El tijeretazo de las oficinas bancarias en España: siguen reduciéndose y ya hay menos de 19.000, tantas como en 1976

Clientes haciendo cola en Banco Sabadell
Reuters

Ahora mismo en España hay tantas sucursales bancarias como en 1976, con la diferencia de que entonces había 10 millones menos de habitantes, y las necesidades y servicios financieros eran menores.

La sangría de oficinas bancarias continúa, y ya son menos de 19.000 las oficinas que se cuentan en territorio español en el primer trimestre del año, según los datos recogidos por el Banco de España.

En sólo 3 meses (de enero a marzo), los bancos cerraron 548 oficinas, lo que deja la red bancaria con 18.556 sucursales en lo que va de año, una cifra que no se registraba desde 1976, poco antes del comienzo de la serie histórica sobre la evolución de las oficinas en España, en 1975.

Hace sólo un año había 21.901 oficinas en España, lo que quiere decir que, en cuestión de 12 meses, han desaparecido 3.149 sucursales, un 14,5% menos. 

En el punto álgido de la burbuja del ladrillo, las sucursales bancarias brotaban en cada esquina. En España llegó a haber 46.118 oficinas bancarias en septiembre de 2008, un 59,8% más que ahora. Pero la crisis financiera, el endurecimiento de la regulación bancaria impuesta tras la misma, la digitalización y la pérdida progresiva de rentabilidad han llevado a los bancos a ir recortando poco a poco más oficinas.

Pero el recorte podría ir a más. En el último informe sobre el sector bancario publicado por la consultora PwC con el nombre La Unión Bancaria, un clima de cambio, se observa que en la relación entre número de oficinas bancarias por cada 100.000 habitantes, España sigue en las primeras posiciones de la tabla. 

La banca lleva mucho tiempo luchando por ganar en eficiencia, reduciendo costes, lo que ha llevado a varias de las grandes entidades españolas a aplicar procesos de ajuste, particularmente en los últimos dos años, como es el caso de Santander, BBVA, CaixaBank o Sabadell.

El escenario de tipos de interés por los suelos no han ayudado al sector financiero, cuya búsqueda de rentabilidad se veía mermada por una guerra de competencia y la imposibilidad de encarecer los préstamos o las comisiones.

Pero esta situación podría cambiar, tras la última subida de tipos de interés del 0,5% aprobada por el Banco Central Europeo (BCE) el pasado jueves.

El cierre de oficinas se ha producido en todas las comunidades autónomas, aunque en mayor grado en Baleares, donde se han reducido un 19,9%, Murcia (19,7%), Cataluña (19,4%), Madrid (18,5%) y Castilla y León (18,3%), si se comparan los datos a cierre de marzo con los del mismo periodo de 2021.

En donde menos se recorta la red de sucursales bancarias es Navarra (5,9%), Castilla-La Mancha (7,3%) y Aragón (7,9%).

Otros artículos interesantes:

Este gráfico muestra por qué en España todavía no ha acabado la reducción de sucursales bancarias, a pesar de que la reducción ha sido del 58% desde el pico del 'boom' del ladrillo

Así te afectará la subida de tipos de interés: suben las hipotecas, créditos más caros, beneficios para ahorradores y daños colaterales en renta variable

Los grandes bancos españoles respaldan la gestión virtual: Caixabank, BBVA y Santander aceleran el cierre de oficinas

Te recomendamos