Los despidos en Goldman Sachs, contados desde dentro: "Cada 10 minutos se oía que iban a despedir a alguien"

Hayley Cuccinello,
Carter Johnson,
David Solomon, CEO de Goldman Sachs.
David Solomon, CEO de Goldman Sachs.

Michael Kovac/Getty

  • Goldman Sachs ha despedido a muchos empleados, desde Nueva York hasta Dallas, entre el martes y el miércoles de esta semana.
  • Los departamentos de banca minorista se han visto especialmente afectados, con cientos de despidos solo en la división de préstamos. "Cada 10 minutos oía que iban a despedir a alguien", afirma un trabajador.

Goldman Sachs ha iniciado su peor ronda de despidos de la última década esta semana. Decenas de empleados que han perdido su trabajo han decidido compartir su situación en las redes sociales. A través de sus perfiles, lamentan la pérdida y buscan un nuevo empleo.

Los despidos, que comenzaron el martes y continuaron el miércoles, dejarán sin trabajo a 3.200 personas de la plantilla de Goldman, el 6,5% del total. Se han eliminado puestos desde Dallas a Nueva York, así como en Salt Lake City y Chicago, según publicaciones de LinkedIn y fuentes cercanas a la empresa.

Estos recortes afectan a un amplio grupo de departamentos, desde banca de inversión a recursos humanos y tecnología, así como a la problemática división de banca minorista, codirigida hasta este año por Stephanie Cohen y Tucker York.

La decisión llega en un momento en que el principal negocio de Wall Street, la cobertura de acciones y bonos y el asesoramiento en fusiones y adquisiciones, está de capa caída, lo que ha afectado a los ingresos. 

Goldman, que presentará sus resultados del cuarto trimestre la semana que viene, enfrenta el problema añadido de haber perdido miles de millones en su experimento de banca minorista. Esta división, que no ha dado los frutos esperados, se ha visto especialmente afectada por los despidos del miércoles, según explican algunos empleados.

Fuentes internas de Goldman indican que los despidos han afectado a cientos de empleados del departamento de préstamos al consumo. Otros equipos de banca minorista que han sufrido recortes han sido los de marketing y depósitos. "Mi equipo tenía 25 empleados y han despedido a 10, todos de puestos inferiores al de vicepresidente", cuenta un trabajador de la banca minorista despedido.

"Hemos escuchado decir que hoy era el día del juicio final y que empezaríamos a escuchar recortes por la mañana. Cada 10 minutos se oía que iban a despedir a alguien", añade.

Los bancos luchan como locos por atraer talento tecnológico, pero los obstáculos culturales los frenan, según los expertos.

Tony Fratto, portavoz de Goldman Sachs, ha dicho lo siguiente: "Sabemos que es un momento difícil para la gente que deja la empresa. Agradecemos la contribución de todos nuestros empleados y les ofrecemos apoyo para facilitar su transición. Nuestro objetivo ahora es dimensionar adecuadamente la compañía para las oportunidades que nos esperan en un entorno macroeconómico difícil". 

Una mujer que salía el miércoles por la mañana de la sede de Goldman (en el 200 de West Street, Nueva York), cuenta que también ha sido despedida de la banca minorista, y que no le sorprendía. Sin embargo, se mostró contrariada por no haber recibido bonificación a pesar de lo agitado que ha sido el año.

"He trabajado un montón de horas", afirma la mujer, que no ha querido revelar su nombre. "Es un entorno muy agitado y exigente. Puede que el despido sea algo bueno", añade.

Reduciendo duplicidades

Empleados llegando a trabajar a la sede mundial de Goldman Sachs en Nueva York.
Empleados llegando a trabajar a la sede mundial de Goldman Sachs en Nueva York.

David S. Holloway / Getty Images

Es la segunda vez que Goldman recorta personal en los últimos meses, después de haberlo hecho durante la pandemia para afrontar el auge de las fusiones y adquisiciones, las OPV y las SPAC.

Los primeros recortes, sin embargo, se enfocaron exclusivamente en los empleados de bajo rendimiento según el proceso de revisión anual de Goldman, que se reanudó este año tras el paréntesis de la pandemia. 

La última ronda de despidos se ha dirigido a algunos de estos trabajadores, pero también a reducir los abultados gastos de la empresa para llevar a cabo una reestructuración presentada por el CEO, David Solomon, en el tercer trimestre, según una fuente cercana al asunto. 

Una vicepresidenta de Goldman despedida el miércoles se declara un poco sorprendida por encontrarse entre los despedidos. "Tuve una gran evaluación anual, así que no me lo esperaba", comenta a Business Insider

La vicepresidenta despedida dice que se enteró de la noticia por un correo electrónico de su responsable en el que le decía que "tenían que hablar". A través de Zoom, el director general le habló de la reducción de plantilla, el ahorro de costes y la eliminación de duplicidades a través de la fusión de departamentos.

Cuenta también que el banco ofrecía a los trabajadores despedidos un mínimo de 60 días de indemnización, con una paga extra basada por los años trabajados. Otros también han comentado que habían recibido ofertas de indemnización de entre 2 y 3 meses.   

 

Solomon se encuentra bajo presión para reducir costes antes del segundo día del inversor del banco, previsto para finales de febrero. La plantilla ha crecido mucho en los últimos años, hasta alcanzar las 49.100 personas a finales de septiembre, un 34% más que en 2018, cuando Solomon asumió el cargo de CEO.

Además de despedir personal, el banco está llevando a cabo la mayor reducción de costes desde la crisis financiera, revisando incluso sus jets privados, según Financial Times.

Las primas, que se comunicarán a los empleados la semana que viene, también se reducirán de forma generalizada, incluyendo las de algunos equipos de alto rendimiento. Como ya informó Business Insider, la reducción de las primas, unida a los despidos, ha calentado el ambiente en el banco y ha hecho que algunos trabajadores se preparen para abandonar la entidad.    

En palabras de un vicepresidente que ha sido despedido: "Había mucha ansiedad y trabajo pendiente. La moral estaba por los suelos. Debería haberse hecho con más calma, no una semana antes de cobrar las primas".

El empleado de banca minorista despedido también se queja de cómo se comunicaron los despidos, convirtiéndolos en un goteo constante de malas noticias que ha durado meses. Goldman anunció los planes de reestructuración en octubre, lo que redujo drásticamente las ambiciones de la banca minorista.

"Durante casi un mes hemos sabido que algo se avecinaba, pero no nos daban información. No supimos que pasaría algo así hasta que Solomon dio la noticia de los recortes en su mensaje de fin de año. Todos hemos estado en vilo. Parece el estereotipo de Goldman, pero es la pura realidad", indica el trabajador.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.