Por qué deberías comprarte una panificadora ya mismo

Beneficios de tener panificadora en casa, aunque no compres la de Lidl

El pan es un alimento que gusta a casi todo el mundo, indiferentemente de la edad. Ahora bien, su mayor inconveniente es su almacenamiento.

Y es que disfrutar de un buen pan recién hecho es saborear pedacitos de gloria con cada bocado; pero el acecho del día siguiente no le sienta nada bien.

Leer más: 19 artículos de cocina prácticos por menos de 30 euros

Claro que no ocurre con todos los panes, pues solo se salvan aquellos preparados de manera más tradicional —habiendo pocos reductos de ello—, y que solemos conocernos como el “pan del pueblo” o el “de toda la vida”.

De cara a evitar estos inconvenientes, y tener que recurrir al horno o al microondas y un vaso de agua para recuperar parte de su consistencia inicial, solo es necesario recurrir a una panificadora.

Leer más: 10 platos que habitualmente encuentras en las cartas de los restaurantes pero es mejor cocinar en casa

Aunque únicamente el último modelo de Panasonic, Croustina, brinda una corteza crujiente como la de panadería, hay que reconocer que la panificadora de Lidl, —Silvercrest—, ofrece un resultado que se acerca bastante al tacto y al oído.

Tampoco por ello hay que desdeñar el resultado de otros modelos de la firma, como el SD-2511, o el de panificadoras de Moulinex e Imetec como el Mac Pane Nuo 6101 y Zero-Glu, respectivamente.

Si bien, pese a que el pan puede ser menos agraciado a la vista, te acabarás acostumbrando pronto al que preparas, y no te hará falta volver a calzarte para ir a comprar el pan.

¿Por qué debes comprarte una panificadora? Beneficios de hacer el pan en casa

¿Por qué debes comprarte una panificadora? Beneficios de hacer el pan en casa

Aunque para aquellos que no han probado el pan de panificadora es posible pensar que el resultado es más parecido al pan de molde que al pan, lo cierto es que dista mucho de ser así.

Siempre que la mezcla esté bien hecha, el resultado será óptimo, ya que las panificadoras son electrodomésticos que amasan, fermentan y hornear el pan  sin necesidad de vigilarlas. Un proceso automatizado que garantiza el resultado final.

Eso sí, estas útiles herramientas de cocina ofrecen algunas ventajas adicionales.

Son fáciles de utilizar y bastante seguras

Si por algo destacan las panificadoras, es por un uso intuitivo y que casi todos los miembros de la familia pueden utilizarlas de manera segura.

Dispone de las funciones básicas de apagado y encendido, de temporizador —en algunos casos—, y pese a cocinar a altas temperaturas, su construcción no suele calentarse mucho.

Limpieza rápida y mantenimiento sencillo

A diferencia de tener que limpiar el horno, las repisas, encimeras y todos los utensilios que uses, las panificadoras son mucho más simples a este respecto.

De hecho, al estar conformadas por cubetas extraíbles, basta con sacarlas del electrodoméstico y usar una bayeta para retirar la suciedad.

Y por si esto no fuera suficientemente simple, su mantenimiento consiste en enchufar y desenchufar el aparato, y en cambiar las cuchillas cuando dejen de funcionar correctamente.

Ahorro de tiempo y dinero

Existen diversas opiniones respecto al ahorro de tener una panificadora en casa. Lo cierto es que requiere una inversión inicial; pero como toda inversión, el gasto se acumula al comienzo del uso.

Y es que la calidad del pan barato que se hace en casa es superior al de muchos supermercados. Si bien, el tiempo y el consumo de electricidad es menor gracias a la panificadora que al hacer pan de manera tradicional.

De hecho, suelen ser modelos altamente eficientes, por lo que basta con seguir los pasos al añadir ingredientes, disponer el temporizador y mantener encendido el aparato el tiempo estrictamente necesario.

Además, durante la preparación, puedes hacer otras tareas, lo que te ayuda a ganar tiempo.

Permite elaborar pan y otras recetas de manera saludable

Los artículos y productos elaborados fuera de casa suelen contener diversos conservantes y aditivos que pueden perjudicarte. Es por ello que con una panificadora tú controlas los ingredientes, evitando productos innecesarios para cuidar tu salud y bienestar.

Esto no solo se extiende a las distintas variedades de pan que prepares, sino a toda la variedad de recetas que te permite llevar a cabo este electrodoméstico.

Distintas variedades de formas del pan como moldes existen

Si solo te ciñes a la cubeta original de las panificadoras, lo más seguro es que la hogaza tenga una forma ligeramente más alta que recuerde al pan de molde.

Si bien, existen modelos con moldes para baguette, como ocurre con la Home Baguette de Moulinex; pero también puedes optar por moldes para chapata como los que ofrece la panificadora Zero-Glu de Imetec.

Mucho más que pan

Además de pan, las panificadoras pueden elaborar diversas recetas, como dulces y postres. Asimismo, algunos modelos disponen de programas alternativos que pueden crear mermeladas caseras al permitir confitar fruta.

De esta manera, puedes hacer bizcochos, roscón de reyes o hasta brownies para aprovechar todas las bondades de una panificadora.

¿Cuáles son las mejores panificadoras que puedes comprar ahora mismo?

Tanto los modelos de Panasonic como los de Moulinex, Imetec y el de Silvercrest te ofrecen un resultado bastante interesante. De entre todos los disponibles ahora mismo, destacan por calidad/precio:

Otros artículos interesantes:

Cómo elegir el pan más saludable, según una experta nutricionista

Mercadona ha desatado el enfado de sus clientes por la polémica que rodea a su pan integral

Vicky Foods quiere distribuir su pan de molde en Mercadona y competir contra Bimbo

Te recomendamos