Un estudio destapa los efectos invisibles de la deforestación: alteración del viento, ciclos de agua cambiantes y nubes que enfrían menos

Deforestación de madera para la creación de productos
Deforestación de madera para la creación de productos

Getty Images

La deforestación continúa asolando el planeta. Un informe reciente de WWF revela que en los últimos 13 años, más de 43 millones de hectáreas de bosque han sido devastadas en los 24 puntos más críticos del mundo, un área del tamaño de California.

Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista Frontiers in Forest and Global Change revela cuáles son los efectos nocivos de la deforestacion al margen de la cantidad de CO₂ que pasa a la atmósfera cuando los bosques se pierden, ya que son grandes sumideros de carbono. 

Además de contribuir al cambio climático, la pérdida de masa forestal cambia un amplio abanico de factores biofísicos, incluidos el albedo, los patrones de viento y la distribución local del calor, la composición de las nubes y los ciclos del agua.

Uno de los efectos más destacados es que la disminución de los bosques afecta a la distribución del calor. Las copas de los árboles altos alejan el calor de la superficie y lo distribuyen más arriba en la atmósfera, provocando que se disperse. 

La banca europea se hace de oro con la deforestación: gana 400 millones de euros anuales en contratos con empresas vinculadas a la tala

“Es importante mantener el calor lejos del suelo, porque vivimos aquí”, destaca en el comunicado Deborah Lawrence, autora principal del artículo y profesora de la Universidad de Virginia. “Los aumentos de temperatura se miden a nivel del suelo”.

Los ciclos hidrológicos regionales también se ven alterados por la pérdida de bosque. "Una vez que cortas los árboles, quitas la bomba que transfiere el agua de la superficie a la atmósfera, lo que afecta la lluvia a favor del viento", anota por su parte Louis Verchot, científico principal de Alliance of Bioversity International y CIAT con sede en Cali (Colombia).

Con la deforestación también cambia la formación de las nubes, ya que los bosques son una fuente crucial de compuestos orgánicos volátiles biogénicos, responsables de aumentar la concentración de gotas de agua en las nubes. Gracias a ellos son más brillantes y reflejan más energía hacia el espacio.  

 “Solíamos pensar que los efectos biofísicos se compensaban entre sí, pero ahora sabemos que la eliminación de los bosques reduce en gran medida los efectos de enfriamiento de las nubes”, dijo.

Los investigadores hacen hincapié en la importancia de que los formuladores de políticas climáticas aboguen por prevenir la deforestación, no solo desde una perspectiva ambiental, sino también de seguridad económica.  

“Si estamos buscando beneficios climáticos agregados, tanto locales como globales, entonces deberíamos trabajar muy duro para hacer crecer y mantener los bosques en los trópicos y tratar de administrar de manera sostenible los bosques fuera de los trópicos”, explica Lawrence.

Otros artículos interesantes:

El aceite de palma es uno de los más consumidos y una de las principales causas de la deforestación mundial: por qué sigue siendo tan barato y accesible pese a su impacto

19 bosques preciosos de todo el mundo que deberías visitar alguna vez en tu vida

Peperoni, mozzarella y rocas de lava: así es la increíble pizza volcánica a más de 1.000 grados que puedes comer a los pies del volcán Pacayá de Guatemala

Te recomendamos