Descubren que el colesterol alto otorga "superpoderes" a las células del cáncer de mama para la metástasis

Cáncer de mama

Getty Images

  • Un nuevo estudio publicado por el Instituto del Cáncer de Duke desentraña cómo el colesterol alto afecta al crecimiento de las metástasis.
  • La investigación identifica los mecanismos tras el fenómeno y describe cómo las células del cáncer de mama utilizan el colesterol para desarrollar tolerancia al estrés. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Nuevos pasos en la investigación de la relación entre el colesterol y la metástasis.

Hasta ahora se sabía que tener un nivel alto de colesterol se asocia con mayor riesgo de cáncer de mama y peor resultado en la gran mayoría de los tipos de cáncer, pero la ciencia no había desentrañado hasta ahora esta compleja relación. 

El Instituto del Cáncer de Duke ha podido identificar este proceso y analizar los mecanismos en un estudio publicado en la revista Nature. 

La investigación señala cómo las células de cáncer de mama se sirven del colesterol para desarrollar tolerancia al estrés, haciéndolas inmunes a la muerte cuando migran desde el sitio del tumor original.

Dicho de otro modo, la mayoría de células cancerosas mueren al hacer metástasis, pero el colesterol es clave para que aquellas que se salvan superen el mecanismo de muerte inducido por el estrés de la célula.

El autor principal de la investigación, Donald P. McDonnell, y su equipo, se ampararon en un estudio previo realizado por ellos que también halló relación entre el colesterol alto y los cánceres ginecológicos y de mama con estrógeno positivo. 

En aquella ocasión se determinó que los cánceres alimentados por el estrógeno se beneficiaron de los derivados del colesterol que actúan como la hormona, avivando el crecimiento y la expansión del cáncer. 

El hallazgo no fue sorprendente, ya que ciertos metabolitos del colesterol actúan de manera similar al estrógeno. Sin embargo, también se detectó una asociación entre el colesterol alto y los peores resultados de la enfermedad en pacientes con cánceres de mama negativos al estrógeno. 

La reciente investigación se propuso comprender mejor qué mecanismo vincula el colesterol con las células cancerosas que no son sensibles al estrógeno, y estos han sido sus resultados. 

El colesterol otorga "superpoderes" a las células cancerosas que sobreviven

Cáncer

Getty Images

En el estudio actual, que empleó de células cancerosas y modelos en ratones, averiguaron que las células cancerosas que migran devoran el colesterol en respuesta al estrés. La mayoría muere, pero las que sobreviven tienen un "superpoder" para resistir la ferroptosis (el proceso por el que sucumben al estrés). 

Las células cancerosas impermeables al estrés proliferan y después y provocan metástasis con mayor facilidad.

Un dato interesante es que este mecanismo no parece ser utilizado no solo por células de cáncer de mama ER negativas, sino también por otros tipos de tumores, como el melanoma.

El descubrimiento permitirá ahonda en terapias en desarrollo que inhiben la vía descrita. 

Según New Atlas, estos hallazgos deberán ser confirmados en sujetos humanos, pero varios estudios observacionales previos han observado tasas de supervivencia más altas en pacientes con cáncer de mama que toman estatinas, medicamentos usados para bajar el colesterol. 

Por el momento, los investigadores no saben si las estatinas disponibles son el fármaco idóneo para atacar de forma específica a este nuevo mecanismo. También se estudian inhibidores para la enzima GPX4 o el bloqueo de la conversión metabólica del colesterol en 27HC.

"Es importante destacar que estos hallazgos destacan una vez más por qué reducir el colesterol, ya sea mediante el uso de medicamentos o mediante modificaciones en la dieta, es una buena idea para una mejor salud", señala McDowell.

En la actualidad, y según datos de la Organización Mundial de la Salud actualizados a 26 de marzo de 2021, el cáncer de mama sigue siendo el tipo de cáncer más común en las mujeres, con más de 2,2 millones de casos registrados en 2020.

Se calcula que una de cada 12 mujeres enfermarán de cáncer de mama a lo largo de su vida, siendo la principal causa de mortalidad en las mujeres. El año pasado fallecieron 685 000 mujeres a causa de la enfermedad. La mayor parte de casos se producen en países de ingresos bajos y medianos. 

En España, los tumores con mayor incidencia en España en mujeres son el de mama (28,7%), el colorrectal (12,6%) y el de pulmón (6%), según el último informe publicado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) en 2018. 

Otros artículos interesantes:

Noni, la desconocida fruta tropical que reduce el colesterol, adelgaza y previene enfermedades

Investigadores españoles dan con una proteína clave para la metástasis del cáncer de mama y abren la puerta a nuevas terapias

Investigadores hallan el denominador común para todos los tipos de cáncer

Te recomendamos

Y además