El curriculum perfecto: cuándo debe ser de una hoja y cuándo puede tener dos como máximo

currículum, reclutadores buscando candidato

Getty Images

Hacer un currículum es una tarea a priori sencilla, pero que tiene más trasfondo de lo que parece, y una correcta elaboración del mismo puede ayudarte a que destaque sobre las demás. Sin embargo, todo depende de a quién se lo entregues, ya que no todas las empresas buscan lo mismo, o manejan la misma cantidad del currículum.

No es necesario mentir para mejorar el currículum, y tampoco es necesario tener uno solo, sino que es conveniente tener varios modelos para utilizarlos cuando más convenga. Se suele decir que algunos reclutadores solo pasan 6 segundos viendo cada currículum, sin embargo, el proceso de selección de una empresa como Microsoft y el de una PYME no suele ser el mismo, en absoluto. 

5 consejos para que tu currículum esté completo pese a la brecha que ha podido ocasionar el COVID-19

Igual que no es lo mismo aplicar para un puesto de trabajo para el que se requiera mucha formación específica que para uno que requiera una formación general. En definitiva, las circunstancias cambian, y tu currículum debe adaptarse a esos cambios, en especial, en su longitud.

¿Se debe hacer siempre un currículum de una página?

La respuesta es no. Aunque en muchos casos sea lo más conveniente, no siempre se debe elaborar un currículum de una sola página, ya que no todos los procesos de selección consisten en un reclutador con una pila de 1.000 currículums.

Lo primero que debes pensar es en qué punto de tu carrera profesional estás. ¿Tienes suficiente experiencia y formación relevante que te pueda ayudar en un proceso de selección? ¿Vas a echar el currículum para una oferta de trabajo en la que tus méritos sean importantes?

Al igual que pasa en muchos ámbitos, hay ocasiones en las que es mejor recortar en palabras, y no alargar el currículum estérilmente.

Si tienes una larga carrera profesional y estás entregando el currículum a una empresa que te conoce, o bien que sabes que va a valorar tus méritos, aunque sea simplemente por el puesto al que te presentas, puedes añadir tus méritos de manera estructurada y dándole aire a la lectura, y no te perjudicará siempre que estos sean relevantes para el puesto.  

Esta extensión permitirá mostrar de forma ordenada el progreso de tu carrera profesional proporcionando suficientes detalles sobre tu trayectoria y sobre tus méritos. Pero, lo principal, es que sea congruente y que se relacione, en mayor o en menor medida con la actividad que desempeñarías en el puesto al que quieres optar.

Lógicamente, tener formación en submarinismo y estudios de biología en fauna marina no es igual de relevante en el currículum de una persona que lo entrega a una empresa dedicada a las actividades de aventura en un puerto que en el de una persona que quiere entrar en un proceso de selección para un cargo de encargado en un centro de producción. Aunque ambos tengan dicha formación.

Sin embargo, si tu carrera profesional tiene menos de 10 años, lo más probable es que puedas condensar la información que necesitas en una sola página, ya que con el paso del tiempo, hay algunos aspectos que quizá escribiste en tu primer currículum que ahora debas omitir. Si, por ejemplo, tienes varios estudios post-obligatorios completados, quizá sea momento de eliminar la educación secundaria de tu currículum.

En esta distinción no todo es blanco o negro, hay muchos grises, y si consideras que cuentas con experiencia y estudios relevantes que no debas omitir, puedes optar por un modelo de dos páginas. Aunque, desde el punto de vista de los recursos humanos, si vas a aplicar a una oferta que requiera de una cualificación y experiencia de nivel medio, podría ser más efectivo utilizar una sola página.

Y es que, sin intención de caer en ningún tipo de clasismo, en un puesto que no requiere formación específica, el reclutador suele tener más currículums a su disposición en los que por lo general, primarán más las habilidades que la trayectoria. Muchos de ellos tienen información que quizá no acaba de ser relevante para el puesto, o son demasiado largos para lo que al reclutador le interesa saber., y destacar sobre el resto es un aspecto clave.

Otros artículos interesantes:

La parte más importante de tu currículum es la destinada a tu experiencia: así debes reflejarla para seducir a los reclutadores

Te recomendamos

Y además