¿Leche de vaca o bebidas vegetales? Diferencias y variedades que debes beber según tu estilo de vida

Diferentes tipos de leche que puedes tomar

GettyImages

  • Business Insider preguntó a varios dietistas qué variedades de leche láctea o no láctea son las mejores para los diferentes estilos de vida.
  • La leche de vaca es una gran fuente de proteínas y calcio si puedes tolerar la lactosa. Mientras que las bebidas de guisantes, soja y cáñamo son más ricas en proteínas que otras alternativas vegetales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con tantas opciones diferentes, el tipo de leche que debes beber realmente se reduce a los beneficios para la salud que estés buscando, las limitaciones dietéticas que tienes y tus preferencias personales de sabor.

Business Insider habló con 4 nutricionistas sobre los posibles beneficios y desventajas de 10 tipos diferentes de leche láctea y no láctea.

Las principales diferencias entre la alergia y la intolerancia: aprende los síntomas de cada una para no confundirlas

Esto es lo que creen que deberías beber según tu dieta y estilo de vida.

La leche de vaca tiene muchos beneficios si puedes tolerar la lactosa y los lácteos

La leche de vaca está repleta de calcio y vitaminas.
La leche de vaca está repleta de calcio y vitaminas.

S_E/Shutterstock

La leche de vaca es una buena fuente de proteínas, vitaminas y minerales importantes, explica la dietista Lauren Smith.

Una taza proporciona alrededor de 8 gramos de proteína además de altas cantidades de calcio y vitamina D.

Pero, por supuesto, también contiene lactosa, por lo que si eres sensible a ella, lo mejor es que busques una alternativa.

La leche de almendras es una opción decente para quienes siguen la dieta cetogénica

La leche de almendras suele ser baja en grasas.
La leche de almendras suele ser baja en grasas.

Hollis Johnson

La leche de almendras no edulcorada es una excelente opción para cualquiera que siga una dieta baja en carbohidratos o cetogénica (keto), según Smith.

Por lo general, es baja en calorías, azúcar y grasa, y está fortificada con antioxidantes.

Sin embargo, la leche de almendras también es baja en proteínas.

La leche de avena te da un extra de fibra

La leche de avena es rica en carbohidratos.
La leche de avena es rica en carbohidratos.

Shutterstock

La leche de avena se ha convertido en una popular alternativa de origen vegetal.

Tiene un alto contenido de fibra y beta-glucano, —un tipo de fibra soluble que puede reducir el colesterol y ayudar en lasalud intestinal—, comenta Dahlia Marin, nutricionista centrada en la alimentación a base de plantas y cofundadora de Married to Health.

Sin embargo, la leche de avena es más alta en carbohidratos y azúcares naturales que la mayoría de las variedades de leche a base de frutos secos. 

La leche de proteína de guisante tiene un sabor suave y cremoso

guisantes
Rachael Gorjestani/Unplash

La leche de guisantes tiene tanta proteína como la leche de vaca y tiene una textura cremosa de la que a menudo carecen otras opciones no lácteas. También es bastante alta en potasio.

Pero disfrutar o no de la leche de guisantes, podría tener algo que ver con tus papilas gustativas. 

Como apuntó el dietista Matthew Ruscigno en Today's Dietitian, a veces tiene "un sabor a habas o hierba".

En términos de nutrientes, la leche de soja es el equivalente más cercano a la leche de vaca

La leche de soja es una buena opción después del entrenamiento.
La leche de soja es una buena opción después del entrenamiento.

Shutterstock

La leche de soja es el equivalente más cercano a la leche de vaca, afirma Sylvia North, dietista  con sede en Nueva Zelanda.

Tiene un alto contenido de proteínas, contiene aminoácidos esenciales y, a menudo, está fortificada con calcio para la salud ósea.

La leche de soja  es una buena opción para después del entrenamiento debido, por tanto, a su contenido protéico, remarca Smith. 

Contiene 8 gramos de proteína por taza  —lo mismo que la leche de vaca— y se considera un alimento saludable para el corazón para las personas con riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La leche de coco es una opción no láctea baja en calorías

Coconut milk is low in calories but high in fat.
Coconut milk is low in calories but high in fat.

Shutterstock

Para aquellos con alergias o sensibilidad a los frutos secos, la leche de coco es una excelente opción baja en calorías sin lactosa.

Tiene un alto contenido de MCT (triglicéridos de cadena media) que respaldan la función cerebral y generalmente está fortificada con calcio y vitamina D, relata la dietista Amanda Barnes.

Pero la leche de coco carece de proteínas y tiene un alto contenido de grasas y carbohidratos simples.

La leche de cáñamo es rica en nutrientes

Tiene un contenido destacado de omega-3.
Tiene un contenido destacado de omega-3.

Teri Virbickis/Shutterstock

La leche de cáñamo tiene más calorías que otras alternativas no lácteas, pero es rica en nutrientes.

Tiene un alto contenido de proteínas, vitaminas y minerales, así como ácidos grasos omega-3, que ayudan a la salud del cerebro y el corazón.

La leche de cáñamo también es una fuente completa de proteínas de origen vegetal, asegura Marin, porque contiene los 9 aminoácidos esenciales. 

La leche de nuez de macadamia tiene un sabor similar al de la leche de vaca

Es una de las bebidas vegetales más caras.
Es una de las bebidas vegetales más caras.

Shutterstock

Si está buscando una bebida vegetal que sepa a leche de vaca, la derivada de la nuez de macadamia podría ser su mejor opción, —siempre que no sea alérgico a éstas.

Aunque es un poco más cara que la mayoría de las otras variedades, tiene un sutil sabor a mantequilla y nuez.

También aporta un alto contenido de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón, según Marin.

La leche de arroz es buena para las personas con múltiples alergias

La leche de arroz puede elevar sus niveles de azúcar en sangre.
La leche de arroz puede elevar sus niveles de azúcar en sangre.

4kodiak/Getty Images

La leche de arroz es una buena opción para las personas con múltiples sensibilidades alimentarias, como las alérgicas a frutos secos, lácteos y soja.

Pero ofrece poco valor nutricional, ya que es principalmente almidón de arroz mezclado con agua, y puede elevar los niveles de azúcar en sangre, de acuerdo a Marin.

La leche de anacardo es una excelente alternativa baja en calorías y sin lactosa

La leche de anacardo es baja en hidratos.
La leche de anacardo es baja en hidratos.

iStock

La leche de anacardo es baja en calorías, carbohidratos y azúcar, y por lo general está fortificada con calcio y vitamina D. Sin embargo, las variedades disponibles en tiendas suelen ser bajas en proteínas.

Según Marin, es una buena opción para las personas con desequilibrios de azúcar en la sangre o cualquiera que busque una alternativa de leche baja en calorías.

Otros artículos interesantes:

Pronto podrás beber leche de patata, el último grito en bebidas vegetales que promete la huella de carbono más baja del mercado

En qué debes fijarte para escoger la bebida de soja más saludable

La leche de coco de Mercadona está de moda aunque puede no ser tan saludable como crees

Te recomendamos

Y además