La DGT advierte sobre un peligroso comportamiento en carretera que podrías estar cometiendo sin darte cuenta

Circulación de vehículos en carretera
PxHere

La Dirección General de Tráfico (DGT) publica de forma constante consejos y recomendaciones para circular de forma segura en carretera, así como campañas de concienciación, con el objetivo de evitar percances y accidentes a la hora de utilizar el vehículo.

Hay que recordar que los accidentes en carretera provocan en España algo más de 1000 muertes al año, según los datos que maneja la propia DGT, por lo que todas las medidas y advertencias resultan necesarias para poner fin a este problema.

El último aviso que ha publicado la DGT en sus redes sociales tiene que ver con el efecto manada, una práctica que pueden estar cometiendo conductores incluso sin darse cuenta, y que es peligrosa tanto para ellos como para el resto de vehículos.

El efecto manda consiste en aumentar la velocidad de la conducción cuando el resto de automóviles también lo hacen, aunque en realidad no necesites ir más rápido. Se trata de un acto que puedes hacer casi sin percatarte de ello, y que en muchas ocasiones provoca que se rebasen los límites establecidos.

El acelerador se pisa por inercia al contemplar que el resto de coches van más rápido, y entonces se pone en riesgo tanto el mismo conductor como el resto de vehículos que circulan cerca.

Leer más: Lo mejor y lo peor de Wible, el nuevo servicio de carsharing con coches híbridos enchufables disponible en Madrid

La DGT recomienda respetar los límites en todo momento y no dejarse llevar por la velocidad de otros conductores. También hace hincapié en que las sanciones por saltarse estas normas suponen entre 100 y 600 euros y perder varios puntos del carnet.

Además, este organismo también expone los riesgos de sobrepasar los límites marcados, señalando en un informe que la velocidad tiene influencia directa en la frecuencia y gravedad de los accidentes.

Tráfico apela a la responsabilidad de cada conductor, y explica que conducir a la velocidad máxima permitida puede ser también desaconsejable, aunque no se incumpla la norma. "Velocidad segura es aquella que asegura que, en caso de accidente, la probabilidad de lesiones a las personas implicadas no supere un determinado umbral", matiza.

Las velocidades seguras en este sentido serían de 30 kilómetros por hora en zonas de convivencia, de 50 kilómetros por hora en carreteras con intersecciones y de 70 kilómetros por hora en carreteras con riesgo de colisión frontal. Es importante tener en cuenta estas recomendaciones para no dejarse llevar por el efecto manada.

LEER TAMBIÉN: 30 coches eléctricos que llegarán a las carreteras en 2025

LEER TAMBIÉN: 12 falsos mitos del tráfico desmontados por la DGT

LEER TAMBIÉN: 5 factores que aumentan las posibilidades de que des positivo en un control de alcoholemia, según la DGT

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI

    Más:

  1. Seguridad vial
  2. Motor
  3. Coches
  4. Top