Pasar al contenido principal

Las cuentas bancarias podrían desaparecer en pocos años, según un ejecutivo de Deutsche Bank

Deutsche Bank afirma que en el futuro las cuentas bancarias desaparecerán
Marcus Schenck, codirector de banca de inversión en Deutsche Bank. Reuters
  • Marcus Schenck, uno de los ejecutivos más importantes de Deutsche Bank ha declarado que las cuentas bancarias podrían quedar obsoletas en 15 años.
  • Schenck, codirector de la banca corporativa y de inversión de Deutsche, afirma que un viaje reciente a China le ha abierto los ojos al hecho de que la relación bancaria con los clientes está preparada para la irrupción tecnológica.
  • "Hay una tesis de que en algún momento en 5, 10, 15, 20 años, quién sabe, las cuentas desaparecerán y serán reemplazadas", declaraba.

 

LONDRES - Marcus Schenck, uno de los altos ejecutivos de Deutsche Bank, cree que las cuentas bancarias tal como las conocemos hoy en día podrían desaparecer en tan solo cinco años.

Schenck, quien es codirector de banca corporativa y de inversión en la firma alemana declaraba al Foro de Mercados de Capital Europeo de Bloomberg que un reciente viaje a China le había abierto los ojos al hecho de que el sector bancario minorista está listo para la irrupción que suponen las nuevas tecnologías.

Cuando un miembro de la audiencia le preguntó cómo él y otros miembros del panel, el presidente ejecutivo de Barclays, Jes Staley, y el presidente general de Société Générale, Lorenzo Bini Smaghi, se preparaban para la disrupción tecnológica, Schenck contó una anécdota sobre una visita a una empresa que fabrica chips informáticos.

"La semana anterior estaba en China, y visité una compañía que produce microchips que se utilizan para la minería de bitcoin, o cualquier tipo de tecnología blockchain", aclaraba Scheck.

"Existe una tesis de que en algún momento en 5, 10, 15, 20 años, quién sabe, las cuentas desaparecerán y serán reemplazadas". "Eso cambiaría las reglas de juego", puntualizada el ejecutivo alemán, agregando que las firmas financieras "tienen que controlar lo que está sucediendo".

Leer más: El BCE busca experto en blockchain

El argumento de Schenck se refiere a la creación de carteras individuales para las criptomonedas, —a través de las cuales las personas pueden almacenar su dinero digitalmente sin la necesidad de un tercero como un banco—. Bitcoin y otras carteras de criptomonedas ya están muy extendidas, pero muchos creen que su uso podría ampliarse más rápidamente en el futuro, ya que las criptomonedas en sí podrían ser más también más utilizadas con el tiempo.

"La tecnología está impactando en las diferentes empresas en las que operamos de diferentes maneras", afirma Schenck, destacanado que en la banca minorista "hay una evolución normal completamente nueva".

"La gran mayoría de las actividades están yendo por el camino de ofrecer una interacción más electrónica a su cliente. Tenemos eso en nuestro negocio comercial, en el mercado de divisas. Hoy en día en la gran mayoría de estos casos no hay seres humanos involucrados cuando hacemos negocios", añadió.

Además de cambiar la forma en que los bancos operan, los avances tecnológicos en el sector financiero también están cambiando las habilidades que las personas que buscan trabajar en la industria necesitan poseer para salir adelante.

"No creo que estemos lejos de decir que quien quiera trabajar en un banco, mejor que hable inglés y mejor que aprenda programación", opina Schenck, quien puntualizaba, "ser capaz de programar, creo que será tan relevante como poder hablar inglés en el futuro de la banca".

Respecto a estas nuevas habilidades demandas en el sector bancario del futuro, durante el mismo evento, el fundador y CEO de Bloomberg, Michael Bloomberg, contradijo el consejo ofrecido por Schenck sobre qué habilidades se necesitan en el mundo moderno, afirmando que los solicitantes de empleo deberían aprender mandarín, lo que les permitiría hacer negocios con China, que programar datos.

Esto se debe a que el nivel de programación que la mayoría de la gente normal puede aprender se automatizará en el futuro cercano, puntualizaba Bloomberg, mientras que hablar un idioma nunca podrá ser verdaderamente digitalizado.

 

Te puede interesar