El BCE sorprende subiendo los tipos el doble de lo esperado: el alza será del 0,5% y pondrá fin a las tasas negativas por primera vez en 11 años

La presidenta del BCE, Christine Lagarde.
La presidenta del BCE, Christine Lagarde.
Reuters

La inflación había puesto al Banco Central Europeo contra las cuerdas, y el organismo ha reaccionado revolviéndose: subirá los tipos más de lo esperado.

"El Consejo de Gobierno ha considerado que hace falta dar un primer paso más grande en la senda de normalización de la política monetaria", ha comunicado el BCE. 

El Consejo de Gobierno del organismo se había reunido hoy para pactar una primera subida de los tipos de interés, que finalmente será del 0,5, el doble de lo que se esperaba. Se trata de una subida histórica, después de 11 años de tipos de interés por los suelos.

"Hoy, en línea con el firme compromiso de mantener la estabilidad de precios, el Consejo de Gobierno tomó medidas clave para asegurarse de que la inflación vuelva a su objetivo del 2% a medio plazo. El Consejo de Gobierno decidió subir los 3 tipos de interés clave del BCE en 50 puntos básicos", ha anunciado el organismo.

El tipo de interés para sus operaciones de financiación se situará en el 0,5%, mientras que la tasa de depósito alcanzará el 0% y la de facilidad de préstamo, el 0,75%.

Así te afectará la subida de tipos de interés: suben las hipotecas, créditos más caros, beneficios para ahorradores y daños colaterales en renta variable

El BCE también ha aprobado el Instrumento de Protección de Transmisiones, una nueva herramienta que nace con el objetivo de evitar una fragmentación de los mercados del euro. En las últimas semanas, las primas de riesgo de los países del sur se habían disparado a máximos desde la pandemia, como consecuencia del anuncio de la subida de tipos y de unas peores perspectivas económicas. 

Que el BCE iba a subir tipos de un momento a otro era algo que los mercados descontaban desde hace más de un año. A finales de mayo, el organismo presidido por Christine Lagarde anunció que la primera subida de tipos tendría lugar en julio, en menos de un mes, y que sería del 0,25. 

Pero como no será suficiente para frenar la escalada de precios, ya entonces adelantó que habría una segunda subida en septiembre, y que si la inflación continuaba desbocada durante el verano, ese alza de septiembre sería mayor de lo esperado. Los mercados también contaban con ello.

Con lo que no contaban era con que la subida prevista para este mismo mes sería el doble de lo previsto.

La espada de Damocles, sobre el BCE

La tensión de precios sostenida en el tiempo y en su virulencia ha puesto contra las cuerdas al Banco Central Europeo. La inflación actual de la eurozona está más de 6 puntos por encima de los objetivos del organismo (en el 2%), y sigue apretando, poniendo en evidencia el papel del banco central como garante de la estabilidad monetaria.

El organismo es el encargado de mantener la estabilidad de precios, que según sus objetivos, debería mantenerse en un crecimiento del 2%. 

El equilibrio es complicado: el riesgo de no actuar contra la inflación podría llevar a una peligrosa espiral de subidas de precio, pero hacerlo podría arrastrar a las economías a una recesión.

Así las cosas, había que elegir: encarrilar la inflación antes de que fuera demasiado tarde subiendo tipos (a costa de frenar el crecimiento económico) o dejar que la economía continuara recalentándose sin subir tipos (a riesgo de caer en una peligrosa espiral de precios, en estanflación o incluso en recesión).

Otros artículos interesantes:

Así te afectará la subida de tipos de interés: suben las hipotecas, créditos más caros, beneficios para ahorradores y daños colaterales en renta variable

Qué va a pasar con la economía en el segundo semestre: las ganas de vivir un verano histórico impulsan el crecimiento, pero se avecina un invierno complicado

Qué acciones comprar y cuáles evitar cuando el BCE suba los tipos de interés este verano, según 2 banqueros

Te recomendamos