Pasar al contenido principal

El aceite de palma es uno de los más consumidos y una de las principales causas de la deforestación mundial: por qué sigue siendo tan barato y accesible pese a su impacto

  • El aceite de palma es el aceite vegetal más consumido del planeta.
  • Su uso se ha vuelto controversial a medida que grandes áreas de bosques lluviosos han sido destruidas o quemadas para dejar paso a las plantaciones de palma.
  • La popularidad del aceite de palma sostenible está aumentando, y se ha generado toda una serie de asociaciones cuyo objetivo se centra en certificar el 19% del aceite de palma producido en todo el mundo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: El aceite de palma es un producto y omnipresente. Se utiliza en miles de productos cotidianos y es el aceite vegetal más consumido del planeta. Puedes obtener un kilo de aceite de palma por solo 2$. Pero su uso se ha vuelto controversial, ya que se han talado o quemado grandes áreas de bosques lluviosos tropicales para hacer espacio a las plantaciones de palma. Entonces, ¿por qué este aceite sigue siendo tan barato y tan accesible?

El aceite de palma está en todo. Desde el chocolate hasta el pan, pasando por los fideos instantáneos o el champú.  Y sin ni siquiera pensar en ello, a nivel mundial cada uno consume, de media, 8 kilos de aceite de palma cada año. Pero incluso si miras bien en los ingredientes de algún producto, es posible que no seas capaz de detectarlo, porque, en la etiqueta podría aparecer como cualquiera de estos:

Vegetable oil, vegetable fat, palm kernel, palm kernel oil, palm fruit oil, palmate, palmitate, palmolein, glyceryl, stearate, stearic acid, elaeis guineensis, palmitic acid, palm stearine, palmitoyl oxostearamide, palmitoyl tetrapeptide-3, sodium laureth sulfate, sodium lauryl sulfate, sodium kernelate, sodium palm kernelate, sodium lauryl lactylate/sulphate, hydrated palm glycerides, etyl palmitate, octyl palmitate, palmityl alcohol.

En la actualidad, Indonesia y Malasia representan el 85% de la producción total del aceite de palma, pero las especies de palma aceitera utilizadas son originarias de África Occidental. Los árboles fueron introducidos en Malasia en 1875, pero durante 100 años, algo no iba del todo bien. Durante años, las flores eran polinizadas a mano, requiriendo cientos de trabajadores y limitando la eficiencia.  Hasta que, en 1981, introdujeron el gorgojo cigarrón de palma africana. Estos pequeños escarabajos polinizaron las plantas sin necesidad del trabajo extra de los humanos y, de repente, la producción de aceite de palma se disparó. Desde entonces, la popularidad del aceite de palma no ha hecho más que aumentar. La demanda se disparó de nuevo durante los años 90, al tiempo que las empresas ya se daban cuenta de las repercusiones negativas para la salud por las grasas trans que se encuentran en muchos de los productos procesados y los reemplazaron por aceite de palma. 

Y a medida que aumentaron los alimentos ultra-procesados, también lo hizo el uso del aceite de palma. Pero este increíble aumento tuvo un coste. La rápida expansión de las plantaciones de aceite de palma ha llevado a la destrucción de enormes hectáreas de selva tropical, creando peligrosas emisiones de CO2 y destruyendo los pocos hábitats de especies ya en peligro de extinción. 

Dan Strechay, RSPO: Es extremadamente barato, es estable y tiene propiedades conservantes naturales. Es un aceite vegetal realmente bueno, pero el hecho es que ha sido cultivado de una manera que ha causado mucho daño ambiental y también ha impactado a las comunidades de trabajadores que han sido empleados para cosechar el material.

Narrador: Viendo la devastación causada, tu primer instinto sería acabar con el aceite de palma de una vez. Pero buscar una alternativa podría empeorar las cosas. El aceite de palma es tan eficiente que el uso de un aceite alternativo requeriría hasta 10 veces más terrenos para su crecimiento. Esta eficiencia es la razón principal por la que el aceite es tan barato. Las palmeras oleaginosas son siempre verdes y perennes, producen aceite durante todo el año y pueden crecer tranquilamente en suelos en los que muchas plantas no podrían. ONGs y empresas de todo el mundo crearon la ONG The Rounbtable on Sustainable Palm Oil en 2004 para crear una serie de criterios para el cultivo sostenible de este árbol. Pero es solo desde 2018 que la Roundtable ha adoptado el enfoque de las reservas de carbono, un sistema que ayuda a identificar áreas valiosas en los bosques y mantiene el aceite de palma libre de deforestaciones. 

Leer más: 17 alimentos que debes tomar para que tu cerebro se mantenga en forma, según la ciencia

Strechay: El hecho es que solo es una planta. Es el cómo y el dónde lo hemos hecho y cómo lo hemos cultivado lo que ha causado el problema, pero significa que es un problema humano. Nosotros creamos el problema. Esto significa que también tenemos la capacidad de resolver el problema, de solucionarlo.

Narrador: Arreglar este problema no va a ser fácil, sin embargo…

Joss Lyon-White: Existen numerosas barreras para las empresas que están intentando implementar los compromisos de deforestación cero. Uno de ellos es el hecho de que tienen cadenas de suministros muy complejas, y es difícil saber exactamente de dónde proviene el aceite de palma. Otra es que hay diferentes niveles de apoyo gubernamental en las diferentes regiones en las que se produce el aceite de palma. Y el grado de apoyo del gobierno juega un papel muy importante en la medida en la que una empresa pueda producir sin deforestación, por razones complejas. 

Narrador: Entonces, ¿estamos haciendo lo suficiente? El Roundtable certifica ahora alrededor del 19% del aceite del palma de todo el mundo, pero llegar hasta este punto ha sido un proceso largo y lento, y nos estamos quedando sin tiempo.  

Kristjan Jespersen: De forma crítica, el consumo mundial del aceite de palma aumentará invariablemente hasta 2050 a medida que nos acerquemos a los 9.600 millones de personas. 

Lyons-White: También hay que hablar del asentamiento de los grandes mercados, como China e India, donde hay mucho más énfasis en el precio que en el perfil de sostenibilidad del producto, y esto significa que si eres un fabricante, por ejemplo, y tratas de comprar aceite de palma y animar a tus productores para que aseguren que tu producción es “deforestación cero”, te enfrentas a un apalancamiento limitado porque siempre hay un mercado alternativo en el que pueden vender. Por lo tanto, la implementación de un compromiso de deforestación cero plantea estos desafíos, lo que significa que es algo difícil de lograr. 

Narrador: India, China e Indonesia representan ahora casi el 40% de todo el aceite de palma que se consume, y parece que el aceite e palma va a seguir siendo barato durante un tiempo, pero el coste para el planeta podría ser devastador. Pero el problema no es solo el aceite de palma. 

Joss Lyons-White: El aceite de palma todavía está muy verde en comparación en términos de su contribución a la deforestación. Palidece si lo comparamos al del ganado y los productos cárnicos, que según estimaciones, son responsables de alrededor del 70% de las tasas de deforestación tropical. 

Global Canopy publicó una lista de 500 empresas e instituciones financieras relacionadas con la deforestación tropical de soja, palma, ganado y madera. Solo la mitad de estas empresas han hecho de la deforestación cero un compromiso para 2020. Y ni una sola de estas compañías está cerca de alcanzar este objetivo. Global Canopy dice que, “a pesar de los compromisos que se han asumido, las pruebas demuestran que las tasas de deforestación impulsadas por los productos básicos no han disminuidos”, desde 2001. 

Dan Strechay: Ya sea palma, soja, carne o cuero, todos son ingredientes. Las empresas tienen la responsabilidad de no esperar a que el consumidor de el primer paso. Tienen la responsabilidad de hacerlo antes que el consumidor lo exija. Cualquier bosque se tala mientras nos enfrentamos a lo que muchos llamarían una crisis climática, y es demasiado. Así que lo que sabemos es que tenemos  que analizar muy detenidamente cómo consumimos las cosas, por qué las consumimos, cómo lo obtenemos y cómo cultivamos materiales como el aceite de palma, la soja o el algodón. 

Y además