Pasar al contenido principal

Los futbolistas profesionales también tienen derecho a finiquito, según una nueva sentencia del Tribunal Supremo

Messi, en un entrenamiento con la Selección argentina.
Messi, en un entrenamiento con la Selección argentina. REUTERS/Agustin Marcarian
  • Una sentencia del Supremo fija doctrina para los jugadores de fútbol profesional: tienen derecho a finiquito.
  • El caso implica a un exfutbolista del Getafe, del Rayo o del Alcorcón, Sergio Mora.
  • Pedía una indemnización de más de 34.000 euros a uno de sus antiguos clubes.
  • Ya había una doctrina previa por el caso de un convenio colectivo en el mundo del ciclismo profesional.
  • Descubre otras historias en Business Insider España.

Los futbolistas profesionales también tienen derecho a finiquito, "por elevado que sean sus salarios". Son las conclusiones de una nueva sentencia del Tribunal Supremo.

El centrocampista Sergio Mora se retiró del fútbol profesional a mediados de 2018 tras una trayectoria que lo llevó a desempeñarse en clubes como el Rayo o el Getafe. Sin embargo, "su espinita clavada", según declaró a los medios, fue no haber logrado el ascenso a Primera con el Alcorcón.

Precisamente este club es con el que ha mantenido el litigio. Jugó para ellos seis temporadas —de 2009 a 2015— en Segunda División. Finalizó su relación laboral y marchó al Alavés. Mora reclamó una indemnización de 34.576 euros por fin de contrato.

En primera instancia, un juzgado de lo Social de Madrid rechazó la demanda del jugador al entender que había disfrutado de una carrera exitosa. La sala defendió que la indemnización solo procede con los deportistas de "resultados humildes", y no en los de "élite".

Leer más: Varios españoles entre los 13 futbolistas más ricos del mundo

Además, valoraba que aunque Mora no es un jugador con un sueldo millonario, sí estaba en mejor situación que algunos deportistas que juegan en Segunda División B o en categorías inferiores.

Pues bien, el Supremo ha revocado esa sentencia.

Los jugadores de fútbol y el Estatuto de los Trabajadores

El Alto Tribunal ve que hay "poderosas razones" para que las condiciones de los contratos comunes se extiendan "al ámbito de los deportistas con contato temporal".

La Sala de lo Social del Supremo defiende que el salario no aparece en ninguna norma que regule "los derechos frente a la empresa".

Por tanto, "cuando finaliza el contrato temporal de un futbolista, por elevado que sea su salario, se hace acreedor de la indemnización prevista en el Estatuto de los Trabajadores". En otras palabras: el finiquito de doce días por año trabajado —que puede variar según convenio—.

Esta sentencia refuerza la doctrina sobre el pago de indemnizaciones por finalización de contratos laborales a deportistas profesionales.

El magistrado Antonio V. Sempere ha sido ponente en este caso, y ha explicado que el nivel de ingresos solo se ha de tener en cuenta cuando se trata de acceder a prestaciones públicas, como la prestación por desempleo.

Leer más: Cuántos impuestos pagan de verdad los futbolistas

Sin embargo, en el caso de los derechos de los trabajadores frente a sus empleadores, la Ley laboral "no diferencia a quienes cobran salarios elevados" de quienes no.

El origen de la doctrina: un conflicto en el ciclismo

El Supremo ya fijó esta doctrina en 2014, cuando la Asociación de Equipos de Ciclismo Profesional se enfrentó en la Audiencia Nacional contra la Asociación de Ciclistas Profesionales.

Ambas entidades habían suscrito un convenio colectivo para los ciclistas que estipulaba el pago de un finiquito que contendría "lo que regule la legislación vigente". Sin embargo, los equipos no los pagaban.

El finiquito tiene como objetivo incentivar la contratación indefinida, y los equipos de ciclistas entendían que eso en el deporte profesional no se puede dar. La Audiencia Nacional falló a favor de los deportistas y el Supremo confirmó la sentencia.

Y además

Lo más popular