Los despidos de Spotify demuestran que a muchas empresas les espera una bomba de relojería en el mercado de deuda

George Glover,
Daniel Ek, CEO de Spotify.
Daniel Ek, CEO de Spotify.

DON EMMERT/AFP vía Getty Images

  • Spotify recortó el lunes 1.500 puestos de trabajo, alrededor del 17% de su plantilla.
  • El CEO, Daniel Ek, ha apuntado al aumento de los costes de refinanciación de la deuda como uno de los factores que han impulsado los despidos.
  • Es un recordatorio de la bomba de relojería que supone el mercado de deuda para muchas empresas, ya que los tipos de interés se han disparado en los últimos años.

Spotify cierra el año 2023 con un recorte de 1.500 puestos de trabajo, lo que supone alrededor del 17% de su plantilla total.

"El crecimiento económico se ha ralentizado drásticamente y el capital se ha encarecido", dijo el CEO Daniel Ek en un mensaje enviado a los empleados el lunes. "Spotify no es una excepción a estas realidades".

La referencia de Ek a una desaceleración del crecimiento refleja los temores bien establecidos del mundo corporativo de que habrá una recesión en 2024, a pesar de que el PIB de Estados Unidos ha desafiado las sombrías previsiones de Wall Street este año al expandirse a un ritmo más rápido de lo esperado.

Sus comentarios sobre el aumento de los costes de capital ponen de relieve una cuestión diferente, y deberían servir como recordatorio de una bomba de relojería en el mercado de deuda que podría causar estragos en el sector empresarial en los próximos años.

La deuda de Spotify

Más adelante en su carta a los empleados, Ek se refirió a la deuda que Spotify contrajo en febrero de 2021. El gigante del streaming recaudó capital por valor de 1.300 millones de dólares ofreciendo pagarés canjeables que vencerán en 2026.

"En 2020 y 2021, aprovechamos la oportunidad presentada por el capital de menor coste e invertimos significativamente en la expansión del equipo, la mejora del contenido, el marketing y los nuevos verticales", dijo. "Estas inversiones funcionaron en general, contribuyendo al aumento de la producción de Spotify y al sólido crecimiento de la plataforma este último año".

"Sin embargo, ahora nos encontramos en un entorno muy diferente", añadió Ek. "Y a pesar de nuestros esfuerzos por reducir costes este último año, nuestra estructura de costes para donde tenemos que estar sigue siendo demasiado grande."

En otras palabras, cuando Spotify contrajo esa deuda se estaba aprovechando de unos costes de endeudamiento históricamente bajos, ya que la Reserva Federal [igual que el BCE] había recortado los tipos de interés de referencia hasta casi cero en un intento de apuntalar la economía durante la pandemia de COVID-19.

Casi tres años después, la empresa se enfrenta a circunstancias diferentes, ya que los bancos centrales han subido los tipos (a entre el 4,5 y el 5,5%) en un intento de acabar con la inflación al rojo vivo.

Así que uno de los factores que impulsan los despidos de Spotify es su necesidad de reducir costes como parte de un esfuerzo para recaudar 1.300 millones de dólares en efectivo para pagar a sus acreedores. Si no consigue ese dinero, le resultará mucho más caro refinanciarse.

Ilustración caída empresarial

Quiebras e impagos

Spotify no es la única empresa que parece que podría quemarse con la campaña de endurecimiento de los bancos centrales.

Hasta 561 empresas estadounidenses se habían declarado en quiebra en 2023 a finales de octubre, según datos de S&P Global. El único año registrado en el que quebraron más empresas en los 10 primeros meses fue 2020, cuando el confinamiento global desencadenó un desplome bursátil y arrastró a la economía mundial a una recesión.

Mientras tanto, 127 empresas habían dejado de pagar sus deudas a finales de octubre, según otro informe de S&P Global, lo que supone un 13% más que la media de cinco años.

Todavía no hay indicios de que Spotify tenga que preocuparse por la quiebra o el impago. Sus acciones subieron alrededor de un 7% el lunes, en una señal de que Wall Street aprobaba los agresivos despidos de Ek.

Pero el último movimiento del gigante del streaming debería servir como recordatorio de que las agresivas subidas de tipos de interés probablemente dejen a una gran parte de las empresas preocupadas por la deuda.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.

Etiquetas: