente se sienta segura de venir a España", ya que la mayor parte de los turistas acceden al país en avión.

Leer más: El coronavirus podría cambiar por completo la experiencia de volar: algunas aerolíneas han empezado a eliminar los asientos centrales y los precios de los billetes podrían dispararse

Estas son las medidas que creen que deberían tomarse para prevenir contagios:

Realizar test de COVID-19 a los tripulantes

Para tener claro quiénes han superado ya la enfermedad del coronavirus y no pueden contagiarlo, pero también para identificar a los positivos y evitar que estos vuelen contagiando a los pasajeros o compañeros.

"Estamos en los estudios justo detrás de los sanitarios en riesgo de contagio y nos han ignorado, aunque estamos superexpuestos", recuerda la presidenta de los tripulantes españoles.

Es una medida que ha tomado la aerolínea emiratí Emirates.

Sustituir el servicio a bordo por comida fría y empaquetada que los pasajeros cojan al entrar al avión 

Los TCP continúan pasando con el carrito del servicio a bordo en vuelos de larga distancia, en los que es obligatorio ofrecer un menú y bebidas a todos los pasajeros, con el consiguiente contacto entre pasajeros de todo el avión y los auxiliares de cabina.

De ahí esta propuesta, que busca que disminuyan los contactos entre tripulación y viajeros, ya que, de otra manera, el personal del avión podría estar contagiándose de la enfermedad de los pasajeros e, igualmente, transmitiéndola entre estos.

Así, para evitar el servicio a bordo en vuelos de larga distancia, una opción sería ofrecer un menú frío consistente en, por ejemplo, bocadillos, fruta y una bebida, repartidos en bolsas o cajitas al entrar al avión. Los pasajeros podrían depositar los restos en esos mismos recipientes cuando terminen y dejarlos ellos mismos en el carrito de la basura.

A esta idea se acerca el ligero cambio que ha llevado a cabo United Airlines en sus protocolos de comida a bordo, ya que, por ejemplo, ahora no ofrece café ni té, sino solo bebidas selladas, ni tampoco sirve comidas especiales, o British Airways, que ha instado a sus pasajeros a llevar su propia comida a sus vuelos y ha avisado de que el número de opciones de su servicio a bordo se ha reducido 

Organizar turnos de embarque y desembarque para que no se formen multitudes al entrar y salir del avión

"No puede ser que la gente se acumule al entrar, tendría que ser por goteo", remarca la presidenta de la AETCP, insistiendo en que esto sigue pasando.

Otros tripulantes de cabina han confirmado a este medio que a pesar de los avisos a los viajeros, normalmente, por megafonía, para que respeten la distancia social recomendada, es común que se formen aglomeraciones tanto al entrar como al salir de las aeronaves, incluso en vuelos de corta distancia y en los que se viaja con solo una decena de pasajeros.

Así, la AETCP propone un sistema bien organizado de entradas al avión, por ejemplo, de 10 en 10 personas, empezando por las filas de las ventanas, y un estricto protocolo que prevenga que los pasajeros se acerquen más de lo recomendado.

En esta línea va la iniciativa de Delta, que ahora embarca a los pasajeros del final del avión hacia delante y Lufthansa asegura que está dividiendo a los pasajeros en grupos para el embarque.

Evitar que las maletas de mano vayan en la cabina del avión 

Uno de los puntos de contacto más frecuentes entre los pasajeros son los compartimentos superiores, donde estos acceden tanto para dejar sus maletas de mano como para sacar algún objeto a mitad del vuelo, o para recogerlas al fin del mismo.

Para evitar este foco de contagio, los TCP sugieren que el equipaje de mano de mayor tamaño se envíe a la bodega del avión, de manera que se reduzcan los accesos a estos compartimentos.

Es algo que ha implementado también Emirates, no permitiendo maletas de cabina con solo algunas excepciones, como ordenadores o equipaje de bebé.

Equipar a los tripulantes con equipos de protección (EPIs)

Una medida que han tomado algunas aerolíneas asiáticas: equipar a su personal con monos completos que se colocan sobre los uniformes de los tripulantes y así evitan que estos puedan quedar infectados, transportando el virus a sus casas.

Además de por Philippone Airlines, también es una medida adoptada por Emirates, la taiwanesa EVA Air, China Airlines y Air Canada

En este sentido los tripulantes critican también la tardanza por parte de las aerolíneas a la hora de repartir mascarillas a su personal, ya que han valorado "primero la imagen antes que la seguridad".

"Las compañías piensan que si llevas mascarilla y guantes estás diciendo al pasajero que estás contagiado", resumen –aunque no se han tomado medidas para comprobar que no lo están. 

Controlar los accesos a los baños, de manera que no se organicen colas

Los tripulantes se quejan de que siguen formándose colas para acceder a los baños del avión en los vuelos de larga distancia.

Esto provoca que quienes esperan para el baño no solo no guarden la distancia de seguridad entre ellos, sino que tampoco lo hacen con los pasajeros sentados, por lo que supone otro foco de contagio.

Pero podría solucionarse fácilmente, sugieren, por ejemplo estableciendo la norma de que los pasajeros tengan que llamar a los TCP para comunicarles su deseo de ir al aseo, y estos organizasen un orden que sustituyese a las habituales colas.

Igualmente, también critican que en vuelos transoceánicos "la limpieza de los baños es bastante escasa".

En ese sentido, únicamente hay aerolíneas que han bloqueado baños del avión solo para su personal, como KLM.

Repartir gel antiséptico o toallitas desinfectantes

Los tripulantes de cabina podrían estar pasando por los asientos para repartir gel antiséptico, o los pasajeros podrían coger toallitas desinfectantes al entrar al avión, proponen desde AETCP, para que, por ejemplo, cuando llegue el momento de comer o de desembarcar, en que toquen los compartimentos superiores para sacar las maletas, lo hagan con las manos desinfectadas.

"Estamos encerrados en un tubo con 300 personas con las que no podemos mantener la distancia de seguridad y todas estamos tocándolo todo", recuerda Serrano.

Desinfectar la cabina entre vuelo y vuelo

Otra de las medidas que los TCP critican que no está generalizada es la de desinfectar apropiadamente los aviones entre vuelo y vuelo, más allá de una limpieza al uso, a pesar de que sí se ha tomado esta medida para limpiar por ejemplo autobuses y taxis con equipos de desinfección específicos, productos nebulizadores o sistemas de rayos ultravioleta (como los que ya están utilizando algunas empresas de patinetes compartidos).

La australiana Qantas, Korean Air Lines y la singapurense Scoot han comunicado que están utilizando desinfectantes específicos para el virus, esta última, usando nebulizadores.

Impulsar cuarentenas obligatorias de los pasajeros

Aunque esta medida no compete a las aerolíneas, los tripulantes de cabina no entienden cómo tanto ellos como los pasajeros pueden estar viajando en vuelos repatriados con unos 300 pasajeros durante muchas horas donde no se sabe si alguno está infectado y al desembarcar pueden ir a sus casas o destinos sin ningún tipo de control.

Por ello, verían recomendable que el Gobierno instaurase algún tipo de cuarentena obligatoria, en hoteles por ejemplo, para garantizar que estos viajeros no contagian la enfermedad a sus familias o en supermercados, sitios de trabajo u otros lugares que frecuentarán tras llegar a casa, algo que se ha tomado muy en serio China.

Business Insider España ha contactado con varias aerolíneas para conocer su opinión sobre estas propuestas.

En respuesta, Air Europa ha señalado que están empezando a analizar las posibles medidas de cara a la desescalada, y ha remitido al apartado de su web donde explica las que ya ha tomado donde especifican que se desinfectan los aviones, que ha dotado a sus naves de geles desinfectantes para el uso de pasajeros y que cumple con los protocolos de la Agencia Europea de Seguridad Aérea.

Por su parte, Iberia también ha remarcado que limpian y desinfectan las superficies del avión que se tocan, que han retirado revistas, menús y la venta a bordo y que reponen el jabón de manos en todas las escalas, así como que "hay indicaciones para que la gente no se amontone" o que ya no cobran por la elección de un asiento en vuelos de corto y medio rango, además de que todas sus tripulaciones llevan mascarillas y guantes.

Y además