Esto es lo que debes hacer si te clavas una astilla en la piel

astilla pequeña

Getty Images

¿Qué tienen en común montar un mueble de madera, tirarle un palo a tu perro o hacer un picnic en el parque? Que en todas esas situaciones puedes clavarte una astilla. 

Por supuesto, no siempre que te clavas una tiene que ser de madera, de hecho, en Medline Plus, definen astilla como "un delgado pedazo de material, como vidrio, madera o metal, que se incrusta justo por debajo de la capa superior de la piel".

6 técnicas de primeros auxilios que te pueden salvar durante una emergencia si estás solo

Si ya te ha pasado, sabrás que es una situación incómoda y que a veces, extraer ese material incrustado se dificulta, en ocasiones tanto que ni siquiera puedes sacarla y necesitas la ayuda de un profesional. 

Para intentar evitar llegar a este extremo a continuación puedes ver qué hay que hacer si te clavas una astilla paso a paso: 

Qué hacer si te clavas una astilla

Lo primero que debes saber, es que aunque arda, sientas picor o dolor, no debes ni soplar ni frotar la zona para evitar que se ensucie o, en el caso de frotar, para que no se meta más dentro.

  • El primer paso si te clavas una astilla será lavarse bien las manos con agua y jabón. 
  • Si la astilla está en una capa muy superficial y ves la punta, utiliza unas pinzas (con unas de depilar bastaría) para extraerla. 
  • Debes tirar de ella en la misma posición en la que entró para no entorpecer su camino y conseguir que salga entera. 

Si la astilla se ha clavado demasiado, ha llegado a una capa un poco más profunda o, aunque es superficial no tiene suficiente parte fuera como para ser cogida por las pinzas, necesitarás un alfiler. 

  • Debes esterilizarlo y la manera más sencilla de hacerlo es o bien metiéndolo en alcohol durante unos minutos, o quemando la punta con un mechero. 
  • Recuerda que siempre debes tener las manos limpias antes de proceder a la extracción.
  • Con la punta del alfiler intenta ir quitando la piel que esta sobre la astilla y, con la punta del mismo, ayúdate para sacarla hacia arriba (el movimiento es como si hicieras una pequeña palanca).
  • Si no sale por si sola, una vez la punta de la astilla esté visible y accesible, puedes sacarla con las pinzas.
  • Una vez que la astilla esté fuera vuelve a lavarte las manos con agua y jabón por precaución y, sobre todo, por la herida que se habrá creado. 
  • Seca con una toalla o gasa a golpecitos, sin frotar. 
  • Después pon un poco de crema antibiótica si consideras que se ha creado una herida considerable y pon un vendaje o tirita encima para evitar el contacto mientras se cierra la herida, así evitaras que se infecte. 
  • Si fuera muy pequeña, no te preocupes, puedes dejarla al aire libre. 

Si tienes inflamación, pus o no consigues sacar la astilla por ti mismo acude al médico para que pueda ayudarte un profesional. En Medline Plus, advierten de que si la astilla está en el ojo o cerca, siempre debes acudir al médico. 

Otros artículos interesantes:

6 técnicas de primeros auxilios que te pueden salvar durante una emergencia si estás solo

Cómo quitar cicatrices: los mejores tratamientos para borrarlas

Cómo curar una quemadura con ampolla: lo que debes hacer y lo que resulta peligroso

Te recomendamos