Nueva guerra laboral en Inditex: los dependientes de todas sus tiendas de La Coruña, corazón del gigante textil, se manifestarán para exigir un "sueldo digno"

Mujer limpia en una tienda de Inditex

Reuters

  • Los trabajadores de todas cadenas de Inditex en la provincia de La Coruña, corazón de la multinacional, se manifestarán el domingo 6 de noviembre. 
  • La principal reclamación de estos más de 1.000 trabajadores es la de lograr un salario equiparado al resto de trabajadores de la compañía.
  • "El trabajador más antiguo de la provincia cobra 1.200 euros tras más de 25 años en la empresa", denuncian desde la Cig, el sindicato mayoritario en Galicia. 

Nuevo Incendio laboral en Inditex: los trabajadores de todas las cadenas del grupo de la provincia de La Coruña, corazón de la multinacional que tiene su sede en Arteixo, se manifestarán mañana, domingo 6 de noviembre, para exigir "condiciones sociales y salariales dignas", según ha anunciado la sección sindical de la Cig.

Así, y si nada lo remedia, a las 12:00 de la mañana más de 1.000 trabajadores de cerca de 40 tiendas, recorrerán la ciudad gallega atravesando puntos emblemáticos de esta. 

Entre estos enclaves, se encuentra Plaza de Lugo, una de las arterias comerciales y donde a escasos metros confluyen una de las tiendas más importantes del grupo textil: el Zara de la Calle Compostela, uno de los pioneros en testar cada novedad del grupo como Zara Beauty.

También es simbólica la zona donde finalizará la concentración de las "niñas"–como se llama dentro del grupo a las dependientas–. Esta acabará en zona del muelle, frente a la vivienda donde reside Amancio Ortega

En lo que respecta al conflicto, este radica, según apuntan fuentes sindicales, entre otros puntos, en el agravio comparativo que año a año dicen se ha ampliado entre los trabajadores de otros ejes de la empresa, como son los empleados de almacén o fábricas. 

¿Cómo son los salarios de los dependientes de Zara?

zara

De acuerdo al estado de Información no financiera del grupo, el salario promedio–considerando el fijo más el variable:compuesto por comisión y bonus–, de sus especialistas, escala profesional que engloba a sus dependientes, se sitúa en 20.875 euros, tras crecer un 0,5%, respecto a 2020. 

El germen del conflicto nace, precisamente, en que en este sueldo confluyen diferentes coyunturas que hacen variarlo de forma notable. 

El salario medio de un dependiente, la mayoría a jornada parcial, se mueve ente los 900 y 1.000 euros mensuales, explican estas fuentes. Cabe precisar que el 56% de los trabajadores del grupo lo hacen bajo este tipo de contrato. 

De Inditex a Tempe, la historia de una simbiosis perfecta que vive sus horas más bajas: fuga de trabajadores y una estructura "anquilosada" en el principal proveedor de calzado de Zara

Pero la situación se agudiza cuando se baja el foco a los trabajadores con más antigüedad, en su mayoría con jornadas de 40 horas semanales: "El trabajador más antiguo de la provincia cobra 1.200 euros tras más de 25 años en la empresa", sostienen.

El salario para este perfil se mueve siempre entre los 1.200 y 1.300 euros, según cifras de las mismas fuentes. Eso sí, teniendo en cuenta los perfiles con condiciones más favorables, ya que este varía dependiendo de las comisiones y bonus que se consigan en el mes.

Para los sindicatos este no es el único problema. El agravio comparativo frente a los trabajadores con la misma posición es un "hecho palpable". "Un mozo de almacén–ubicado en la misma escala profesional– gana más del doble que estos trabajadores".

"No quieren cobrar como un directivo, reclaman un salario digno y equiparado al de sus compañeros de la misma escala profesional. La situación es insostenible" , denuncian.

¿Qué propone Inditex?

Marta Ortega, presidenta de Inditex.

En todas las cadenas, y esto es un punto diferenciador con el resto de España, hay, desde 2016, un marco laboral común para igualar las condiciones de todos los trabajadores de tienda de Galicia. 

La negativa del grupo textil a volverlo a negociar a nivel provincial ha desembocado en este nuevo conflicto laboral. 

No obstante, Inditex sí se ha abierto a las negociaciones, pero sus trabajadores, apunta la Cig, consideran "insuficiente" la propuesta de aumentos que la compañía ha puesto encima de la mesa. 

La empresa propone una subida de 100 euros mensuales y la fuerzas sindicales reclaman un alza de entre 400 y 500 euros para, explican, igualar el salario con el resto de sus compañeros. 

Además, el sindicato, el mayoritario en Galicia, subraya que el grupo mantiene su negativa a aplicar a estos empleados las mejoras sociales de las que sí disfruta el resto de la plantilla, como son las ayudas para el cuidado de la familia y para la compra de libros o el bono comida.

No es un fuego nuevo, pero sí el de magnitudes mayores

De hecho, no es la primera vez que las condiciones laborales entre, incluso, las plantillas dedicadas al mismo servicio entran en guerra con la multinacional textil. Es el caso de Plataforma Europa, el centro logístico que mueve más 400 millones de prendas de la colección de Zara Mujer. 

Sus 1.700 trabajadores llevaron a cabo los primeros paros de su historia por las condiciones laborales desiguales respecto a las de su centro gemelo, ubicado en Galicia, donde Inditex tiene su sede. 

Ahora, el germen tiene los mismos tintes, pero su repercusión puede ser mayor debido a la robustez que engloba esta división. A nivel mundial, son 143.592 personas o, lo que es lo mismo, el 87% de su fuerza laboral del grupo, las que centran su actividad a las tiendas.

 Pese a que Inditex no desglosa cuántos trabajadores en España lo hacen en sus tiendas, sí explica que su plantilla en el mercado doméstico se eleva a las 14.704, al tiempo que sus tiendas se sitúa en 1.267. 

"Lo que pasa aquí es distinto a lo que pasa con el resto de España. Básicamente, porque Inditex es La Coruña", precisan estas fuentes para explicar que el germen surgido aquí es fácilmente replicable en el resto de España y eso, sostienen, cristalizaría para Inditex en un problema de mayor alcance. 

Otros artículos interesantes:

Inditex vende su negocio en Rusia aunque deja la puerta abierta a reabrir sus más de 500 tiendas con franquicias si se dieran "nuevas circunstancias"

La otra cara de los resultados de Inditex: el aumento del nivel de inventario aprieta las tuercas de su joya logística y anticipa un cambio de modelo

Amazon falsificó las temperaturas en un almacén para no cerrar por el calor, revela un documento de sus trabajadores

Te recomendamos