Pasar al contenido principal

China aísla a Wuhan del resto del mundo en una cuarentena sin precedentes para contener la propagación del coronavirus

Cuarentena en Wuhan
Un trabajador con un traje protector inspecciona las inmediaciones del mercado de marisco de Wuhan, epicentro del coronavirus. Reuters
  • El número de muertos por el coronavirus de Wuhan asciende a 17 y hay más de 500 personas afectadas. 
  • Ante la escalada de casos, se ha decretado una cuarentena que ha entrado en vigor a las 10 de la mañana hora local. 
  • Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes, queda bloqueada de tal forma que nadie puede salir ni entrar. 
  • En el protocolo activado también se contempla la actuación de las fuerzas armadas. 
  • El objetivo es intentar detener la propagación del virus, del que ya se han dado casos en otros 5 países fuera de China. 
  • Qué es el coronavirus de Wuhan: todo lo que debes saber sobre la enfermedad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El 11 de enero, China informó de que el misterioso virus que estaba infectando a los ciudadanos de Wuhan se había cobrado su primera vida. A fecha de hoy, el número de muertes asciende a 17 y hay 561 pacientes. 

Vuelos cancelados en un aeropuerto de Wuhan por la cuarentena
Vuelos cancelados en un aeropuerto de Wuhan. Reuters

Ante la rápida escalada de casos se ha decretado una cuarentena que entraba en vigor a las 10 de la mañana hora local (3 de la mañana en España) y que aísla a una ciudad de 11 millones de habitantes. 

Las carreteras han sido cortadas, por lo que ningún coche particular puede salir o entrar de la ciudad sin una "razón especial". Aeropuertos, trenes, autobuses y otros sistemas de transporte público también han cerrado.

Muchas personas, especialmente turistas que visitaban Wuhan, han intentado abandonar la ciudad antes de que se hiciera efectiva la orden de cuarentena. 

Algunos periodistas de la prensa extranjera han descrito la caótica la situación mientras intentaban también salir de Wuhan. 

El bloqueo quiere evitar la rápida propagación del virus y responde al protocolo decretado por las autoridades, que han catalogado la situación como una enfermedad infecciosa de categoría B. Es el segundo nivel de seguridad más alto y entre las medidas que se pueden implementar se contempla el despliegue de las fuerzas armadas. 

Zhong Nanshan lidera el equipo encargado de contener el virus
Zhong Nanshan, director del equipo de investigación que investiga el virus de Wuhan. Reuters

La posibilidad de la cuarentena se contemplaba desde que Zhong Nanshan, que lidera la comisión encargada de hacer frente al virus, asegurara que si se confirmaba que el virus se contagiaba entre humanos, habría que aislar a la ciudad. 

La confirmación de que la transmisión podía ocurrir de persona a persona llegó el martes, un día antes de que la OMS se reuniera en un comité de emergencia.

Finalmente, las autoridades han decidido implementar el bloqueo ya que se considera la medida más efectiva para contener la propagación, sobre todo considerando que no se tiene un medicamento específico para el virus todavía, según informa El País. 

Leer más: 9 enfermedades peligrosas que han reaparecido en los últimos 10 años

La cuarentena paraliza la vida en Wuhan

Una niña con mascarilla espera en una estación de Hong Kong
Reuters

Los expertos citados por The New York Times dicen que nunca antes se ha intentado poner en cuarentena a una ciudad entera del tamaño de Wuhan. 

Los ciudadanos que se han quedado en Wuhan se apresuraron a acudir a los supermercados para almacenar suministros en casa, pero se encontraron con que faltaban muchos productos básicos, según Reuters

Las clases en los colegios y los eventos públicos han sido cancelados, y los hospitales empiezan a dar muestras de saturación, según informa el Financial Times. 

Wuhan, que es la quinta ciudad más grande toda China, cuenta con tres distritos. Mucha gente vive en un distrito y va a trabajar a otro, por lo que se prevé que el corte del transporte público afecte a los desplazamientos laborales normales. 

Llevar mascarillas es obligatorio y se espera que una persona informe si ve a otro ciudadano sin ella. Además, el gobierno ha asegurado que castigara a los que difundan rumores o maquillen la realidad de la situación. 

Leer más: La OMS advierte del peligro de 'la enfermedad X'

La medida intenta frenar la propagación del virus de Wuhan también a nivel internacional 

Control de la temperatura de un pasajero en un aeropuerto
Reuters

El coronavirus llega en un momento en el que China se preparaba para los desplazamientos que tienen lugar con la celebración del Año Nuevo Lunar, en el que mucha gente va a casa a celebrar la fiesta con su familia. Se producen movimientos de 3.000 millones de personas en lo que se considera la mayor migración humana anual. 

Los aeropuertos de China y otros países están implementando medidas de seguridad, sobre todo el control de la temperatura de los pasajeros mediante termómetros. 

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS.
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS. Reuters

Según Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud, esta medida no solo ayudará a las autoridades chinas a controlar el brote en el país, sino que también "minimizará las posibilidades de que este brote se extienda internacionalmente".

El número de casos en países fuera de China asciende a 8: uno en Estados Unidos, uno en Japón, uno en Corea del Sur, uno en Taiwán y 4 en Tailandia.

El ministro de Sanidad de España, Salvador Illa, ha asegurado que se prepara un protocolo de seguridad por si acaso, pero que España tiene un riesgo muy bajo de sufrir casos de contagio porque no hay vuelos directos con Wuhan. 

Algunos expertos consultados por Business Insider se muestran escépticos ante la efectividad de las medidas. Eric Toner, del John Hopkins, cree que, dado el alto número de afectados (que el centro especializado en enfermedades infecciones MRC cifra en 1.700) cualquier medida de restricción de la movilidad llega demasiado tarde.

Bart Haagmans, del Erasmus Medical Centre de Rotterdam, advierte además de que muchas personas solo muestran síntomas leves que pueden no ser detectados en los exámenes de los aeropuertos. 

Y además