Pasar al contenido principal

La OMS dice que tu bebé no debería tener acceso a ningún tipo de pantalla, pero algunos expertos consideran que el límite es desproporcionado

 Bebé con un smartphone
Getty Images
  • La OMS ha publicado su guía más extensa sobre cuánto tiempo deberían pasar los niños frente a una pantalla. 
  • La respuesta: no mucho. Y si tienes un bebé menor de dos años no debería pasar ni un segundo. 
  • Las recomendaciones también especifican el tiempo que deberían dedicar al ejercicio físico y al sueño. 
  • Algunos expertos critican los límites y aseguran que no tiene en cuenta los beneficios. 

Un niño no debería tener acceso a ningún tipo de pantalla hasta los dos años de edad, según las nuevas recomendaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud. 

El documento incluye las televisiones, vídeos, ordenadores y consolas en su definición de pantallas; y solo amplia a una hora como máximo el tiempo que los niños de tres y cuatro años deberían pasar frente a ellas. 

En cualquier caso, los padres deberían elegir programación de calidad y, preferiblemente, con contenido educativo. Además, los padres deberían verlo con su hijo para explicarle lo que ocurre. 

La guía se ha elaborado a partir de una revisión por parte de la organización de un centenar de estudios de todo el mundo y la conclusión es clara: cuánto menos tiempo mejor. 

Las recomendaciones se adaptan a tres grupos de edad: menos de un año, entre uno y dos años y entre tres y cuatro años. Además del acceso a pantallas, incluyen consejos sobre el tiempo que los niños deberían dedicar al ejercicio físico y al sueño. 

Leer más: Por qué jugar a videojuegos no afecta al desarrollo social de los niños

Sin embargo, algunos expertos consultados por Associated Pressaseguran que los límites impuestos por la OMS no tienen en cuenta los beneficios del uso digital y son desproporcionados. 

"Nuestra investigación ha mostrado que actualmente no hay suficiente evidencia para apoyar el establecimiento de límites de tiempo de pantalla", dice a AP el Dr. Max Davie, del Britain's Royal College of Paediatrics and Child Health. "Los límites de tiempo para las pantallas sugeridos por la OMS no parecen ser proporcionales al daño potencial", asegura.

De hecho, la OMS no especifica qué daños puede causar el tiempo frente a la pantalla en los niños, pero asegura que las recomendaciones son necesarias para atacar el creciente problema de sedentarismo y sobrepeso en la infancia.

La OMS define la obesidad infantil como uno de los "problemas de salud pública más graves del siglo XXI",  y asegura que, en 2016, 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso en todo el mundo. 

Y además