Estados Unidos prevé negociar "muy pronto" un acuerdo comercial con Reino Unido después del Brexit

Larry Kudlow, el principal asesor económico del presidente de EE.UU. Donald Trump
Larry Kudlow, el principal asesor económico del presidente de EE.UU. Donald Trump
Reuters
  • Larry Kudlow, el principal asesor económico de Donald Trump, aseguró este lunes que EE.UU. prevé negociar "muy pronto" un acuerdo comercial con Reino Unido después del Brexit.
  • Kudlow destacó que viajará a Reino Unido a principios de 2020 con el asesor del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. Matthew Pottinger.
  • Trump aseguró en un tweet después de la victoria del primer ministro británico Boris Johnson en las elecciones que "ahora Reino Unido y EE.UU. serán libres de alcanzar un enorme acuerdo comercial tras el Brexit".
  • Sin embargo, el posible acuerdo comercial ha generado rechazo en Reino Unido por la intención de EE.UU. de que la sanidad británica forme parte de la negociación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras la mayoría absoluta que ha conseguido el Partido Conservador en las elecciones británicas de la semana pasada, el primer ministro Boris Johnson ya no depende de otros partidos para llevar a cabo sus políticas. Esto ha supuesto facilitar sus planes para el Brexit, aprobando una ley que impide ampliar su periodo de transición más allá de diciembre de 2020, y también ha reactivado las posibilidades de un futuro acuerdo comercial con EE.UU..

Así lo ha indicado este lunes Larry Kudlow, el principal asesor económico del presidente de EE.UU., Donald Trump, que ha asegurado a la prensa que Washington quiere empezar a trabajar próximamente en un acuerdo comercial con Reino Unido. "Estamos deseando un acuerdo comercial con el primer ministro Boris Johnson, probablemente empezaremos muy pronto", ha señalado Kudlow, según recoge Bloomberg.

Leer más: 5 fechas clave para entender qué va a ser del Brexit tras la victoria de Boris Johnson en las elecciones de Reino Unido

Además, el asesor económico de la Casa Blanca ha avanzado que viajará a Reino Unido a principios de 2020 con el asesor del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. Matthew Pottinger. Tras cerrar durante la semana pasada un principio de acuerdo con China y acordar con México y Canadá las enmiendas de su tratado, ahora EE.UU. parece centrarse en Reino Unido como nuevo frente comercial.

Por el lado británico, Boris Johnson mantuvo este lunes una conversación telefónica con Donald Trump, en la que se discutieron varios temas, incluyendo "la negociación de un ambicioso acuerdo de libre comercio", como ha reconocido el gabinete del primer ministro británico en un comunicado del que se ha hecho eco Bloomberg.

De hecho, Trump ya había mencionado el acuerdo el pasado viernes, en un tweet en el que felicitaba a Johnson por su victoria electoral. "Ahora Reino Unido y EE.UU. serán libres de alcanzar un enorme acuerdo comercial tras el Brexit. Este acuerdo tiene el potencial de ser mucho más grande y lucrativo que cualquier acuerdo que pudiesen haber firmado con la UE", aseguraba el presidente en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, la posibilidad de cerrar rápidamente un acuerdo comercial con EE.UU. podría estar más lejos de lo que parece, teniendo en cuenta que Reino Unido sigue negociando sus futuras relaciones comerciales con la UE en un calendario que el propio Johnson ha limitado hasta diciembre de 2020. Además, algunos elementos de la negociación con EE.UU. podrían socavar el apoyo con el que cuenta Johnson.

Leer más: Los estadounidenses han pagado 34.000 millones dólares de más en aranceles desde el inicio de la guerra comercial con China, según un estudio

Durante la campaña, la posibilidad de que el NHS, la sanidad pública británica, formase parte de la negociación de un tratado de libre comercio entre Londres y Washington generó una importante polémica. La cadena británica Channel 4 desveló que los precios que paga el NHS por las medicinas producidas en EE.UU. podría dispararse tras un acuerdo comercial y que este tema ya había sido debatido en reuniones secretas entre ambos gobiernos.

Boris Johnson ha asegurado recientemente que el NHS no formaría parte de la negociación y "no está a la venta, ni se privatizará ni se pondrá sobre la mesa de ninguna manera". El propio Trump se retractó también de las declaraciones que había hecho en junio, lo que podría indicar que ambas partes intentan salvar el acuerdo evitando sus elementos más polémicos.

Otros artículos interesantes:

Qué pasará ahora con Reino Unido y el Brexit después de que Boris Johnson haya conseguido la mayoría absoluta en las elecciones

Estados Unidos y China acuerdan que la primera fase de su tregua comercial suponga la retirada de aranceles

Te recomendamos

Y además