Pasar al contenido principal

Cuántos impuestos pagan de verdad los futbolistas

Leo Messi, durante un partido de Champions con el Barcelona
Leo Messi. Reuters
  • El salario medio en La Liga es de casi 2,5 millones de euros.
  • La ficha del futbolista tributa en el IRPF en su mayor parte.
  • Los derechos de imagen y su cesión a empresas, en el centro de las denuncias de Hacienda.

Tenemos la sensación de que los futbolistas pagan menos impuestos de los que deberían. Buena parte de la culpa se debe a los escándalos fiscales de algunas estrellas como Cristiano Ronaldo, Messi, Mascherano o Di María y los descubiertos por Football Leaks.

Dentro de estos escándalos hay que diferenciar entre los que implican el uso de paraísos fiscales y offshore para evitar el pago de impuestos y en los que existe una diferencia de criterios entre Hacienda y el futbolista tras el cambio de interpretación del fisco sobre los derechos de imagen.

Este es uno de los motivos por los que Xabi Alonso ha decidido ir a juicio y no pactar con Hacienda. Ahora entenderás por qué.

Los futbolistas pagan impuestos en el IRPF

La ficha de los futbolistas tributa en el IRPF, igual tu salario. La nómina que le paga el club tributa en la declaración de la renta y lo hacen siguiendo las tablas de IRPF, como cualquier otro ciudadano.

Tramos de IRPF 2019

Teniendo en cuenta que la ficha media del futbolista de primera división es de casi 2,5 millones de euros, según los datos del estudio de Global Sports Salaries Survey; lo normal es que alcancen el tramo máximo fiscal. Es decir, que su tipo marginal supere el 45% (otra cosa es el tipo medio, ya que el IRPF es un impuesto progresivo).

La única excepción en este punto son los futbolistas extranjeros, que pueden acogerse a la denominada Ley Beckham o Ley 35/2006, modificada en 2012. Gracias a ella los extranjeros que lleguen a España para trabajar con un contrato y no hubieran residido en el país los últimos 10 años podrán aplicar una reducción del tipo general de IRPF para dejarlo en el 24% (frente al máximo del 45% general).

Eso sí, esta medida sólo se aplica sobre los primeros 600.000 euros y sólo durante los primeros 5 años. Las cantidades que excedan esa cifra sí tributarán al 45%.

Los futbolistas tributan por los derechos de imagen

Si los futbolistas pagan impuestos en la renta como cualquier otra persona ¿De dónde viene toda la polémica sobre sus impuestos? La clave de buena parte de las actuaciones tiene a los derechos de imagen como protagonistas.

Los ingresos por derechos de imagen son importantísimos para las grandes estrellas e incluso todavía más para el futbolista medio. No en vano sus fichas no son tan elevadas y esos derechos de imagen son muy jugosos para completarla.

El primer problema con los derechos de imagen reside en la Ley 13/1996, que permite a los futbolistas cobrar hasta el 15% de su nómina a través de una sociedad en concepto de derechos de imagen. El exceso de esa cantidad, que también puede cobrarse mediante la sociedad, se imputa directamente al trabajador.

En este sentido, lo más habitual hoy en día es que el futbolista ceda la explotación de sus derechos de imagen a una empresa que, además, suele ser de su propiedad. Esa compañía, cuya única actividad suele ser la gestión de esos derechos, tributará por el impuesto de sociedades y después pagará al futbolista, que tributará por esos ingresos en el IRPF.

Una de las condiciones que deben cumplir de acuerdo al código de operaciones vinculadas (introducido en 1996), es que la cesión de esos derechos se realice a precio de mercado. Esa diferencia es lo primero que ha investigado Hacienda y el primer lugar en el que ha encontrado discrepancias.

El segundo tiene que ver con dónde está la empresa que gestiona esos derechos de imagen y cuál es su actividad real. Muchas de estas compañías radican en localizaciones tan dispares como Madeira, la Isla de Man, Bahamas o Suiza, por poner algunos ejemplos. Entiende Hacienda que los derechos de los jugadores deben tributar en España independientemente de la sociedades que los pague y que el uso de estos países tiene que ver única y exclusivamente con el fin de pagar menos impuestos de forma fraudulenta.

Además, amplía esa obligación a todos los ingresos del futbolista, sin importar el país del que procedan.

También tributan las primas y la prima del agente

Además de su salario y los derechos de imagen, los impuestos de los futbolistas también afectan a sus dietas y primas. En términos generales, éstas tributan como las de cualquier otro trabajador.

No ocurre lo mismo con las primas, que pueden tributar de forma diferente según donde se obtengan. Para que lo entiendas mejor, Hacienda permitiría pagar en Reino Unido las primas de la Eurocopa 2020 al entender que se trata de un ingreso obtenido efectivamente en el extranjero.

Y tampoco con las primas y comisiones de los agentes. Hasta 2017 los clubes se hacían cargo de las primas de fichaje de los agentes.

Sin embargo, un cambio de criterio de Hacienda con sanciones incluidas hacia los clubes ha hecho que la situación hoy sea diferente. La Agencia Tributaria considera que las comisiones a los representantes forman parte del salario de los futbolistas, ya que el representante no ofrece ningún servicio al club. La traducción es que en lugar de tributar al 21%, ahora lo hacen a un 45%, como si fuese parte del salario.

Lo que ya no pagan los jugadores son el abono de las cláusulas de rescisión. Con el actual sistema, es el jugador quien abona la cláusula por sus derechos federativos, aunque es el club quien paga. Hacienda entiende que ese pago del club debe tributar como una ganancia patrimonial, pero después permite imputar como una pérdida patrimonial el pago de esa cantidad. Es decir, la operación al final suma cero y el futbolista no paga impuestos por ese dinero a efectos reales .

Y además