"Los datos solo tienen valor si los interpretamos": así está transformando Cosentino sus fábricas con sensores IoT para mejorar la toma de decisiones

Francisco Martínez Cosentino-Justo, presidente del consejo de administración del Grupo Cosentino
Francisco Martínez Cosentino-Justo, presidente del consejo de administración del Grupo Cosentino
Cosentino
  • Cosentino, la multinacional española presente en 40 países, inicia una proyecto de sensorización IoT en sus fábricas para recabar datos y mejorar la toma de decisiones. 
  • La empresa utilizará tecnología de Microsoft, con quien colabora desde hace años, para recoger y analizar los datos y poder tomar mejores decisiones para el negocio.
  • La multinacional también explica a Business Insider España cómo se está enfrentando a la crisis del coronavirus y cuáles son las claves de su crecimiento sostenido y del éxito de su internacionalización. 
  • Cosentino es una empresa familiar más de 40 años que se dedica a la fabricación y a la distribución de superficies y a innovar a través de los espacios. 
  • Las marcas de la compañía, Silestone y Dekton, se han convertido en los productos estrella del grupo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cosentino es una empresa familiar de más de 40 años que se dedica a la fabricación y a la distribución de superficies y a innovar a través de los espacios, según explica la CIO de la compañía, Gemma Hernández, responsable de tecnologías de la información en la empresa. 

Gemma Hernández, CIO de Cosentino Gemma Hernández, CIO de Cosentino
Gemma Hernández, CIO de Cosentino
Cosentino

Actualmente el grupo comercializa sus productos en más de 110 países desde su sede central en Almería (España). En la actualidad, la multinacional cuenta con presencia comercial en 40 países y posee instalaciones comerciales y de distribución propias en 30 de ellos.

Los productos estrella de la compañía son las marcas Silestone y Dekton, aglomerados de cuarzo y porcelánico que ahora compiten entre ellos para acabar en las cocinas de los clientes, asegura Hernández. 

La CIO asegura que la investigación y la innovación han sido una constante en la compañía, que quiere liderar la innovación digital en su industria. Por eso, Cosentino ha dado un paso más y ha lanzado un proyecto para instalar sensores IoT en sus fábricas, recabar datos y tomar decisiones que ayuden a tomar mejores decisiones para el negocio. 

El Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) es una tecnología que apuesta por utilizar los objetos físicos para compartir y recopilar datos. 

Ahora mismo, la compañía está pilotando el proyecto en 2 prensas y pretenden ampliarlo hasta 11. "Los datos solo tienen valor si los interpretamos", explica la directiva, por lo que, además de recabar datos, Cosentino los analiza "para plasmarlos en un cuadro de mando que sea el driver para que un comité pueda tomar decisiones". 

Por ejemplo, Hernández señala que la fabricación de Silestone se puede ver afectada por la humedad. "Existen formulaciones específicas para mantener la humedad constante todos los meses del año", detalla.

"Con el IoT podemos ser capaces de identificar que no se vayan ninguno de estos parámetros para que, al final de la línea, todas las tablas salgan con la máxima calidad y no haya que hacer reprocesos", explica. 

La segunda parte, que está proyectada pero a la que todavía no han llegado, implicaría utilizar inteligencia artificial capaz de programar algoritmos que sean capaces de analizar tendencias y hacer sugerencias

Leer más: Inteligencia artificial e Internet de las cosas, una combinación de 5.100 millones de dólares

La tecnología utilizada para recabar los datos y procesarlos es de Microsoft, con la que Cosentino mantiene una relación de colaboración desde hace años. 

De hecho, la directiva asegura que la transición al teletrabajo por culpa de la crisis del coronavirus ha sido mucho más fácil gracias a que ya contaban con la formación y las herramientas de la compañía tecnológica, especialmente Teams, la aplicación de colaboración y comunicación de Microsoft para el entorno profesional.

"En Cosentino no hay una cultura de teletrabajo", asegura, señalando que, a pesar de todo, en 24 horas toda la empresa estaba funcionando con normalidad desde sus casas, ya que todo el 100% del equipo incorporó Teams a su rutina.

También ayuda que las herramientas fueran las mismas que Cosentino utiliza para mantener conectados a sus más de 5.000 trabajadores en todo el mundo. "Herramientas como Teams, OneDrive para Empresa, Sharepoint, Planner, OneNote y Power BI, ayudan a los 5.000 empleados a cubrir sus necesidades en los ámbitos de comunicación, colaboración, gestión y analítica de datos", aseguran. 

Hernández cree que la crisis va a suponer un cambio de paradigma y no solo para Cosentino. "Muchas compañías quizá pensábamos que no podíamos operar desde casa y ahora mira. El después creo que será diferente", asegura. 

La percepción de Hernández coincide con la opinión de muchos que aventuran que el teletrabajo va a cobrar fuerza y muchas empresas ya se han visto obligadas a adoptar las herramientas para facilitarlo. 

Además de adaptarse al teletrabajo, la crisis del coronavirus también provoco que a finales de marzo, el grupo tuviera que suspender al completo su producción y distribución en España, y la ha ido retomando de forma paulatina durante el mes de abril. 

La compañía también ha colaborado con las autoridades poniendo sus recursos logísticos y de protección a disposición para ayudar a combatir la crisis del coronavirus.

"El compromiso de la compañía con los mercados en los que operamos siempre ha estado ahí", explica la responsable de tecnologías de la información. "Nuestra alta dirección vio que tener una red logística muy clara podía ayudar y la puso a disposición de las autoridades", destaca. 

Poe otro lado, "la seguridad es uno de los pilares en Cosentino", asegura Hernández, que explica que la manipulación de sus productos requiere que sus trabajadores utilicen equipos de protección. Con la pandemia, la compañía donó a los municipios de Almanzora, en Almería, casi 4.000 unidades de material de protección. 

Leer más: Una consultora inmobiliaria global está usando los datos de sus edificios para disparar la rentabilidad de las empresas y rebajar su impacto medioambiental

Una historia de crecimiento apoyada en la internacionalización 

Cosentino

A falta del cierre definitivo de los resultados financieros de, la cifra de negocio de Cosentino  para el 2019 se sitúa en torno a los 1.110 millones de euros, lo que vuelve a suponer otro año más de crecimiento para la compañía, que defiende que es "un proyecto de crecimiento sostenido y a largo plazo". 

Hernández asegura que detrás de ese éxito hay varias claves: "Ser capaces de ver tendencias e identificar nichos de mercado y llegar los primeros". 

Y advierte de los peligros de acomodarse. "Aunque tengas un producto estrella, hay que ver qué más se puede hacer. En Cosentino hay una obsesión por la innovación", subraya. 

Además, el grupo señala que, además de generar un aumento de puestos de trabajo del 11% el año anterior, el porcentaje de trabajadores con contratos indefinidos dentro del Cosentino superó de nuevo el 90%.

"La empresa no ha perdido su espíritu familiar", explica Hernández. "La apuesta rotunda por el talento implica también tener una visión de corto y largo plazo en la que se vela por la rentabilidad", justifica en relación con el mantenimiento de la calidad del empleo. 

La internacionalización de la compañía ha sido otro factor clave en su éxito: más del 90% de su facturación se genera fuera de España. 

Leer más: Esta compañía energética utiliza inteligencia artificial para explorar yacimientos petrolíferos y realizar mantenimiento predictivo

Aunque la directiva asegura que, para avanzar en la profesionalización de la compañía, es necesario mantener un mismo espíritu en todos los mercados: "Cada mercado es único y hay que saber escuchar". 

"Imponer lo corporativo solo por imponerlo no tiene ningún sentido. Lo importante es contar con gente de confianza que conozca cada mercado y adaptar lo que sea necesario", concluye. 

De cara al futuro, la multinacional contempla invertir unos 400 millones de euros entre 2019 y 2022. Destaca el presupuesto de 133 millones para la marca Silestone, que incluye la puesta en marcha de nuevas líneas de producción. 

La compañía también sigue apostando por el desarrollo de proyectos sostenibles, como la futura construcción de un parque solar fotovoltaico para autoconsumo de unos 20 megavatios y una planta de regeneración de aguas residuales. 

LEER TAMBIÉN: Los 17 indicadores que miden el impacto económico real del coronavirus en España, según Fedea

LEER TAMBIÉN: Cómo evitar que se empañen las gafas mientras usas una mascarilla frente al coronavirus

LEER TAMBIÉN: Así es como debes desinfectar una mascarilla higiénica reutilizable

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Empresa
  2. España
  3. IoT
  4. Big data
  5. Top
  6. Smart Business